4 fertilizantes ecológicos para nutrir tus plantas

Katherine Flórez·
26 Octubre, 2020
Estos fertilizantes aportan nutrientes esenciales para el suelo, como el potasio y el calcio, para así favorecer el crecimiento de nuestras plantas.

Los fertilizantes son productos utilizados en el jardín. Su finalidad es la de nutrir las plantas para estimular su crecimiento y evitar que se marchiten al poco tiempo.

En la actualidad, en el mercado existen diferentes variedades y marcas que buscan atender a las necesidades de todos los tipos de cultivos y suelos; sin embargo, también hay alternativas caseras que pueden brindar buenos resultados.

A continuación, hemos querido recopilar algunas de las opciones que pueden resultar más útiles y fáciles de aplicar al momento de hacer más fértil y bonito tu jardín. 

1. Restos de café

Como demuestran algunos estudios, los restos que quedan de la preparación del café (los llamados “posos de café”) pueden funcionar como buenos fertilizantes para aquellas plantas de suelo ácido, como pueden ser las plantas de arándanos, los rosales y las azaleas, entre muchas otras.

Modo de uso

  • Tendrás que enterrar ¾ de taza (86 gramos) de restos de café cerca de las raíces. Repite el proceso una vez al mes.
  • Otra opción consiste en añadir seis tazas de restos de café a un balde lleno de agua. Lo dejas reposar dos o tres días y, a continuación, lo rocías por todo el suelo de tu jardín.

Nota: hay quienes mezclan los posos de café con cáscaras de plátano, huevo y otros alimentos para hacer un fertilizante o compostaje más nutritivo y completo para sus plantas.

2. Cáscaras de huevo

Aunque casi siempre se utilizan en mezclas con otros ingredientes, las cáscaras de huevo se pueden utilizar por sí solas gracias a su alto contenido de calcio que ayudará a evitar la podredumbre apical en las plantas de tomate y pimiento.

También es saludable para árboles frutales, rosales y varios tipos de hierbas. Su uso puede ser regular.

  • Toma las cáscaras y tritúralas con las manos lo más que puedas.
  • No hace falta que las laves, de hecho, es mejor si aún tienen restos de clara.
  • Con cuidado, colócasela a la tierra donde tengas tus plantas, si es una maceta, puedes sacar un poco de tierra con ayuda de una cuchara o pala pequeña, y distribuir las cáscaras de huevo por diferentes secciones cercanas a las raíces.

3. Cáscara de plátano

Cáscara de banana y cuchillo.

El potasio está considerado como uno de los nutrientes más importantes para las plantas después del nitrógeno. Este interviene en el proceso de la fotosíntesis, en la osmorregulación del agua en la planta y la formación de tejidos resistentes.

Cuando las plantas se queman con facilidad, lucen opacas y reduce su floración, puede ser que tengan deficiencia de este nutriente. Para aportarle una buena cantidad, vale la pena agregarle un poco de té de cáscara de plátano.

Modo de uso

  • Corta las cáscaras de plátano en pequeños trozos y llévalas a hervir en suficiente agua durante 15 minutos.
  • Cuando esté listo, déjalo reposar y dilúyelo en dos tazas de agua adicionales antes de colocarlo en la tierra de las plantas.
  • Otra manera de aprovechar las cáscaras de plátano es simplemente cortarlas en trozos pequeños y colocárselos en la planta, cerca de las raíces.

Nota: si tienes cactus o suculentas, abstente de añadirless fertilizantes y compostajes caseros sin antes consultar con un experto en este tipo de plantas. Generalmente, prefieren los sustratos pobres y sobreviven muy bien en ellos, por lo que un sustrato rico podría resultar perjudicial para ellas.

Lee: Plagas y enfermedades de las plantas

4. Cenizas de madera

Otro de los fertilizantes caseros que puedes hacer en casa tiene como principal ingrediente las cenizas de madera.

Son ricas en potasio y fósforo; este último, ayuda en la maduración de las flores y los frutos logrando potenciar su aroma y sabor. No obstante, al alterar el pH del suelo, no están aconsejadas para especies de suelo ácido.

Antes de prepararlo es importante verificar que las cenizas no provengan de maderas comprometidas con metales pesados u otros contaminantes.

Modo de uso

  • Diluye una buena cantidad de cenizas en agua y usa el líquido para el riego diario de las plantas.
  • Otra buena opción es esparcir una capa de cenizas a dos o tres centímetros de distancia del tallo. ¡Y listo! Ahora a disfrutar de tus plantas y tus flores.
Recipiente con elementos de compostaje.

Como puedes ver, hay muchas variedades de fertilizantes de origen natural que puedes aprovechar cuando no tengas el de costumbre que compras en tiendas de jardinería o supermercados. También puedes combinarlos o alternalos, según prefieras.

Lo importante es que tengas en cuenta que cada planta tiene una serie de requerimientos en concreto y que es necesario conocerlos para poder tener plantas bonitas y en buenas condiciones.

  • Barnes, J. (2005). Plantas medicinales. Kurtziana.

  • FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations)., & IFA (Asociación Internacional de la Industria de los Fertilizantes) . (2002). Los fertilizantes y su uso. FAO. https://doi.org/fertuso.pdf.

  • Reyes, F. G. (2016). Uso de fertilizantes. SAGARPA. https://doi.org/S0920-1211(08)00084-3 [pii]r10.1016/j.eplepsyres.2008.03.018.