Aceite de tamanu: beneficios, usos y contraindicaciones

Daniela Andarcia·
29 Enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza al
28 Enero, 2021
El aceite de tamanu podría tratar el eccema, eliminar las arrugas y mejorar la cicatrización de las heridas. Descubre otras de sus bondades, usos y efectos adversos.

Considerado un tratamiento legendario en el cuidado y la salud de la piel, el aceite de tamanu se extrae de las nueces del árbol del mismo nombre, también conocido como Calophyllum inophyllum. Las nueces de este árbol de hoja perenne, así como otras de sus partes, han sido utilizadas por las medicinas tradicionales de Asia, África y algunas islas del Pacífico.

Se cree que puede tratar el acné, mejorar la cicatrización, eliminar el pie de atleta, mejorar quemaduras solares e incluso humectar y frenar la caída del cabello. Te mostramos en detalle todo lo que debes saber y qué dice la ciencia sobre sus posibles beneficios.

Beneficios del aceite de tamanu

El aceite de tamanu destaca por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antifúngicas que le confieren numerosos beneficios para la salud. Veamos algunos de ellos.

1. Controlar el acné

De acuerdo a una investigación publicada en PLoS One, el aceite de tamanu de varios lugares del Pacífico Sur cuenta con propiedades antibacterianas y cicatrizantes que combaten cepas bacterianas relacionadas con el acné.

Del mismo modo, existe evidencia científica de que este aceite podría funcionar como un antiinflamatorio, lo que permitiría disminuir la hinchazón propia de la piel afectada por comedones y granos.

Lee también: Preparado de aceites esenciales para combatir el acné

2. Combatir el pie de atleta

El pie de atleta es una infección micótica de los pies. Suele aparecer en los dedos y es común en personas cuyas extremidades sudan de forma excesiva al usar zapatos cerrados o realizar ejercicios intensos.

Ahora bien, dadas sus propiedades antifúngicas, el aceite de tamanu se considera un remedio adyuvante para acabar con este tipo de infecciones. Esto reduciría el hedor asociado a la patología.

Paciente con pie de atleta que usa aceite de tamanu.
Los atletas que ejercitan de forma intensa o que emplean telas no adecuadas en sus medias, pueden padecer infecciones por hongos.

3. Mejorar la cicatrización de heridas

Los principios activos del aceite de tamanu están relacionados con una mejora en la cicatrización, lo que permitiría que las heridas sanen más rápido, se reduzca la hinchazón y se estimule la producción de colágeno.

Un estudio publicado en Planta Medica halló que utilizar una emulsión de aceite de tamanu para tratar heridas posquirúrgicas y resistentes al cierre podía acelerar la cicatrización y reducir la aparición de infecciones agregadas.

4. Reducir las arrugas

El aceite de tamanu es un ingrediente de productos para el cuidado de la piel, como las cremas antiarrugas. Sus ácidos grasos hidratarían la dermis, con antioxidantes que protegen a las células de los radicales libres. A su vez, al favorecer la producción de colágeno promueve la regeneración.

Este extracto también podría prevenir la aparición de arrugas que se originan por la exposición al sol. Según una investigación publicada en Magnetic Resonance in Chemistry, el aceite de tamanu es capaz de absorber la luz ultravioleta (UV) y reducir en un 85 % el daño que la radiación causa en el ADN.

5. Ayudar en el tratamiento del eccema

Por sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de tamanu podría ser un adyuvante en las afecciones de la piel con hinchazón, como el eccema. Sin embargo, aún se necesita más investigación y se recomienda consultar con un médico antes de emplearlo para este trastorno.

6. Otros beneficios del aceite de tamanu

Existen otras bondades del aceite de tamanu cuya evidencia es anecdótica y no han sido comprobadas por la ciencia bajo estudios controlados. Estas son las siguientes:

  • Reduciría la aparición de manchas oscuras.
  • Hidrataría la piel seca.
  • Atenuaría o eliminaría las estrías.
  • Trataría los vellos encarnados.
  • Hidrataría y frenaría la caída del cabello.
  • Aliviaría quemaduras solares.
  • Calmaría las picaduras de insectos.

Usos del aceite de tamanu

A diferencia de otros extractos, el aceite de tamanu se utiliza con fines curativos y cosméticos. Aunque se suele aplicar de forma directa sobre la piel y el cabello, también se puede mezclar con cremas, aceites esenciales y demás ingredientes que permitan la elaboración de mascarillas, humectantes, champús y acondicionadores.

Otro de sus usos es como aceite para masajes. Esto se debe a que humecta la piel, mejora la cicatrización y previene la aparición de manchas oscuras, arrugas y estrías.

Contraindicaciones del aceite de tamanu

Para empezar, no se recomienda la ingesta del aceite de tamanu ni que entre en contacto con los ojos. A pesar de tener un efecto cicatrizante, tampoco se aconseja su uso tópico en heridas abiertas. De hecho, si estas son de gran tamaño, lo mejor es acudir a un especialista.

Por otro lado, se cree que puede causar reacciones alérgicas en algunas personas, así que los alérgicos a las nueces del árbol deben evitarlo. También es importante mencionar que no está regulado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

¿Existen alternativas al aceite de tamanu?

En caso de ser alérgico a las nueces de árbol, existen otras alternativas al aceite de tamanu que podrían aportar beneficios similares. Eso sí, ten en cuenta que estos aceites esenciales deben diluirse en un aceite portador para ser utilizados de forma tópica.

Aceite del árbol de té

Conocido por promover la salud de la piel, este aceite puede tratar el eccema, la piel grasa y la hinchazón. Además, es capaz de mejorar la cicatrización de las heridas, de modo que se reduzca el tiempo de curación.

Aceite de argán

A diferencia del aceite de tamanu, este aceite es comestible y, como lo indica su nombre, es realizado a partir de las semillas maduras que se encuentran en los frutos del árbol de argán.

Sin embargo, si se habla de beneficios, estos resultan similares. El aceite de argán podría hidratar la piel, protegerla del daño solar y ayudar en el tratamiento de afecciones comunes (acné o rosácea).

Aceite de ricino.
Una alternativa para los alérgicos al tamanu es el aceite de ricino, que posee propiedades similares.

Aceite de ricino

El aceite de ricino (castor oil en inglés) actúa como un humectante natural y podría acelerar la curación de heridas. También disminuiría los síntomas del acné, controlaría las infecciones causadas por hongos y mejoraría la salud del cabello.

Descubre: Aceite de ricino: indicaciones y contraindicaciones

¿Qué recordar del aceite de tamanu?

El aceite de tamanu proviene de las nueces del árbol del mismo nombre. Se caracteriza por ser un árbol de hoja perenne cuyo crecimiento es lento y puede alcanzar entre 8 a 20 metros de altura.

Ahora bien, las nueces y su extracto han sido utilizados en la medicina popular de muchas culturas durante siglos. Se le atribuyen beneficios como el control del acné, el eccema y el pie de atleta, así como la mejoría en la cicatrización de heridas.

Dado que este aceite se realiza a partir de nueces de árbol, los alérgicos a estos alimentos deben restringir su uso y optar por alternativas, como el aceite del árbol de té, el de argán y el de ricino.

  • Léguillier, T., Lecsö-Bornet, M., Lémus, C., Rousseau-Ralliard, D., Lebouvier, N., Hnawia, E., Nour, M., Aalbersberg, W., Ghazi, K., Raharivelomanana, P., & Rat, P. (2015). The Wound Healing and Antibacterial Activity of Five Ethnomedical Calophyllum inophyllum Oils: An Alternative Therapeutic Strategy to Treat Infected Wounds. PloS one, 10(9), e0138602. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0138602
  • Mah, S. H., Teh, S. S., & Lian, G. C. (2019). Comparative studies of selected Calophyllum plants for their anti-inflammatory properties. Pharmacognosy magazine, 15(60), 135-139.
  • Sahua, B., Aravindhanb, R., & Abu Javidb, M. (2017). Application of Calophyllum inophyllum oil as antifungal fat-liquor for leather industry. Industrial crops and products, 105, 104-112.
  • Ansel, J. L., Lupo, E., Mijouin, L., Guillot, S., Butaud, J. F., Ho, R., Lecellier, G., Raharivelomanana, P., & Pichon, C. (2016). Biological Activity of Polynesian Calophyllum inophyllum Oil Extract on Human Skin Cells. Planta medica, 82(11-12), 961–966. https://doi.org/10.1055/s-0042-108205
  • Leu, T., Raharivelomanana, P., Soulet, S., Bianchini, J. P., Herbette, G., & Faure, R. (2009). New tricyclic and tetracyclic pyranocoumarins with an unprecedented C-4 substituent. Structure elucidation of tamanolide, tamanolide D and tamanolide P from Calophyllum inophyllum of French Polynesia.
  • Magnetic resonance in chemistry : MRC, 47(11), 989–993. https://doi.org/10.1002/mrc.2482 Bhalla, T. N., Saxena, R. C., Nigam, S. K., Misra, G., & Bhargava, K. P. (1980). Calophyllolide--a new non-steroidal anti-inflammatory agent. The Indian journal of medical research, 72, 762–765