7 riesgos en una cocina y consejos de seguridad

La cocina es uno de los espacios del hogar que más peligros, muchas veces ocultos, representa. Descubre cuáles son y cómo puedes prevenir accidentes.
7 riesgos en una cocina y consejos de seguridad
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 06 diciembre, 2021

Los riesgos en una cocina son muchos más de los que puedes imaginar porque hay elementos que, aunque parezcan inofensivos, pueden ocasionar graves accidentes. En este sentido, la cocina es el ambiente de la casa perfecto para que se den diferentes tipos de siniestros que pueden ir desde cortes y quemaduras leves hasta casos más graves de intoxicación y fracturas.

Gas, electricidad, agua, objetos cortantes… son solo algunos de los factores que inciden en los accidentes domésticos más comunes y, muchas veces, más peligrosos. Repasa, a continuación, cuáles son los riesgos más frecuentes que puedes sufrir en una cocina y cómo puedes evitarlos.

Riesgos en una cocina: cuáles son y cómo contrarrestarlos

Siete riesgos en una cocina y consejos de seguridad
La cocina presenta una serie de riesgos que podrías prevenir con cuidado y atención.

Si te detienes a pensar, te darás cuenta de que la mayoría de los incidentes que suceden en la cocina podrían haberse evitado. Solo era cuestión de prestar más atención y ver más allá de algunas situaciones que, a simple vista, parecían inofensivas. Estos son los siete riesgos que puedes prevenir.

1. Caídas y resbalones

¿Por qué algunas personas se caen en la cocina? Porque es normal que el piso de este ambiente se moje, se manche con restos de comida o grasa, etc. En estas condiciones, los resbalones y caídas están a la orden del día. Para evitar caerse, es importante que apenas se derrame líquido o comida, limpies la zona con un paño húmedo y que recuerdes que ese sector de la cocina tiene el piso mojado.

Por otro lado, si hay alacenas altas a las que debes llegar con la ayuda de un banquito, asegúrate de que este sea apto para pararte en él. Evita utilizar superficies inestables que no vayan a soportar el peso de una persona.

2. Caídas de objetos

¿Te ha pasado que al abrir una alacena se te ha caído una lata o un paquete encima? La falta de orden en los muebles de la cocina podría generar este tipo de accidentes que pueden llegar a ser más graves de lo que piensas.

Esta situación se agrava cuando los utensilios o vajilla no está correctamente guardados y lo que se cae sobre ti es un cuchillo o una vasija de cerámica que se parte al entrar en contacto con alguna parte de tu cuerpo.

Lo ideal es mantener todos los espacios de guardado ordenados. Asimismo, si notas que la caída de un objeto es inminente, no trates de detenerlo con tu cuerpo, sino que procura hacerte a un lado. Si bien es una cuestión de reflejos querer evitar que algo llegue al piso, no es una buena idea detener un cuchillo con los pies.

3. Quemaduras

¿Quién no se ha quemado alguna vez en la cocina? Incluso si solo estás de paso por allí porque no eres aficionado o aficionada y solo preparabas una taza de té. La cocina tiene fuentes de calor como el horno, los quemadores y todo lo que recién sale de ellos.

Ante la duda, utiliza un guante protector o un paño para tomar una fuente u olla. O, al menos, toca la superficie del recipiente con cuidado antes de levantarlo por completo con toda la mano.

Asimismo, si estás cocinando, procura dejar los mangos de las sartenes hacia adentro, sumergir los alimentos de a poco en agua o aceite caliente y tener guantes o paños siempre a mano. Sobre todo si hay niños cerca, utiliza los quemadores de atrás y no los frontales.



4. Gas y electricidad

El gas es muy peligroso y si hace mala combustión, puede provocar explosiones e intoxicaciones por monóxido de carbono. De igual manera, la electricidad también supone riesgos en una cocina que pueden ocasionar cortocircuitos y electrocuciones.

Es fundamental cerrar las llaves de gas correctamente y prestar atención a que el quemador no se apague, si un líquido se derrama sobre el mismo. Además, revisa que los enchufes que se encuentran sobre la mesada no se mojen o se salpiquen con cualquier tipo de líquido. Siempre que operes un artefacto eléctrico asegúrate de tener las manos secas.

5. Cortes

Siete riesgos en una cocina y consejos de seguridad
Uno de los riesgos más habituales es cortarse en la cocina.

Además de un cuchillo, hay otros objetos que pueden lastimarte en la cocina. Un abrelatas y el filo mismo de la lata, un recipiente de vidrio o cerámica roto, máquinas como picadoras o cortadoras son solo algunos de los elementos con los que puedes cortarte en la cocina.

Para evitar este tipo de accidentes es importante que las cuchillas filosas tengan un mango antideslizante, usar guantes y, sobre todo, tener concentración mientras estás manipulando elementos cortantes.

6. Intoxicaciones

En la cocina, también se suelen guardar diferentes productos de limpieza que pueden ser muy peligrosos si caen en las manos equivocadas, sobre todo en el caso de los más pequeños o las mascotas.

Lo mejor que puedes hacer es mantenerlos fuera de su alcance y en las condiciones de almacenamiento que indica el fabricante. Algunos de estos productos químicos son sensibles al calor o a la humedad, por lo que es fundamental su correcta conservación.



7. Contaminación

Aquí, se pueden mencionar la contaminación cruzada y la que se genera por emplear esponjas o paños ya muy desgastados. En el primer ejemplo, procura no utilizar los mismos utensilios para los alimentos crudos y los cocidos porque las bacterias de los primeros se podrían transmitir a los segundos.

Otro tipo de contaminación que se puede dar en la cocina es a través del uso de esponjas demasiado viejas que han ido acumulando diferentes bacterias y hongos que son nocivos para la salud.

Riesgos en una cocina: una cuestión de sentido común

Como has visto, los accidentes que pueden suceder en una cocina son perfectamente evitables si sigues estos consejos que apelan al sentido común. El trajín diario, la rutina y los tiempos que se acortan cada vez más pueden hacer que se te pasen de largo algunas de estas cuestiones básicas.

Atención a los detalles, el control regular de los artefactos que tienes en la cocina y mantener siempre una buena higiene son las recomendaciones básicas que te ayudarán a mantener lejos los riesgos que están presentes en una cocina.

Te podría interesar...
7 consejos para mantener la cocina ordenada mientras cocinas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 consejos para mantener la cocina ordenada mientras cocinas

¿Quieres conocer los mejores consejos para mantener la cocina ordenada al cocinar? Entra y descubre 7 de ellos que cambiarán tu vida.



  • Bolaños Morera, P., & Chacón Araya, C. (2017). Intoxicación por monóxido de carbono. Medicina Legal de Costa Rica34(1), 137-146.
  • Fuster i Valls, N. (2006). Importancia del control higiénico de las superficies alimentarias mediante técnicas rápidas y tradicionales para evitar y/o minimizar las contaminaciones cruzadas. Universitat Autònoma de Barcelona.
  • Haro, B. H., & Moya, J. V. (2013). Caracterización de riesgos laborales en los procesos del área de restaurante y cocina de la Hostería Selva Virgen. Enfoque UTE4(1), 50-58.
  • Peña Aguirre, T. B. Estudio de los factores de riesgo biológicos presentes en a cocina de un restaurante.
  • Fernández, P. B., López, M. B., Escribano, M. F., Pérez, B. G., Pérez, E. M., Sánchez, M. M., & Morales, M. P. (2019). Cocina y oficios. Información de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Combe, L. S. (2011). La seguridad en la cocina¿ Cómo lograr que la cocina sea un lugar seguro para trabajar?. Hospitalidad ESDAI, (20).