8 ejercicios oculares que deberías hacer todos los días

Aunque se trata de una terapia poco conocida, los ejercicios oculares tienen como objetivo fomentar hábitos saludables y prevenir enfermedades seniles y degenerativas de los ojos.
8 ejercicios oculares que deberías hacer todos los días
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 17 noviembre, 2020.

Escrito por Katherine Flórez, 15 septiembre, 2015

Última actualización: 17 noviembre, 2020

Los ojos reciben continuamente muchos estímulos visuales que los fatigan. Por ejemplo, después de pasar largas horas frente a pantallas de dispositivos, leyendo, conduciendo o al sol, es común que se sientan cansados. Te proponemos conocer algunos ejercicios oculares para mantener la salud visual.

Así como haces ejercicios físicos para mantener la salud del cuerpo, es posible conservar el bienestar ocular mediante ciertas técnicas de aplicación sencilla. A continuación, te contamos sobre algunas de ellas.

¿Para qué sirven los ejercicios oculares?

Aunque se trata de un método no muy extendido, los ejercicios oculares tienen como objetivo fomentar hábitos saludables y prevenir enfermedades seniles y degenerativas, como por ejemplo las cataratas o la degeneración macular.

De acuerdo con un artículo publicado por el sitio especializado en medicina WebMD, los ejercicios oculares colaboran en la prevención de problemas como la falta de enfoque al leer, estrabismo, ambliopía, visión doble o inconvenientes para la percepción de profundidad.

Asimismo, una investigación publicada por Plos ONE afirma que los ejercicios oculares permiten mejorar el rendimiento cognitivo en actividades relacionadas con la atención y la memoria. No obstante, también se señala en este estudio que la efectividad de estos ejercicios para varias patologías oculares todavía requiere de mayor evidencia científica.

8 ejercicios oculares para hacer en casa

Si bien varias fuentes académicas aclaran que son necesarios estudios más profundos para establecer su efectividad con certeza, de acuerdo con las fuentes citadas, ejercitar los ojos no reporta ningún daño y puede ser beneficioso en varias circunstancias.

Por ello, a continuación vamos a dar algunos ejemplos basados en las sugerencias publicadas por el National Institutes of Health de los Estados Unidos. Son fáciles de realizar: basta invertir solo cinco minutos al día para fortalecerlos y reducir el estrés visual.

1. Cerca y lejos

ejercicio-vista-ii

Este ejercicio ayuda a mantener la flexibilidad del músculo ciliar gracias a la contracción y relajación que demanda. El músculo ciliar cambia la forma del cristalino cuando los ojos se enfocan en un objeto cercano; este proceso se denomina acomodación. En cuanto al ejercicio que describiremos, está aconsejado para prevenir las cataratas y la presbicia.

  • Toma un lápiz y estira el brazo para alejarlo.
  • Luego, fija la vista solo en este elemento mientras lo acercas poco a poco a la cara.
  • Vuele a estirar el brazo manteniendo el enfoque en el lápiz y repite el mismo movimiento tres veces.

2. Alternar la vista

  • Toma un lápiz con cada mano.
  • Estira los brazos separados uno del otro a la altura de los hombros.
  • Luego, alterna la vista entre los dos lápices hasta completar 10 repeticiones.

3. Parpadeo

Parpadeo

Cuando mantienes la vista fija en una pantalla o en un objeto, los ojos pierden humedad y no parpadeas tanto como deberías. Para corregir esta situación, este ejercicio puede evitar la sequedad ocular.

  • Haz una combinación entre parpadear y controlar el parpadeo. Para lograrlo, fija la mirada en un punto, parpadea y vuelve a fijar la vista.
  • Repite este movimiento varias veces seguidas para darle lubricación al ojo.

4. Seguimiento

El seguimiento es un ejercicio ocular que se aconseja para mejorar la agudeza visual lejana de objetos en movimiento y evitar el cansancio de la vista. Es muy fácil de realizar:

  • Toma un lápiz y sitúalo en frente de ti, con el brazo estirado.
  • Luego, tápate un ojo con una mano y desplaza el brazo lateralmente, siguiendo el lápiz con el ojo libre.
  • Enfoca la mirada unos segundos al notarlo un poco borroso y repite el movimiento con el otro ojo.
  • Mueve el lápiz hacia arriba y, sin levantar la cabeza, mantén la mirada fija en el lápiz. Realiza lo mismo, pero ahora hacia abajo.

5. Círculos

Circulos

  • Haz que tus ojos miren hacia la derecha durante cinco segundos.
  • Después, haz lo mismo pero hacia la izquierda durante otros cinco segundos.

6. Pellizcos en las cejas

Si bien no hay evidencia que respalde sus resultados, los pellizcos en las cejas pueden servir para relajar la vista y disminuir el cansancio después de una jornada larga frente al computador.

  • Con los dedos índice y pulgar, pellizca la parte interna de las cejas.
  • Luego, sigue todo el recorrido de la ceja a pequeños pellizcos.
  • Haz de tres a cinco repeticiones.

7. Relajar la vista

Relajar-la-vista

Una de las potenciales ventajas de este ejercicio es que ayuda a disminuir el cansancio visual, los ojos irritados y el picor ocasionado por el sobresfuerzo.

  • Apóyate con los codos sobre la mesa y tápate los ojos con las palmas de las manos, para que no entre luz y haya una concentración en lo oscuro.
  • Trata de relajar al máximo la vista, pero sin presionar el globo ocular con las palmas de las manos.
  • Mantén la posición 15 segundos.

8. Cerrar y abrir

Quienes realizan este sencillo ejercicio ocular varias veces al día afirman que contribuye en disminuir el estrés visual en cuestión de segundos. Para probarlo, sigue estos pasos:

  • Cierra los ojos lo más fuerte que sea posible y trata de mantenerlos así durante algunos segundos.
  • Luego, ábrelos tanto como puedas y manténlos así otros cinco segundos.
  • Haz cinco repeticiones un mínimo de tres veces al día.

Ejercicios oculares y otros hábitos para una buena visión

Si pasas mucho tiempo delante de la pantalla del computador o si normalmente realizas largos periodos de lectura, estos ejercicios oculares podrían ayudarte.

Más allá de esto, una publicación del Center for Disease Control and Prevention indica que, para prevenir la pérdida de la visión, también es importante mantener un peso saludable, controlar los niveles de azúcar y colesterol, tener una buena higiene y usar elementos de protección adecuados, como por ejemplo gafas solares de calidad. 

Finalmente, si padeces alguna patología ocular o si existe algún antecedente familiar o genético, es importante que consultes con un oculista y que te sometas a controles de rutina para prevenir el desarrollo y complicación de las enfermedades mencionadas con anterioridad.

Te podría interesar...
Por qué los niños deben visitar al oftalmólogo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Por qué los niños deben visitar al oftalmólogo

Es posible, que desde la infancia se presenten enfermedades asociadas a la vista. Por lo cual, los niños deben visitar al oftalmólogo con frecuenci...