9 remedios naturales para tratar la congestión de pecho

Si la congestión de pecho y la acumulación de flemas te impiden respirar y tragar con normalidad, no dudes en revisar estos 9 remedios naturales.
9 remedios naturales para tratar la congestión de pecho
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Última actualización: 27 febrero, 2022

La congestión de pecho agrupa una serie de síntomas que se producen por la acumulación de fluidos y mucosidades en los pulmones. Además, puede ocasionar dificultades para respirar, dolor en el pecho y malestar general.

A continuación queremos repasar algunas de sus causas relacionadas y 9 efectivos tratamientos caseros que favorecen su alivio.

Causas de la congestión de pecho

Para empezar, la congestión de pecho está relacionada con el ataque de varios tipos de virus y bacterias que consiguen filtrarse a través de las vías respiratorias. No obstante, también se puede producir por alergias, y enfermedades inflamatorias.

Por otro lado, las condiciones asociadas a su desarrollo incluyen:

  • Resfriado común, neumonía, asma.
  • Infecciones respiratorias o virales.
  • Exposición a gases tóxicos.
  • Bronquitis, sinusitis.
  • Exceso de líquido en los pulmones.
  • Fibrosis quística.
  • Alergias aerotransportadas.
  • Tuberculosis.
  • Cáncer de pulmón.

Por último, su tratamiento puede variar en función de la severidad con que se presente, por lo que siempre se debe consultar al especialista. Sin embargo, además de los medicamentos recetados, se pueden emplear algunos remedios naturales que ayudan a calmarlo.

Síntomas asociados a la congestión de pecho

Síntomas asociados a la congestión de pecho

En primer lugar, la congestión de pecho se caracteriza por una sensación de pecho apretado que puede reducir la capacidad de respiración. Junto a este malestar, se pueden experimentar otros síntomas:

  • Tos severa
  • Secreciones nasales
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el pecho. Ruido fuerte al respirar o sibilancias
  • Dolor de garganta. Dificultad para deglutir los alimentos
  • Flema en los pulmones

Remedios naturales para aliviar la congestión de pecho

Si la causa de la congestión de pecho no requiere hospitalización o tratamientos médicos, se pueden preparar algunos remedios caseros. Por tanto, con estos lograremos minimizar la severidad de los síntomas con que se presenta:

1. Cebolla y miel

Para empezar, este remedio tiene propiedades expectorantes y mucolíticas que ayudan a disolver las flemas. De este modo logramos despejar las vías respiratorias.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 8 cucharadas de miel (200 g)

Preparación

  • Primero, debes picar la cebolla en pequeñas rebanadas y ponerlas en un recipiente.
  • Después, cubrirlas con las cucharadas de miel y dejar que repose durante 10 o 12 horas, a temperatura ambiente.
  • Por último, a la mañana siguiente, retirar los restos de cebolla y consumir el jarabe resultante.

Modo de consumo

  • Tomar 3 o 4 cucharadas de remedio al día, hasta descongestionar el pecho.

2. Agua con limón

En segundo lugar, el zumo de limón tiene propiedades antibacterianas y antivirales. Estas ayudan a luchar contra los microorganismos que causan infecciones respiratorias.

Además, sus nutrientes fortalecen el sistema inmunitario. La vitamina C es una gran aliada en los procesos del resfriado.

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Para empezar, diluir el zumo de medio limón en una taza de agua tibia. Después, endulzarlo con una cuchara de miel.

Modo de consumo

  • Ingerir la bebida en la mañana y antes de acostarte.

3. Infusión de laurel

Laurel para la congestión en el pecho

La infusión de laurel tiene propiedades expectorantes y antibacterianas. Además, estas pueden ayudar a reducir la irritación de los conductos respiratorios para calmar la congestión.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de laurel picadas (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Para empezar, poner las hojas de laurel en una taza de agua hirviendo y tapar la bebida.
  • Después, dejar que se refresque 10 minutos y colarla.

Modo de consumo

  • Consumir 2 o 3 tazas de infusión de laurel al día.
  • También la puedes aplicar como compresas caliente sobre el pecho.

4. Infusión de jengibre y pimienta negra

Este remedio expectorante y antiinflamatorio ayuda a despejar el pecho al disminuir la producción excesiva de moco. Se basa en las propiedades del jengibre y la pimienta negra.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 3 granos de pimienta negra
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Para empezar, agregar el jengibre rallado y la pimienta negra a una taza de agua hirviendo.
  • Después, tapar la bebida y esperar que repose 10 minutos.
  • Por último, filtrarla con un colador y endulzarla con una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Beber la infusión 2 veces al día, cuando sientas el pecho muy congestionado.

5. Infusión de tomillo

Tomillo para la congestión en el pecho

Para acabar, los extractos naturales que contiene el tomillo fortalecen las funciones de los pulmones. Y también mejoran la respuesta del organismo contra el ataque de agentes patógenos.

En síntesis, sus propiedades expectorantes ayudan a eliminar el exceso de moco. Además, ejercen un efecto calmante sobre los bronquios irritados.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de tomillo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • En primer lugar, agregar el tomillo a una taza de agua hirviendo y tapar la bebida.
  • Por último, dejar que repose 10 minutos, colarla y agregarle la miel.

Modo de consumo

  • Beber la infusión hasta 3 veces al día, sobre todo si tienes dificultades para respirar.

6. Vapor

Fluidificar las vías respiratorias es el objetivo principal de esta sencilla terapia. Podemos lograrlo con un humidificador de aire frío o vaporizador. Solo disponerlo en el dormitorio con las puertas y ventanas cerradas, ayudará a respirar mejor. Cada vez que se use, valdría la pena limpiarlo para evitar la recirculación de agentes patógenos.

Si no cuentas con el equipo apropiado, basta un envase donde deposites con extrema seguridad el agua caliente. Acércate con un paño cubriéndote la cabeza e inhala; esto aflojará la mucosidad. Una ducha o un baño en la tina con agua caliente contribuiría a aliviar los síntomas de la congestión.

7. Cúrcuma

La cúrcuma tiene curcuminoides, proteínas y antioxidantes, con propiedad antiinflamatoria, que protegen el hígado y el tracto gastro intestinal. Es una raíz astringente y picante, antibiótico natural, con incidencia notable en los sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio. En tal sentido, alivia la congestión del pecho y la tos.

Ingrediente

  • Cúrcuma en polvo (2 cucharaditas)
  • Agua (500 ml)

Modo de consumo

  • Agregar la cúrcuma en agua caliente y hacer gárgaras.

8. Extracto de cebolla

La cebolla tiene quercetina que inhibe la producción de histaminas, erradica el moco o previene su acumulación. Como contiene propiedades antimicrobianas, actúa contra las infecciones.

Al igual que otros alimentos, la cebolla, del género Allium, como el ajo, posee componentes bioactivos azufrados que le dan su característico olor y sabor. Tienen la cualidad de ser volátiles, por eso nos hace llorar cuando llegan a los ojos.

Uno de los efectos es el mucolítico y expectorante, usado cuando hay problemas respiratorios. Por cierto, no parece estar suficientemente documentada su efectividad, pero dicen las abuelas que trocear una cebolla y dejarla en la habitación, hará que la persona que sufre congestión en las vías respiratorias, duerma mejor.

Ingredientes

  • 1 Cebolla
  • Zumo de 2 limones
  • Miel al gusto
  • Agua (250 ml)

Modo de consumo

  • Licuar todos los ingredientes y beber caliente de 3 a 4 veces al día.

9. Leche caliente

El malestar que produce la congestión se alivia proporcionando al tracto respiratorio humedad, lo cual se consigue por inspiración de aire húmedo o vapor, pero también por ingestión. Agua, caldos, zumo de frutos y leche. Y si a la leche tibia se le añade miel, cúrcuma y pimienta negra, los efectos mucolíticos se potenciarán. Beber leche con miel antes de dormir, más alguna de las recomendaciones arriba expuestas, garantizará un sueño reparador.

¿Sientes tu pecho apretado y no puedes respirar con normalidad? ¿Tienes congestión y flemas? No dudes en probar cualquiera de los remedios mencionados para controlar estas molestias.

Recomendaciones para evitar la congestión de pecho

Lo primero que debes atender para mejorar la inmunidad es enfocarte en hábitos de vida saludable como una alimentación balanceada, rica en frutas y vegetales, y ser constante con una rutina de ejercicios diaria, al menos cinco días a la semana. Asimismo, evalúa con tu médico de cabecera si considera necesario que tomes algún suplemento de vitaminas.

Si bien nadie está exento de pescar en la calle un catarro o cualquier otro virus que afecte las vías respiratorias, hay algunos aspectos a considerar para evitar que estas afecciones te causen un exceso de mucosidad y malestar en el pecho.

Ventila los espacios que frecuentas, como tu habitación y estudio, y mantenlos limpios para que no se acumule polvo. Sobre todo si vives con mascotas como perros o gatos. No utilices productos de limpieza muy concentrados porque pueden agravar cuadros alérgicos y asmáticos.

Y si ves que pasan los días y la sensación de pecho congestionado o el taponamiento de la nariz no desaparecen, es hora de acudir a un especialista para evitar llegar a una situación crónica de bronquitis, sinusitis u otra enfermedad respiratoria.

Te podría interesar...
Cómo eliminar la congestión nasal en menos de un minuto
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo eliminar la congestión nasal en menos de un minuto

La acupresión es una técnica efectiva para eliminar la congestión nasal. Aprende a combatir esta molestia en tan solo un minuto.