5 consecuencias de hacer demasiado ejercicio físico

Los excesos nunca son buenos, por lo que, aunque el ejercicio físico es muy saludable, practicado al extremo puede llevarnos a sufrir muchos problemas
5 consecuencias de hacer demasiado ejercicio físico
Karla Henríquez

Revisado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 25 febrero, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 15 mayo, 2018

Última actualización: 25 febrero, 2021

Practicar ejercicio es muy positivo. En efecto, ayuda a mantener el cuerpo en forma, alejar las preocupaciones y el estrés, combatir la depresión y hasta permite conservar un peso saludable, o incluso reducirlo. No obstante, existen algunas consecuencias de hacer demasiado ejercicio físico que deberíamos conocer.

Cuando un hábito que beneficia a la salud se lleva hasta el extremo, puede que, en vez de hacer un bien, este traiga muchos problemas. Por ese motivo, a continuación vamos a ver qué es lo que puede ocurrir si una persona se excede con la actividad física.

Posibles consecuencias de hacer demasiado ejercicio

Las que describiremos a continuación son posibles consecuencias de un entrenamiento demasiado intenso o prolongado o también de la falta de ejercicio. Para evitarlas, procura entrenar con conciencia y escuchando lo que el cuerpo te indica.

1. Desgaste articular

¡Nunca lo habrías pensado! Es cierto que el sedentarismo es malo para el cuerpo, pero si haces ejercicio de manera excesiva, también podrías estar perjudicando a las articulaciones y los huesos. El motivo está en que cuando te ejercitas, las articulaciones sufren y, aunque se puedan beneficiar del ejercicio, este también puede dañarlas si es excesivo.

Así, los problemas de espalda o en las rodillas pueden ser fruto de un desgaste en las articulaciones. Se trata nada menos que de lesiones por sobreuso, descritas como una consecuencia común del sobreentrenamiento en un estudio publicado por la revista Sports Medicine.

2. Demasiado ejercicio puede causar problemas de corazón

Es sabido que el ejercicio beneficia al sistema cardiovascular. Como explica el Dr. Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón, este mejora la estructura tanto del corazón como de los vasos sanguíneos. Por eso es muy positivo practicarlo, ya que reduce la probabilidades de sufrir un infarto y disminuye el colesterol malo, entre otras ventajas.

Consecuencias de hacer demasiado ejercicio físico

No obstante, si entrenas los 7 días a la semana de manera intensa, puede que el ejercicio físico, en vez de beneficiar al corazón, haga todo lo contrario. Practicado de manera excesiva, el ejercicio podría generar cambios en el ritmo cardiaco.

Sobre este tema, es preciso aclarar que el estudio de Sports Medicine citado con anterioridad señala que la bibliografía no es concluyente y aún hacen falta más estudios para comprender esta relación y sus causas. Sin embargo, no deja de ser una señal de precaución que deberías tener en cuenta.

3. Sistema inmunitario debilitado

Otra de las consecuencias de hacer demasiado ejercicio físico es que el sistema inmunitario se puede debilitar. ¿Por qué las defensas no están en lo más alto gracias al ejercicio? Porque al realizarlo de manera intensiva y no darle ni un respiro al organismo, no se descansa lo suficiente.

Aunque para muchas personas reposar sea una pérdida de tiempo, lo cierto es que es algo muy necesario para tener una buena salud. Si no le das al cuerpo un respiro para que se pueda recuperar del estrés generado por el ejercicio, las defensas bajarán, tal y como detalla un estudio publicado por Sports Medicine.

Como consecuencia, corres el riesgo de estar muchas más veces enfermo. El sobreentrenamiento aumenta las probabilidades de contraer resfriados, gripes y otros virus que te obligarán a dejar de hacer ejercicio y descansar.

4. Amenorrea, otra consecuencia de hacer demasiado ejercicio físico

En las mujeres, una de las consecuencias de hacer demasiado ejercicio físico puede ser la amenorrea. Esto no es más que la ausencia de menstruación, que también puede estar produciéndose debido a un sistema inmunitario debilitado y, quizás, alguna anemia.

El problema que tienen las mujeres cuando no tienen la menstruación es que sus huesos pueden verse afectados, como detalla una investigación que publicó la Revista de Psicología Aplicada al Deporte y al Ejercicio Físico y que incluye a la amenorrea y osteoporosis como dos consecuencias relacionadas del ejercicio excesivo.

Estos problemas óseos son algo que les suele pasar a las mujeres cuando les viene la menopausia. No obstante, si no están en edad de tenerla, la amenorrea podría fomentar este inconveniente de la salud.

Te puede interesar: La importancia de descansar

5. Mayor riesgo de lesiones

Los riesgos de lesiones pueden aumentar considerablemente. El cansancio y la fatiga mental fruto de la bajada de defensas hará que no puedas realizar correctamente los ejercicios.

Un ejercicio mal realizado o hecho con una técnica incorrecta puede lesionarte. Por eso, los monitores en los gimnasios siempre están alertas para que las personas ejecuten de manera adecuada la técnica de cada movimiento.

Debilidad muscular por ejercicio físico.
El músculo se agota por enfermedades o sustancias tóxicas capaces de alterar la unión con el sistema nervioso central.

Demasiado ejercicio físico no te beneficiará en nada

Son bastantes las personas que llevan su cuerpo al límite, sin pararse a escucharlo y brindarle el descanso que necesita. Obsesionarte por perder peso o ganar esa masa muscular esperada en un plazo muy corto de tiempo puede hacer que sufras algunas de las consecuencias anteriores. Recuerda, de nuevo, que los excesos son malos.

Si quieres que el ejercicio te aporte beneficios, practícalo con moderación. Asimismo, también debes escuchar a tu cuerpo que, tal vez, te esté pidiendo un respiro.

Te podría interesar...
Vigorexia: cuando el cuerpo perfecto nos obsesiona
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Vigorexia: cuando el cuerpo perfecto nos obsesiona

Entrenar demasiado, hacer dietas excesivas y obsesionarse con la forma del cuerpo puede volverse una enfermedad. Te contamos qué es la vigorexia.