7 maneras de controlar el nivel de azúcar en la sangre

Virginia Bruno·
19 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
13 Noviembre, 2018
La práctica de buenos hábitos de vida puede ayudar a regular y, por ende, controlar, los niveles de azúcar en la sangre. Llevar una dieta balanceada y mantener el cuerpo hidratado son algunos de los consejos que te damos en este artículo.

Una vez que el médico ha diagnosticado un nivel alto de azúcar en la sangre, es importante seguir todas sus indicaciones, así como revisar y corregir aquellos hábitos que no brindan ningún beneficio para la salud.

Para ayudarte en este proceso, te comentamos cuáles son las 7 maneras de controlar el nivel de azúcar en la sangre. Verás que se trata de medidas muy sencillas de cumplir. Eso sí, la constancia y la disciplina juega un papel muy importante para ver resultados. Toma nota de estos consejos.

7 prácticas para controlar el nivel de azúcar en la sangre

Tener un nivel alto de glucosa en la sangre puede ocasionar problemas graves al organismo, como daños en los nervios y en los riñones, enfermedades cardiacas y derrames. Por eso, es muy importante tomar las medidas de necesarias para controlarlos. A continuación, detallamos algunas de ellas.

1. Disminuir el consumo de azúcar diario

Se recomienda al paciente llevar siempre consigo al menos 3 terrones de azúcar para casos de emergencia.

El mercado ofrece un sinfín de alimentos ricos en azúcar y otras sustancias no nutritivas, desde bebidas gaseosas, chocolates, gominolas, hasta todo tipo de bollería. Incluso, hay alimentos que uno no esperaría que contengan azúcar. Este es el caso de las galletas saladas, las pastas y varios productos envasados.

Cuando las personas no regulan la calidad de los alimentos ni las cantidades de los mismos, la dieta puede ser pobre en muchos aspectos. En consecuencia, se pueden desarrollar patologías como: diabetes tipo 2, intolerancia a la glucosa y obesidad.

Como lo indica una publicación de National Health Services, es fundamental evitar alimentos que contengan alto índice glucémico. Por otra parte, se debe incrementar el consumo de frutas y verduras frescas. Asimismo, incorporar a la dieta más proteínas y carbohidratos saludables como los cereales integrales.

2. Consumir linaza

Las semillas de lino, o linaza, son muy populares gracias al contenido de fibra que aportan al organismo. Por eso, es considerado un alimento de bajo índice glucémico. En relación a esto, una investigación publicada en la revista Nutrition Research señala que su ingesta diaria disminuyó los índices de glucosa en personas pre diabéticas con sobrepeso.

3. Monitorear los niveles de azúcar en la sangre

Ante todo, es importante comprobar tu nivel de glucosa en sangre con un glucómetro. Esta práctica te ayudará a determinar cómo reacciona tu cuerpo a determinados alimentos o si es necesario hacer un ajuste a la dosis de los medicamentos propuestos por el especialista.

En relación a los rangos, de acuerdo a información de la Clínica Mayo, antes de las comidas el nivel de azúcar no debería ser superior a los 130 mg/dL. Dos horas después de comer, este se debe mantener en menos de 180 mg/dL.

4. Mantener el cuerpo bien hidratado

Para poder eliminar los desechos del organismo, es importante consumir suficiente cantidad de agua durante el día. Según un artículo de The Global Diabetes Community, esto es aún más necesario a la hora de regular los niveles de azúcar en la sangre, ya que los riñones necesitan excretar el exceso a través de la orina.

Vale la pena recordar que las bebidas gaseosas o azucaradas, en general, deben evitarse a toda costa. Si no te gusta el sabor del agua, puedes agregar una rodaja de alguna fruta, como la naranja, el limón o la lima. Una buena idea es guardar la rebanada en el congelador. De esta manera, las tendrás siempre listas para usar.

5. Controlar los niveles de estrés

estres

El estrés puede contribuir a la alteración de los niveles de azúcar en la sangre. De hecho, otra publicación de The Global Diabetes Community plantea que cuando el cuerpo está bajo estrés, las glándulas suprarrenales liberan la glucosa almacenada en varios órganos. Esto elevaría los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.

Por ello, aunque puede ser complicado, es fundamental aprender a gestionar las emociones de la forma correcta. Para lograrlo, intenta realizar alguna técnica de relajación, como el yoga o la meditación. Adicional a esto, existen diversos ejercicios de respiración que ayudan a liberar tensiones y recuperar la calma.

6. Dormir las horas suficientes

No es un secreto que el descanso es necesario para gozar de una buena salud en general, y este caso no es la excepción. Así lo sugiere un artículo de Sleep Foundation, en el que se indica que, con la pérdida de sueño, el cuerpo recibe menos insulina, una hormona que regula el azúcar en sangre.

7. Perder peso

Este consejos es muy importante si tienes sobrepeso, ya que, como lo propone la Clínica Mayo, perder solo entre el 5 % y el 7 % de peso corporal puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Para mantenerte saludable es fundamental llevar una dieta balanceada y realizar alguna actividad física.

Además de estos consejos, no olvides consultar con tu médico antes de hacer grandes cambios en tu alimentación y evita recurrir a remedios naturales como tratamiento principal. Si el médico te lo indica, hazte un análisis de sangre para monitorear cómo van tus progresos.

Si tienes dudas, puedes acudir a un nutricionista para que te recomiende cuál es la dieta más adecuada para tu organismo. Recuerda que, con tan solo cuidar de tu alimentación, conseguirás regular tus niveles de azúcar en la sangre, entre otros aspectos.

  • Foldes, E. (1947). Diabetes and hypertension. The American Journal of Medicine. https://doi.org/10.1080/13854040802368684
  • Diabetes.co.uk. (2017). Blood Sugar Level Ranges. https://doi.org/10.1016/j.bbadis.2016.09.015
  • Brown, I. J., Stamler, J., Van Horn, L., Robertson, C. E., Chan, Q., Dyer, A. R., … Elliott, P. (2011). Sugar-sweetened beverage, sugar intake of individuals, and their blood pressure: International study of macro/micronutrients and blood pressure. Hypertension. https://doi.org/10.1161/HYPERTENSIONAHA.110.165456
  • Clarke, S. F., & Foster, J. R. (2012). A history of blood glucose meters and their role in self-monitoring of diabetes mellitus. British Journal of Biomedical Science. https://doi.org/10.1080/09674845.2012.12002443
  • Sleep Foundation. The Link Between a Lack of Sleep and Type 2 Diabetes. Recuperado el 19 de octubre de 2020. https://www.sleepfoundation.org/articles/link-between-lack-sleep-and-type-2-diabetes
  • The Global Diabetes Community. Stress and Blood Glucose Levels. (2019). Recuperado el 19 de octubre de 2020. https://www.diabetes.co.uk/stress-and-blood-glucose-levels.html#:~:text=When%20the%20body%20is%20under,of%20glucose%20in%20the%20bloodstream.
  • Clínica Mayo. Análisis de azúcar en sangre. Por qué, cuándo, y cómo. (2020). Recuperado el 19 de octubre de 2020. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/diabetes/in-depth/blood-sugar/art-20046628
  • National Health Services. Hyperglycaemia (high blood sugar). (2018). Recuperado el 19 de octubre de 2020. https://www.nhs.uk/conditions/high-blood-sugar-hyperglycaemia/
  • Hutchins, A. M., Brown, B. D., Cunnane, S. C., Domitrovich, S. G., Adams, E. R., & Bobowiec, C. E. (2013). Daily flaxseed consumption improves glycemic control in obese men and women with pre-diabetes: A randomized study. Nutrition Research. https://doi.org/10.1016/j.nutres.2013.02.012