6 jugos saludables para prevenir y tratar la anemia

Las siguientes bebidas son muy fáciles de preparar y pueden ayudarte a complementar tus comidas principales o meriendas. ¡Según prefieras!

Escrito por Carolina Betancourth, 07 Mayo, 2016

Última actualización: 01 Junio, 2020

Algunos jugos saludables pueden ayudarte a complementar tu dieta. Tanto si tienes anemia como si deseas prevenirla. ¿Por qué? porque están elaborados con alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra alimentaria, sustancias indispensables para tu organismo.

La anemia se caracteriza por una disminución en los niveles de células rojas (también llamadas glóbulos rojos) en la sangre. Por lo tanto, padecer anemia disminuye la capacidad para transportar el oxígeno desde los pulmones hasta el resto de tejidos del cuerpo.

Como consecuencia, la persona se siente más fatigada, débil y con dificultades para concentrarse. Además, suele presentar signos como palidez en la piel y debilitamiento del cabello y las uñas.

La importancia de la alimentación en caso de anemia

A la hora de superar la anemia, es importante seguir las indicaciones del médico y, a la par, mejorar los hábitos de vida. Y es indispensable incorporar a la dieta tanto alimentos nutritivos como preparaciones sanas.

En torno a la alimentación, se suele hacer hincapié en la importancia de incrementar el consumo de alimentos ricos en hierro. Este es el responsable de aumentar la cantidad de glóbulos rojos para restaurar todas las funciones que se ven afectadas por su deficiencia.

6 jugos saludables para complementar tu dieta

Como mencionábamos anteriormente, además de consumir suficiente cantidad de alimentos ricos en hierro, debes procurar mantener la variedad y el equilibrio en la dieta para que el organismo reciba todos los nutrientes que necesita.

Algunos jugos saludables (como los que vamos a comentarte a continuación) pueden ayudar a lograr este objetivo, de una forma deliciosa. ¿Listo para conocer algunas recetas?

1. Jugo de perejil para prevenir y tratar la anemia

El perejil puede ser un ingrediente para laborar jugos saludables.
Al igual que la hierbabuena, el perejil fresco puede ser un ingrediente estupendo para elaborar jugos naturales.

Ingredientes

  • 1 puñado de perejil.
  • El jugo de 1 limón.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Toma el puñado de perejil, lávalo bien y córtalo en varios trozos.
  • Agrégalo en el vaso de la licuadora y añade el jugo de limón recién exprimido y el agua.
  • Procesa todo por unos instantes hasta que no queden trozos de perejil.

2. Jugo de betabel y levadura de cerveza

La mezcla de betabel y levadura de cerveza no solo es deliciosa, sino también saciante, porque ambos alimentos tienen un alto contenido de fibra.

Ingredientes

  • 1 zanahoria.
  • 1/2 remolacha.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de levadura de cerveza (5 g).

Preparación

  • Corta la remolacha y la zanahoria en varios trozos y ponlas en el vaso de la licuadora.
  • Añade el vaso de agua y la cucharadita de levadura de cerveza y procesa todo por unos instantes.
  • Tras obtener una bebida homogénea y sin grumos, sírvela y consúmela al instante.

3. Jugo de moras, fresas y manzana

Fresas

El gusto de las moras y las fresas le aporta un toque sinigual a la manzana, por ello, esta mezcla fascinará a todos los amantes de lo dulce, con un toque de cítrico.

Ingredientes

  • 2 moras.
  • 3 fresas.
  • 1 manzana.
  • ½ vaso de agua (125 ml)

Preparación

  • Lava bien las moras y las fresas y ponlas en el vaso de la licuadora.
  • Corta la manzana en varios trozos y añádela al resto de ingredientes. No te olvides de retirarle las semillas.
  • Agrega el medio vaso de agua para facilitar el licuado y procesa por un par de minutos.

4. Jugo de rábanos y berros

Los rábanos tienen un gusto fuerte y por ello, han de combinarse preferiblemente con alimentos que no ‘oculten’ su sabor.

Ingredientes

  • 4 rábanos.
  • 5 manojos de berros.
  • 2 manojos de espinacas.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava las verduras y pásalas a través de un extractor de jugos.
  • Agrégales un vaso de agua y consume.

5. Jugo de zanahorias y berros

Los berros son un ingrediente que ayuda a suavizar el gusto dulce de la zanahoria, pero sin restarle protagonismo. Por ello, esta combinación te encantará.

Ingredientes

  • 3 zanahorias.
  • 2 manojos de berros.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Trocea las verduras, ponlas en la licuadora y bátelas junto con un vaso de agua.
  • Tras obtener una bebida homogénea, sírvela y consúmela en el menor tiempo posible.
  • Puedes tomar hasta dos vasos al día.

6. Jugo de zanahorias, espinacas y apio

Zanahorias
Las zanahorias son una de las fuentes de carotenos. Sin embargo, también están presentes en otros alimentos de color amarillo, naranja o rojo.

La mezcla de zanahorias, espinacas y apio es perfecta para esos momentos en los que deseas disfrutar de una bebida refrescante, no demasiado dulce, pero tampoco amarga.

Ingredientes

  • 5 zanahorias.
  • 1 manojo de apio.
  • 1 puñado de espinacas.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava bien todos los ingredientes, córtalos en trozos y llévalos al vaso de la licuadora junto con el agua.
  • Procesa a velocidad rápida durante unos minutos, hasta obtener una bebida homogénea.
  • Sírvelo recién hecho y consúmelo.

Los jugos son buenos complementos para la dieta

Los jugos saludables son bebidas que pueden ayudarte a complementar tus comidas y meriendas, pero recuerda siempre que, por sí solas, no pueden brindarte todos los nutrientes que necesitas para estar sano.

Por lo tanto, evita consumirlas como sustituto de comidas principales o como única fuente de alimento. De lo contrario, podrías debilitarte y hacerte más vulnerable a la anemia y otras enfermedades.

También debes tener en cuenta que ninguna de estas bebidas puede reemplazar el tratamiento pautado por el médico para prevenir y tratar la anemia o cualquier otra enfermedad.

En todo caso, son un buen complemento cuando se incluyen dentro de un estilo de vida saludable, con moderación. ¿Ya sabes cuál vas a probar primero?