7 signos tempranos de cáncer colorrectal

Aunque es cierto que estos síntomas del cáncer colorrectal pueden ser comunes a otras dolencias menos graves, en caso de presentar dos o más es conveniente acudir a un especialista.
7 signos tempranos de cáncer colorrectal
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 05 diciembre, 2022

El cáncer colorrectal se origina en el colon o en el recto y tiene algunos signos tempranos que conviene conocer. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a un 10 % o 15 % de la población mundial.

Se genera cuando las células del colon se dividen de forma descontrolada y ocasionan tumoraciones en el revestimiento del intestino grueso. Tal y como ocurre con otros tipos de cánceres, puede atacar de forma rápida y dar lugar a diferentes dificultades en el organismo.

Puede haber un alto riesgo de padecerlo cuando se tienen pólipos en el colon, antecedentes familiares o colitis ulcerosa. La detección oportuna y un buen tratamiento médico pueden aumentar la expectativa de vida.

Debido a ello, es muy importante conocer los signos tempranos del cáncer colorrectal y, por supuesto, acudir al especialista si hay sospecha.

Signos tempranos del cáncer colorrectal

1. Cambios en los hábitos intestinales

Tanto el estreñimiento como la diarrea pueden estar relacionadas con anormalidades en el colon. Tener evacuaciones incompletas, incontinencia intestinal o presentar un estrechamiento en las heces es suficiente para consultar al médico.

Aunque casi siempre tienden a presentarse por malos hábitos de vida o afecciones comunes, es necesario tenerlo en cuenta como posible factor de riesgo. Los signos tempranos del cáncer colorrectal, justamente, pueden pasar desapercibidos por confundirse con afecciones banales.

Si siempre tuviste heces duras y llevas unas semanas con diarrea; o al revés, te estás constipando demasiado, a pesar de no cambiar la dieta, entonces hay que hacer estudios. Un gastroenterólogo podrá indicarte la evaluación óptima para ti.



2. Sangre en las heces

Según afirman desde la Clínica Cleveland, la presencia de sangre en las heces es uno de los signos tempranos más relevantes de cáncer colorrectal. Si bien es un síntoma que puede deberse a varias patologías digestivas, su aparición puede alertar sobre la presencia de tumores en el intestino. 

Además, es habitual entre aquellos con enfermedades de riesgo, como las siguientes:

3. Anemia

La anemia es una enfermedad que se produce por la disminución de los glóbulos rojos o de la concentración de hemoglobina. Ambos son responsables de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo. Quienes la padecen suelen atravesar episodios de fatiga y debilidad, incluso cuando tienen una buena calidad de sueño y una alimentación saludable.

Aunque se puede producir por cuestiones genéticas, nutricionales o pérdida excesiva de sangre, existen datos que sugieren que tiende a aparecer en los pacientes con cáncer colorrectal como un signo temprano. Esto se debe al pequeño sangrado que se origina en el tumor y que gotea sangre, lentamente, a través de las heces.

Cuando la pérdida es sostenida, la anemia se instaura. Se pierde más sangre de la que es capaz de reponer el cuerpo.

Anemia en un paciente con cáncer colorrectal.
La detección de anemia en un paciente sin antecedentes notorios, debe orientar la búsqueda a un sagrado intestinal.

4. Dolor abdominal

Es muy difícil considerar al dolor abdominal como una señal de cáncer, ya que en la mayoría de los casos se debe a la indigestión o a los problemas estomacales comunes. Sin embargo, cuando se produce de forma recurrente e inexplicable, es importante que sea analizado minuciosamente por un especialista.

El hecho de que se presente de manera repentina puede indicar que algo está alterando el ambiente en el intestino. Puede tratarse de una alteración en la flora bacteriana, o bien estar alertando de que las células están creciendo de forma excesiva.



5. Vómitos

Los vómitos causados por una indigestión o dificultad digestiva son normales y, por lo general, desaparecen en poco tiempo. Sin embargo, cuando se convierte en un síntoma recurrente, involuntario y sin razón aparente, es primordial encender las señales de alerta.

Aunque puede tratarse de varios problemas de salud, el cáncer colorrectal suele provocarlo, dado que las células comienzan a tener una actividad anormal. Esto, a su vez, suele conducir a la deshidratación, la fatiga y el exceso de acidez estomacal.

Una presentación especial de estos signos tempranos de cáncer colorrectal es el vómito intempestivo. Si el tumor del intestino se ubica de tal forma, que es capaz de presionar a otros órganos, podría desencadenar un reflejo de náuseas y hasta una expulsión de comida rápida y voluminosa.

6. Pérdida de peso repentina

La pérdida de peso puede conseguirse a través de un plan de alimentación saludable y la práctica de ejercicio físico regular. Sin embargo, en algunos casos, se da de forma repentina y sin esfuerzo alguno, casi siempre como señal de alerta.

En el caso del cáncer colorrectal, la pérdida de peso se presenta por la disminución del apetito, lo que conduce a deficiencias nutricionales. También puede ocurrir que los alimentos ingeridos no se metabolicen como es debido o que los gastos metabólicos que desencadena el tumor superen las calorías que se ingieren.

Pérdida de peso como signos tempranos del cáncer colorrectal.
La pérdida de peso de origen inexplicable siempre debe hacer sospechar un proceso maligno.

7. Acumulación de gases

La acumulación de gases en el intestino se presenta por las alteraciones que sufre la flora bacteriana, debido al desarrollo de cáncer colorrectal. También suele haber un movimiento peristáltico más lento, lo que condiciona el tránsito lento y la mayor fermentación dentro del tubo digestivo.

Por supuesto, es un síntoma que debe asociarse con otros cambios en el cuerpo, ya que también puede ser originado por el consumo de algunos alimentos, enfermedades comunes y la práctica de algunos hábitos poco saludables.

¿Qué hacer si se presentan signos tempranos de cáncer colorrectal?

Saber identificar estos síntomas y analizar si son recurrentes es determinante para lograr una detección oportuna de la enfermedad. Padecer dos o más signos de los mencionados al mismo tiempo es un motivo suficiente para solicitar los exámenes médicos pertinentes.

Te podría interesar...
Científicos españoles descubren las células que causan la recaída en el cáncer de colon
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Científicos españoles descubren las células que causan la recaída en el cáncer de colon

Científicos españoles del IRB Barcelona han encontrado las células que se esconden tras la recaída y las metástasis del cáncer de colon.



  • Astin, M., Griffin, T., Neal, R. D., Rose, P., & Hamilton, W. (2011). The diagnostic value of symptoms for colorectal cancer in primary care: a systematic review. The British journal of general practice : the journal of the Royal College of General Practitioners, 61(586), e231–e243. https://doi.org/10.3399/bjgp11X572427
  • Bapuji SB, Sawatzky JA V. Understanding weight loss in patients with colorectal cancer: A human response to illness. Oncol Nurs Forum. 2010;
  • Colorectal (colon) cancer. Retrieved from https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/14501-colorectal-colon-cancer
  • Edna TH, Karlsen V, Jullumstrø E, Lydersen S. Prevalence of anaemia at diagnosis of colorectal cancer: Assessment of associated risk factors. Hepatogastroenterology. 2012;
  • Han, S., Gao, J., Zhou, Q., Liu, S., Wen, C., & Yang, X. (2018). Role of intestinal flora in colorectal cancer from the metabolite perspective: a systematic review. Cancer management and research, 10, 199–206. https://doi.org/10.2147/CMAR.S153482
  • Sundbøll, J., Thygesen, S. K., Veres, K., Liao, D., Zhao, J., Gregersen, H., & Sørensen, H. T. (2019). Risk of cancer in patients with constipation. Clinical epidemiology, 11, 299–310. https://doi.org/10.2147/CLEP.S205957

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.