7 alimentos que puedes consumir para mejorar tu circulación

Carolina Betancourth·
11 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
29 Enero, 2019
Una dieta sana y equilibrada es fundamental para conseguir una circulación óptima y evitar la acumulación de sustancias perjudiciales, que puede derivar en problemas graves.

Una de las formas más fáciles de mejorar la circulación de la sangre consiste en atender correctamente las necesidades nutricionales. Esto quiere decir que es necesario hacer una revisión de los hábitos alimenticios y corregir todo aquello que no esté brindando beneficios para la salud.

Las correcciones dietéticas más comunes vienen a ser las siguientes:

  • Aumento del consumo de agua (ya que no se suele beber la cantidad suficiente para hidratar al organismo).
  • Aumento del consumo de verduras y frutas.
  • Reducción del consumo de frituras, golosinas, cafeína y, en general, alimentos con una bajo aporte nutricional.
  • Introducción de alimentos ricos en nutrientes que favorecen la salud cardiovascular.
  • Sustitución de la sal por hierbas aromáticas y otros condimentos para sazonar los alimentos.

Alimentos para mejorar tu circulación

1. Jengibre

La raíz de jengibre es una especia muy popular en el tratamiento alternativo de los problemas que interfieren con la circulación de la sangre. Contiene una sustancia activa conocida como ‘gingerol’ que, al ser asimilada en el cuerpo, actúa como un antiinflamatorio y analgésico.

El gingerol es un compuesto que participa en la eliminación del colesterol que se acumula en las arterias.

El jengibre

2. Sandía

Conocida en todo el mundo como una de las frutas más refrescantes, la sandía es una fruta que se puede consumir de forma regular. Sirve para combatir uno de los problemas más frecuentes derivados de la mala circulación: la retención de líquidos e hinchazón.

Su alto contenido de agua le confiere un poderoso efecto diurético que contribuye en la expulsión de los líquidos que inflaman los tejidos. Este efecto ayuda a reducir el riesgo de presión arterial alta y, de hecho, ayuda a prevenir la formación de coágulos.

3. Cúrcuma

Beneficios de la cúrcuma

La cúrcuma es una especia valorada por su poder antiinflamatorio, analgésico y anticoagulante que, desde la antigüedad, ha servido para complementar el tratamiento de muchas afecciones que ponen en riesgo la salud cardiovascular.

Su principal activo, la curcumina, reduce los niveles de colesterol en las arterias y mejora el paso de la sangre a través de estas. Sus potentes antioxidantes inhiben el daño ocasionado por los radicales libres y ayudan a prevenir las enfermedades circulatorias.

4. Manzana

La manzana es uno de los alimentos conocidos como “venotónicos”, ya que su ingesta actúa como un tónico natural para las venas y capilares. Su alto aporte de antioxidantes fortalece las arterias y ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Su ingesta habitual, por lo menos de una pieza al día, favorece la reducción del colesterol y otras sustancias de desecho que se acumulan en la sangre, dado su contenido de pectina y polifenoles.

5. Pimientos para mejorar tu circulación

Cómo preparar aceite natural de pimienta de cayena

Los pimientos rojos contienen una sustancia llamada capsaicina que, en el cuerpo, ejerce una potente acción analgésica y antiinflamatoria. También concentran otros antioxidantes como los carotenos y la vitamina C, necesarios para evitar el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

6. Ajo

Utilizado con múltiples fines culinarios y medicinales, el ajo es uno de los alimentos vasodilatadores y anticoagulantes que benefician la circulación de todo el cuerpo.

Sus compuestos sulfurosos mejoran el proceso de oxigenación y, al mismo tiempo, ayudan a remover las sustancias tóxicas que se retienen en la sangre. La alicina, su compuesto activo, evita la formación de placa en las paredes arteriales y reduce el riesgo de obstrucción e hipertensión.D

Descubre: 8 alimentos que debes evitar si padeces de hipertensión

7. Pescados grasos

Pescado azul

Los pescados grasos son una excelente fuente de omega 3, un tipo de grasa saludable que se ha relacionado con la disminución del colesterol y otros problemas cardiacos. Este lípido, que se absorbe solo mediante la dieta, promueve la limpieza de las arterias y disminuye las dificultades circulatorias.

Además, dado que se unen con los aminoácidos y antioxidantes que contiene este alimento, son ideales para prevenir las enfermedades causadas por las toxinas y el exceso de inflamación. Algunas variedades recomendadas son:

  • Salmón.
  • Atún.
  • Sardinas.
  • Caballa.
  • Arenque.
  • Bacalao.

8. Más alimentos para mejorar tu circulación: remolacha

La remolacha es una verdura poco común en la cocina pero despierta un gran interés por sus cualidades nutricionales. Contiene un poco de casi todas las vitaminas y minerales que el organismo necesita destacando en fibra, folatos, vitamina B6 y magnesio. 

Es interesante su efecto reductor de la presión arterial relacionado con la elevada presencia de nitratos en las remolachas.

Estos se convierten en óxido nítrico, una molécula capaz de dilatar los vasos sanguíneos. Sin embargo hay que destacar que el efecto dura unas horas y es necesario un consumo habitual. 

9. Bayas

Estos pequeños frutos son otro de los alimentos para mejorar tu circulación. Poseen un potente pigmento natural responsable de su llamativo color azul, púrpura y rojo. Son las antocianidinas usadas de forma tradicional como un colorante alimentario.

Pero este compuesto también tiene algunas propiedades positivas para la salud ligadas con el sistema vascular. Como señalan los estudios científicos ejercen una fuerte acción antioxidante, evitan la rigidez arterial y ayudan a disminuir la presión.

Destacan en especial el açai, los arándanos azules y rojos, las moras, el grosellero y el mirtilo. Aunque todas las hojas, raíces o plantas comestibles con estos colores presentan alguna cantidad en su composición.

10. Tomate

Esta hortaliza es una de las reinas de las ensaladas y otros muchos platos en todo el mundo. Y además una excelente fuente de salud que permite fortalecer arterias y venas y prevenir la aparición de futuras patologías vasculares. 

El licopeno es el responsable de sus efectos positivos en este sentido. La ciencia evidencia que es  antioxidante, antiinflamatorio, mejora la función de las paredes arteriales y permite controlar la presión de la sangre. 

Es interesante saber que con el calor este compuesto aumenta sus propiedades y se aprovecha mejor al acompañarlo de aceite de oliva u otra grasa. Por esto la salsa de tomate o el ketchup presentan cantidades más elevadas de licopeno.

Otras formas de mejorar tu circulación

Además de disfrutar estos alimentos con mayor regularidad en tu dieta, recuerda que debes mejorar otros hábitos de vida para poder conseguir la mejoría que deseas.

En este sentido, será necesario reducir al mínimo el consumo de golosinas, bebidas energizantes, alcohol, cafeína, grasas saturadas y grasas trans. Asimismo, deberás aumentar tu ingesta de agua.

Por otra parte, no dejes de lado la práctica de deporte, ya que te ayudará a sentirte mejor, día a día. Si no sabes cómo iniciar una rutina, conversa con tu médico, para que te dé algunas recomendaciones y, si lo consideras, consulta con un entrenador personal.

Recuerda que, si decides consultar con el entrenador, deberás informarle si tienes alguna condición médica, para que la tenga en cuenta y diseñe un plan de ejercicios apropiado para ti.

  • Sierra, A. (2012). Las sorprendentes propiedades terapéuticas del apio (Primera parte). Ecoosfera. [En línea] Disponible en: https://ecoosfera.com/2012/10/las-sorprendentes-propiedades-terapeuticas-del-apio-primera-parte/
  • Dewar, Anthony M et al. “Curcumin mediates both dilation and constriction of peripheral arterioles via adrenergic receptors” Journal of investigative dermatology vol. 131,8 (2011): 1754-60.
  • El pescado, imprescindible en la dieta. Fundación Española del Corazón. [En línea] Disponible en: https://fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2316-el-pescado-imprescindible-en-la-dieta.html
  • Bojórquez R, et al. Propiedades funcionales y beneficios para la salud del licopeno. Nutrición Hospitalaria. Febrero 2013. 28(1).
  • Coles LT, Clifton PM. Effect of beetroot juice on lowering blood pressure in free-living, disease-free adults: a randomized, placebo-controlled trial. Nutrition Journal. Diciembre 2012.11:106.
  • Khoo H.E, et al. Anthocyanidins and anthocyanins: colored pigments as food, pharmaceutical ingredients, and the potential health benefits. Food and Nutrition research. Agosto 2017. 2017; 61(1): 1361779.
  • Mozos I, et al. Lycopene and Vascular Health. Frontiers in Pharmacology. Mayo 2018. 9:521.
  • Bayati, J & Moradi N. ”Physiological and pharmaceutical effects of Ginger (Zingiber officinale Roscoe) as a valuable medicinal plant”. European Journal of Experimental Biology. 2014, 4 (1): 87-90. [Online] Avaiable at: http://www.imedpub.com/articles/physiological-and-pharmaceutical-effects-of-ginger-zingiber-officinale-roscoeas-a-valuable-medicinal-plant.pd