9 propiedades del camote

Las presentaciones más comunes de esta raíz tuberculosa suelen ser el puré y la sopa de verduras. No obstante, existen muchas recetas más. ¡Descubre todas sus propiedades!
9 propiedades del camote
Carlos Fabián Avila

Revisado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila.

Escrito por Ángela Aragón

Última actualización: 07 febrero, 2023

También conocido como batata o patata dulce, es un vegetal versátil que se caracteriza por su importante valor nutricional. Y, en los últimos años, incluso se han puesto en valor las posibles propiedades del camote para la salud.

Es por este motivo que su consumo se ha popularizado en gran medida, y han ido apareciendo recetas variadas y una infinidad de formas curiosas de introducirlo en el día a día.

Si quieres conocer más acerca del camote, sus nutrientes y cómo puede beneficiarte su inclusión en la dieta diaria, te animamos a seguir leyendo el artículo.

¿Qué es el camote?

El nombre de camote proviene del náhuatl camohtli. Se trata de una planta herbácea, perenne y trepadora, que prefiere los climas tropicales y subtropicales con temperaturas suaves (14-26ºC).

Esta raíz llama la atención por su destacado color naranja, aunque también existen otras variedades que son blancas, amarillas e, incluso, moradas. Su sabor es dulce y resulta un alimento muy digestivo.

A pesar de su parecido físico, no pertenece a la misma familia que la patata ni el ñame. Aunque, los tres se pueden considerar fuentes de carbohidratos complejos que aportan energía de forma gradual.

Su uso es muy habitual en la cocina popular de aquellos países donde se ha cultivado de forma tradicional. Pero, como ya hemos visto, se extiende a día de hoy alrededor del mundo.

Por esto, se puede encontrar en recetas tan variadas como dulces de camote, compotas, ollas de carne, sancochadas, fritos o en empanadas.

Propiedades del camote y beneficios para la salud

Gracias a su composición nutricional y al aporte de otros compuestos, la ingesta de camote puede contribuir a mejorar algunos aspectos de la salud.

1. Aporte de nutrientes

Como ya lo mencionamos, el camote se ha popularizado por representar una importante fuente de nutrientes. Por este motivo, puede formar parte de cualquier tipo de dieta saludable y contribuye a mejorar la calidad nutricional de esta.

En general, son fuente de fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales. Según información publicada en Food and Nutrition Information Center , 100 gramos de camote proporcionan:

  • Energía: 86 calorías.
  • Agua: 77 gramos.
  • Proteína: 1,6 gramos.
  • Carbohidratos: 20,1 gramos.
  • Azúcar: 4.2 gramos.
  • Fibra: 3 gramos.
  • Grasa: 0.1 gramos.
  • Vitaminas A, C, E y del complejo B.
  • Potasio, magnesio y cobre.

Asimismo, información divulgada en Food Research International , señala que el camote contiene carotenoides, antocianinas y ácidos fenólicos. Todos ellos son compuestos que se estudian por sus posibles efectos positivos en la salud.

La cantidad de algunas vitaminas y otros compuestos puede cambiar según la variedad de camote que se consume.

2. Cuidado de la piel

Incluir camote en la dieta regular es una forma de obtener nutrientes que promueven la salud de la piel. Según una investigación publicada en Food Chemistry , este alimento contiene compuestos fenólicos, betacaroteno y otras sustancias antioxidantes que contribuyen a reducir el impacto negativo de los radicales libres.

Esto último es importante, pues, según una publicación en la revista Biomolecules, el estrés oxidativo (causado por estas moléculas) desempeña un rol importante en el proceso de envejecimiento de la piel, acelerando la aparición de signos de la edad.

Comer camote ayuda a cuidar la piel
Debido a su contenido de compuestos antioxidantes, el camote contribuye al cuidado de la piel.

3. Protección de la vista

Aunque el camote no es un alimento milagroso contra los problemas de la vista, sí cuenta con nutrientes que son beneficiosos sobre la salud visual. 

En este caso, hablamos de los betacarotenos, que se sintetizan como vitamina A en el cuerpo; y también de otros antioxidantes como la luteína y la zeaxantina. Todos ellos son los responsables del color naranja de muchos alimentos.

La vitamina A es importante para tener una visión normal. Ademas, los antioxidantes forman parte de la retina, contribuyen a proteger la mácula de la degeneración macular asociada a la edad y mejoran la agudeza visual.

Asimismo, puede ayudar a prevenir un tipo especial de ceguera conocida como xeroftalmia, asociada con la deficiencia de vitamina A, de acuerdo a un estudio publicado en Journal of Paediatrics and Child Health .

4. Mantenimiento de la salud cardiovascular

De nuevo, volvemos a centrarnos en los betacarotenos como responsables de las propiedades del camote en relación al sistema cardiovascular.

De acuerdo con un estudio publicado en Food and Nutrition Research, los carotenoides pueden contribuir a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, debido a su actividad antioxidante y antiinflamatoria.

Su acción en el organismo permite reducir algunos factores de riesgo asociados a este tipo de patologías: lípidos altos en sangre, hipertensiónl, obesidad y resistencia a la insulina.

5.  Protección del sistema digestivo

Coincidiendo con los datos de un estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry ,  el camote o patata dulce cuenta con dos tipos de fibra: soluble e insoluble.

Gracias a este último tipo, mejora el movimiento de los alimentos a través del tubo digestivo, ayuda a formar bolo fecal y puede mejorar el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento.

6. Promoción de una mejor función cerebral

Al tener en cuenta la salud y el funcionamiento cerebral, cabe decir que las dietas con abundantes frutas y verduras se relacionan con un riesgo menor de padecer demencia y deterioro cognitivo.

Además, el camote en particular, contiene antocianinas, que son positivas al respecto. En estudios hechos en ratones, se ha encontrado que la suplementación con extracto de camote con antocianinas mejora el aprendizaje y la memoria.

Promueve una función cerebral saludable
Los compuestos antioxidantes que contiene el camote se asocian a la protección de la salud cerebral.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que faltan datos al respecto en humanos, y que los extractos siempre tienen una acción más fuerte que el alimento en sí.

7. Regulación de la glucosa en sangre

Los alimentos que aportan carbohidratos suelen ser motivo de duda y preocupación en las dietas para personas con el azúcar elevado o diabetes tipo 2.

No obstante, hay que tener en cuenta que estos contienen un índice glucémico (IG) bajo, sobre todo cuando son hervidos. Los alimentos con este marcador en la parte baja, no aumentan tanto la glucosa en sangre como los que tienen un IG más alto.

Estas propiedades beneficiosas del camote en la regulación sanguínea son debidas, también, a la presencia de fibra. La porción soluble, ralentiza el vaciado del estómago y ayuda a controlar la glucosa en sangre.

8. Aporte de ácido fólico para el embarazo

El ácido fólico es un nutriente clave para el periodo de gestación. Esta sustancia es muy importante en la primera etapa del crecimiento del bebé. De hecho, su déficit afecta al cerebro y la espina dorsal del feto.

El camote, al ser un alimento que aporta este nutriente, es una buena opción para complementar la dieta en el embarazo.

9. Reducción del riesgo de padecer cáncer

Hablamos de nuevo de los antioxidantes del camote, que podrían ser también los responsables de esta propiedad.

Un exceso de radicales libres es nocivo en este sentido, ya que dañan algunos componentes celulares. Estas alteraciones juegan un papel esencial en el desarrollo de diversas patologías, entre las que se encuentra el cáncer.

Consejos para cocinar e introducir el camote en la dieta

Gracias a las propiedades del camote, introducirlo en la dieta habitual contribuye a mejorar los citados aspectos de salud.

No obstante, hay que tener presente  que ellos solos no mejoran ninguna condición de salud y que deben introducirse en el marco de una dieta equilibrada y saludable.

Antes de empezar a cocinarlo es importante elegir patatas dulces de buena calidad. Los mejores ejemplares son aquellos que están firmes con la piel suave y tensa. En un lugar fresco y seco se conservan bien unas 3 o 4 semanas.

Gracias a su sabor suave, un poco dulce y a su textura cremosa; la forma más conveniente y agradable de consumir el camote es en cocciones suaves, solo o acompañado de pocos ingredientes.

Algunas de las elaboraciones que se pueden hacer con esta raíz son las siguientes:

  • Lo mejor es servirlos asados al horno o hervidos. Se pueden comer enteros o chafados en forma de puré. Un aderezo suave (sal, aceite de oliva, pimienta o hierbas aromáticas) es suficiente y realza su sabor. Sirven como acompañamiento de la carne, el pescado o el tofu, por ejemplo.
  • En forma de sopa o puré, mezclado con otras verduras. Así, las cremas quedan con una textura más suave y sedosa. Combina bien con la calabaza, el calabacín y los puerros.
  • Cocido al dente se puede añadir a una gran variedad de ensaladas.
  • Sustituye a las patatas en cualquiera de sus posibles elaboraciones: en guisos con legumbres o carne, en tortillas, con verduras, rellenos, etc.
  • Cortado en rebanadas, se puede tostar o asar un poco y usarlos en lugar del pan.
  • Por último, el camote también sirve para hacer algunas elaboraciones dulces como brownies, galletas, etc.

Prueba este tubérculo y aprovecha las propiedades del camote para la salud

Hay muchas razones para incorporar el camote en la dieta. Si bien no se trata de un alimento súper poderoso o similares, su ingesta nos aporta nutrientes que son determinantes para promover el bienestar. ¿Lista para probarlo?

Te podría interesar...
¿Cómo hacer puré de batatas con 3 recetas sanas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer puré de batatas con 3 recetas sanas?

A continuación te compartimos algunas recetas sanas de puré de batatas para que disfrutes de este delicioso alimento de diversas maneras. ¡Te encan...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.