11 consejos para frenar las náuseas

Las náuseas son un problema muy común. Recopilamos algunas terapias caseras que pueden ayudar frente a ellas.
Mario Benedetti Arzuza

Escrito y verificado por el médico Mario Benedetti Arzuza.

Última actualización: 08 febrero, 2023

¿Es posible frenar las náuseas cuando experimentamos este malestar? Dicho síntoma, junto con la palidez, la debilidad, los mareos, y a veces gases, suele preceder al vómito.

En conjunto, cuando se presenta, propicia que la persona se sienta incapaz de realizar sus actividades de forma normal, teniendo que detener todo accionar hasta que pasa la sensación.

Además, tanto las náuseas como el vómito se encuentran entre los síntomas más desagradables que una persona puede experimentar. Por esta razón, de seguro te has preguntado de qué manera puedes frenar las náuseas. A continuación te lo contamos.

¿Por qué se presentan las náuseas?

Las náuseas se describen como una sensación de molestia que se experimenta en la garganta o a la altura del esófago, aunque el malestar proviene del estómago.

Suele preceder a la expulsión de los alimentos por la boca, de forma violenta y súbita. Aunque no siempre ocurre el vómito. Otros síntomas que se presentan son mareo, sudoración, piel fría, palidez y debilidad.

Tanto las náuseas como el vómito constituyen un mecanismo de defensa del organismo, para evitar daños en el estómago. Las causas de su aparición pueden ser muy variadas: desde una indigestión hasta una enfermedad. De acuerdo con los especialistas, algunas de ellas son las siguientes:

  • Efectos secundarios de medicamentos.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Alergias.
  • Apendicitis.
  • Embarazo.
  • Infecciones.
  • Obstrucción intestinal.

La mayoría de los episodios de este tipo se manifiestan con una intensidad leve y son transitorios. Menos comunes son las náuseas de naturaleza crónica, las cuales no siempre tienen una explicación clara. Algunos expertos consideran a estas últimas como una entidad clínica separada que aún no está catalogada en la literatura médica.

11 consejos para frenar las náuseas

Los siguientes consejos para frenar las náuseas se pueden aplicar en casos puntuales, de intensidad leve o moderada. Por supuesto, no se deben usar como tratamiento exclusivo en caso de enfermedad. Si existe una condición subyacente que se ha diagnosticado como causa de este problema, lo mejor es que sigas la terapia y las indicaciones que ya se han pautado con el médico.

1. Respira profundo

Respiración para náuseas
La respiración profunda puede ayudar a aliviar los síntomas de las náuseas.

En caso de que te marees y sientas que puedes llegar a vomitar, lo primero que puedes hacer es respirar de manera profunda, desde el abdomen. Concéntrate en inhalar y exhalar lentamente, ya que hacerlo puede tener un efecto modesto en el control de la intensidad de los síntomas.

Se han utilizado ejercicios respiratorios para reducir las náuseas, los vómitos y las arcadas inducidos por la quimioterapia. También se ha sugerido que estos pueden prevenir y mejorar los síntomas de arritmias gástricas y la cinetosis (mareo por movimiento).

Por otra parte, si es posible, también puedes recurrir a una fuente de aire fresco, como puede ser una ventana. Se trata de un abordaje inicial, práctico y seguro que puedes usar para frenar las náuseas.

2. Bebe té de jengibre

Dentro de las bebidas naturales más sanas para prevenir el vómito destaca el té de jengibre (Zingiber officinale). Sus componentes, en conjunto, consiguen aliviar las náuseas y el mareo.

Aunque se requieren más estudios al respecto, un artículo de investigación publicado en European Review for Medical and Pharmacological Sciences propuso que la presencia de gingerol, el principal componente activo del jengibre, es el responsable de sus efectos. Este puede tener un efecto en la prevención y el tratamiento de las náuseas y los vómitos.

Se considera una opción segura para frenar las náuseas durante el embarazo. Para mayor seguridad, su uso en estos contextos debe contar con el aval del médico. También se aconseja beberlo 15 minutos antes de viajar para evitar el malestar.



3. Haz una infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla tiene propiedades que ejercen efectos positivos para la salud del sistema digestivo. También relaja y reduce la inflamación. Por ello, se puede aprovechar tanto para frenar las náuseas como para aliviar el estómago una vez ocurre el vómito. Se recomienda beber por sorbos pequeños.

Un estudio publicado en Asian Pacific Journal of Cancer Prevention reveló que la manzanilla (Chamaemelum nobile) y el jengibre eran prácticamente igual de eficaces a la hora de tratar los vómitos asociados a la quimioterapia en las pacientes con cáncer de mama. Su empleo puede considerarse una alternativa natural y segura, siempre y cuando se consuman dosis apropiadas.

4. Bebe té de menta

La infusión o el té de menta (Mentha piperita) se suele consumir después de una comida para facilitar la digestión y prevenir la irritación intestinal, los espasmos y el reflujo gástrico. Sin embargo, también puede utilizarse para frenar las náuseas.

Debido a sus efectos antiespasmódicos sobre varias partes del aparato digestivo (incluyendo el estómago), tanto los aceites volátiles como los extractos de menta han demostrado su utilidad en las náuseas inducidas por quimioterapia en mujeres con cáncer de mama.

5. Utiliza un limón

A la hora de viajar, hay quienes se llevan en una bolsa sellada una pieza de limón fresco y, cuando se marean o se sienten mal, lo cortan por la mitad y se lo colocan cerca de la nariz, para olerlo y así mitigar el malestar.

Este hecho puede tener cierto respaldo por la evidencia. Un artículo de investigación publicado en Iranian Red Crescent Medical Journal sugirió que el aroma a limón puede ser eficaz para reducir las náuseas y los vómitos del embarazo.

6. Aplica técnicas de acupresión para las náuseas

Aunque la efectividad de las técnicas de acupresión para aliviar las náuseas sigue siguiendo polémica en la comunidad científica, lo cierto es que hay cierta evidencia a su favor. Por ejemplo, un estudio publicado en Holistic Nursing Practice encontró una mejora leve de las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia luego de utilizar una banda de acupresión.

No se han catalogado efectos secundarios tras su uso, de manera que es una opción segura, rápida y rentable para abordar los síntomas de las náuseas. Puedes comprar una pulsera especial para ello, aunque también puedes ejercer una leve presión con el pulgar entre el surco que se forma entre los dos tendones del área de la muñeca.

7. Aplica un poco de hielo

Hielo para las náuseas
Aunque su efecto es leve, aplicar una compresa de hielo en el cuello puede ser útil para mitigar las náuseas.

Un remedio sencillo y de efecto rápido para frenar las náuseas consiste en chupar pequeños cubos de hielo. Es una terapia útil, aunque su efecto no dura demasiado. También se puede optar por colocar bolsitas de hielo en la parte posterior del cuello. Un artículo publicado en Journal of PeriAnesthesia Nursing encontró que hacer esto último puede mejorar las náuseas posoperatorias.

8. Huele un poco de alcohol isopropílico

Aunque su eficacia es menor al de los antieméticos, algunos expertos han encontrado que oler un poco de alcohol isopropílico puede tener un impacto positivo en las náuseas y los vómitos posoperatorios. Se trata de uno de los remedios caseros para controlar las náuseas más populares, aunque debe usarse con precaución para evitar la irritación de las mucosas.

9. Usa compresas de agua

Otro remedio popular consiste en colocarte compresas de agua fría y caliente sobre el vientre por intervalos de tiempo de 2 a 5 minutos, aproximadamente. Esto ayudará a relajar el estómago, aliviar las contracciones y, por ende, frenar de manera leve las náuseas.

10. Come alimentos fáciles de digerir

A pesar de que las náuseas pueden causar inapetencia, en ciertos casos se puede recurrir a algunos alimentos suaves y fáciles de digerir para aliviar el malestar estomacal general. Asimismo, es necesario evitar a toda costa alimentos grasosos (como las frituras) y todos aquellos que puedan ocasionar gases.



11. Evita acostarte

Por último, otra de las formas de reducir la duración y aliviar la intensidad de los síntomas es evitar acostarte o hacer movimientos bruscos. Ambas acciones pueden empeorar el episodio, de manera que lo mejor que puedes hacer es permanecer sentado con la espalda erguida.

¿Qué hacer si las náuseas persisten?

En caso de que experimentes náuseas varias veces al día, lo más recomendable es que recurras al médico para una evaluación física apropiada. Cuanto antes se tenga el diagnóstico, más rápido se podrán aplicar las medidas adecuadas para tratar el malestar.

Por otra parte, si las náuseas y los vómitos se convierten en síntomas persistentes, pueden llegar a causar que el organismo se deshidrate rápidamente. Así, la hidratación en estos contextos es importante. Ten en cuenta que la eficacia de todas estas terapias es muy variable de persona a persona.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Avc, H. S., Ovayolu, N., & Ovayolu, Ö. (2016). Effect of Acupressure on Nausea-Vomiting in Patients With Acute Myeloblastic Leukemia. Holistic nursing practice30(5), 257–262. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27501207/
  • Aybar, D. O., Kılıc, S. P., & Çınkır, H. Y. (2020). The effect of breathing exercise on nausea, vomiting and functional status in breast cancer patients undergoing chemotherapy. Complementary therapies in clinical practice40, 101213. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32891289/
  • Giacosa, A., Morazzoni, P., Bombardelli, E., Riva, A., Bianchi Porro, G., & Rondanelli, M. (2015). Can nausea and vomiting be treated with ginger extract?. European review for medical and pharmacological sciences19(7), 1291–1296. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25912592/
  • Hines, S., Steels, E., Chang, A., & Gibbons, K. (2012). Aromatherapy for treatment of postoperative nausea and vomiting. The Cochrane database of systematic reviews, (4), CD007598. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22513952/
  • Jafarimanesh, H., Akbari, M., Hoseinian, R., Zarei, M., & Harorani, M. (2020). The effect of peppermint (Mentha piperita) extract on the severity of nausea, vomiting and anorexia in patients with breast cancer undergoing chemotherapy: A randomized controlled trial. Integrative cancer therapies19, 1534735420967084. Recuperado de: https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/1534735420967084
  • Jokerst, M. D., Gatto, M., Fazio, R., Stern, R. M., & Koch, K. L. (1999). Slow deep breathing prevents the development of tachygastria and symptoms of motion sickness. Aviation, space, and environmental medicine70(12), 1189–1192. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10596772/
  • Ming, J. L., Kuo, B. I., Lin, J. G., & Lin, L. C. (2002). The efficacy of acupressure to prevent nausea and vomiting in post-operative patients. Journal of advanced nursing39(4), 343–351. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12139646/
  • Pasricha, P. J., Colvin, R., Yates, K., Hasler, W. L., Abell, T. L., Unalp-Arida, A., Nguyen, L., Farrugia, G., Koch, K. L., Parkman, H. P., Snape, W. J., Lee, L., Tonascia, J., & Hamilton, F. (2011). Characteristics of patients with chronic unexplained nausea and vomiting and normal gastric emptying. Clinical gastroenterology and hepatology : the official clinical practice journal of the American Gastroenterological Association9(7), 567–76.e764. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3123425/
  • Sanaati, F., Najafi, S., Kashaninia, Z., & Sadeghi, M. (2016). Effect of Ginger and Chamomile on Nausea and Vomiting Caused by Chemotherapy in Iranian Women with Breast Cancer. Asian Pacific journal of cancer prevention : APJCP17(8), 4125–4129. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27644672/
  • Singh, P., Yoon, S. S., & Kuo, B. (2016). Nausea: a review of pathophysiology and therapeutics. Therapeutic advances in gastroenterology9(1), 98–112. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4699282/
  • Scharfenberg, D. R., Salcido, A., Malone, P., Clark, J., & Steele, M. A. (2022). Managing Postoperative Nausea With an Application of Ice Pack to the Posterior Upper Neck. Journal of perianesthesia nursing : official journal of the American Society of PeriAnesthesia Nurses37(6), 774–777. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35637077/
  • Tayarani-Najaran, Z., Talasaz-Firoozi, E., Nasiri, R., Jalali, N., & Hassanzadeh, M. (2013). Antiemetic activity of volatile oil from Mentha spicata and Mentha × piperita in chemotherapy-induced nausea and vomiting. Ecancermedicalscience7, 290. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3562057/
  • Viljoen, E., Visser, J., Koen, N., & Musekiwa, A. (2014). A systematic review and meta-analysis of the effect and safety of ginger in the treatment of pregnancy-associated nausea and vomiting. Nutrition journal13, 20. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3995184/
  • Yavari Kia, P., Safajou, F., Shahnazi, M., & Nazemiyeh, H. (2014). The effect of lemon inhalation aromatherapy on nausea and vomiting of pregnancy: a double-blinded, randomized, controlled clinical trial. Iranian Red Crescent medical journal16(3), e14360. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4005434/

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.