Cómo normalizar el ritmo del corazón

Tomar asiento, descansar un momento, respirar hondo, pensar en otra cosa... estas son algunas de las medidas más recomendadas cuando a alguien se le acelera el corazón o se cansa.
Cómo normalizar el ritmo del corazón

Escrito por Elena Martínez Blasco, 25 enero, 2014

Última actualización: 23 octubre, 2020

Quizás alguna vez hayas caminado muy deprisa en un periodo de tiempo muy breve mientras tratabas de llegar a un sitio. Luego, es probable que el corazón te siguiera latiendo de prisa por un buen rato. Aún después de haber tomado asiento. Entonces, puede que te hayas preguntado: ¿cómo normalizar el ritmo del corazón?

En estos y otros casos es posible que te hayan hecho recomendaciones como: “respira profundo; reposa un momento; piensa en otra cosa, etc.”. Ahora bien, ¿es esto lo único que se puede hacer? ¿A qué otros trucos se podría recurrir para sentir alivio?

Veamos a continuación cómo se puede normalizar el ritmo cardíaco con alimentos, plantas medicinales y con terapias sencillas que podemos realizar nosotros mismos, si el médico así lo autoriza.

Comer sano contribuye con la salud del corazón

Corazon con comida sana

Comer sano es indispensable para gozar de salud y bienestar. No beneficia un solo órgano ni un solo sistema, sino múltiples (y de forma simultánea), de allí que los médicos y los expertos en nutrición no dejen de recomendar a las personas que adopten y mantengan una dieta equilibrada, acorde a sus necesidades.

A la hora de normalizar el ritmo del corazón también es necesario comer sano a diario. Muchas veces llega a nosotros una información que indica que un determinado alimento es especialmente beneficioso para el corazón -por ejemplo- y entonces creemos que por comerlo alguna vez, ya estamos “protegidos” o “sanos”. También podemos llegar a pensar que consumiendo ese mismo alimento a diario podremos sentirnos mejor y reducir todo riesgo de sufrir una enfermedad.

Sin embargo, esas no son las mejores formas de cuidarnos. Lo cierto es que necesitamos más de un alimento a diario para estar saludables. De hecho, necesitamos tener presente que una dieta adecuada siempre debe ser: equilibrada, variada, rica en alimentos frescos (como las frutas, verduras, hortalizas y legumbres), y suficiente.

Cuando queremos mejorar nuestra dieta para cuidarnos mejor y obtener beneficios concretos -como un corazón más sano, por ejemplo- podemos tener en cuenta lo que indican los expertos de la Fundación Caser:

“Una dieta sana es aquella que va a proporcionarnos unos niveles óptimos de nutrientes para el mantenimiento y regeneración del organismo, y unos niveles bajos de alimentos perjudiciales para la salud”.

Menos bebidas energéticas y más infusiones y tés caseros

Taza con jugo de arándanos.

Para normalizar el ritmo del corazón también hay que cuidar lo que bebemos, pues muchas veces no nos damos cuenta de que tomando ciertas bebidas nos perjudicamos de diversas maneras.

Si acostumbramos a beber grandes cantidades de cafeína o tomamos bebidas energéticas (especialmente aquellas con alto contenido de sodio, azúcar y taurina) con cierta regularidad para mantenernos activos, esto es algo que debemos cambiar cuanto antes porque no solo perjudica la salud del corazón, sino también la de otros órganos del cuerpo.

Es indispensable que aprendamos a darle prioridad al consumo de agua y bebidas naturales (como los tés e infusiones sin cafeína). También podemos beber zumos naturales y batidos de frutas y verduras mixtas.

Otras recomendaciones para mejorar el ritmo del corazón

Además de mantener una dieta adecuada y evitar el consumo de estimulantes como el café, los refrescos de cola, el alcohol, el té negro y el tabaco, también será indispensable que vayamos al médico si notamos que tenemos inquietudes respecto a nuestra salud cardíaca.

Una vez que el médico nos haya dado el diagnóstico y nos indique qué tipo de tratamiento deberemos seguir en adelante, deberemos consultar con él acerca del tipo de ejercicios que más nos convienen y otros aspectos del día a día, para tenerlo todo claro.

  • Generalmente, a las personas con problemas cardiacos les recomendan realizar ejercicios suaves habitualmente; tipo yoga, taichí, senderismo…
  • Dormir lo suficiente a diario. No menos de 5-6 horas.
  • Realizar actividades relajantes y placenteras diariamente para compensar situaciones de sobrecarga emocional o estrés, relacionadas por ejemplo con la música, la pintura u otras artes. Todo depende de los gustos
  • Hacer ejercicios de respiración profunda.
  • Incluir alimentos ricos en antioxidantes en la dieta, así como también fuentes de omega 3.
  • Evitar el consumo de frituras, chatarra, golosinas, ultraprocesados y todo tipo de comestibles industriales.

El médico puede indicar otras medidas para normalizar el ritmo del corazón según sea el caso. En este sentido, hay que tener en cuenta que no todas las medidas aplican en todos los casos y que lo que puede funcionarle a una persona con la tensión baja y arritmias, puede no funcionarle a una persona con una insuficiencia cardiaca severa.

Te podría interesar...

Dieta saludable para el corazón: 7 consejos para tener en cuenta
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Dieta saludable para el corazón: 7 consejos para tener en cuenta

Una dieta saludable para el corazón debe incluir alimentos que ayudan a controlar el colesterol y la presión alta. Descubre 7 consejos.



  • Vázquez, M., & Ramírez, M. (2013). Manejo urgente de las arritmias cardíacas en Atención Primaria. Med Fam Andal.
  • Rodrigues, J. C. M. (2010). Arritmias Supraventriculares. Electrocardiografia Clínica – Princípios Fundamentais.
  • Cereceda, M. (2010). Trastornos del ritmo cardíaco. Medwave. https://doi.org/10.5867/medwave.2010.06.4601