Astigmatismo en niños, ¿cómo detectarlo?

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Un niño con astigmatismo sufre retrasos escolares y dificultades en la lectura, ya que no puede enfocar de manera correcta. Su detección oportuna es vital para la corrección adecuada y a tiempo.

El astigmatismo en niños es un defecto de la visión muy frecuente. De hecho, afecta casi a un 15 % de toda la población general y la mayoría de los casos comienzan en la infancia o durante la adolescencia.

Esto sucede porque el astigmatismo tiene cierto componente hereditario. Este dato puede ayudar a encaminar el diagnóstico, ya que también es frecuente que se asocie a otras alteraciones visuales, como la miopía, que tienen herencia familiar.

El problema es que, si el astigmatismo en los niños no se detecta pronto, puede afectar su rendimiento escolar de manera notable. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre ello y cómo se lo diagnostica.

¿En qué consiste el astigmatismo en niños?

El astigmatismo es un defecto de refracción, al igual que la miopía o la hipermetropía. Los defectos de refracción son alteraciones a nivel ocular que impiden que el ojo enfoque los rayos de luz de manera adecuada sobre la retina. El resultado de esto es una visión borrosa.

En el caso del astigmatismo, la dificultad ocurre cuando se intenta enfocar un objeto que está a cualquier distancia. Es decir, se afectan tanto la visión lejana como la cercana por igual.

La diferencia principal con la miopía es que en esta lo que se deteriora es la visión de objetos lejanos. Por su parte, en la hipermetropía ocurre el defecto con la visión cercana. Es importante saber distinguirlos porque cada uno se corrige de una manera distinta.

Madre e hija con lentes
El astigmatismo infantil tiene un componente hereditario que lo hace más frecuente entre padres e hijos

Sigue leyendo: Problemas de visión en niños pequeños: ¿cómo detectarlos?

¿Cuál es la causa del astigmatismo en niños?

El astigmatismo en los niños, como ya hemos mencionado, suele tener un componente hereditario. Es decir que es mucho más frecuente cuando alguno de los padres, o ambos, también lo padecen. No obstante, también hay casos entre infantes sin antecedentes, ya que la condición genética no es imprescindible.

El ojo del niño astigmático presenta una córnea con una forma más achatada de lo normal. Este lente anterior del globo ocular es una de las ópticas del ojo que permite que los rayos de luz se enfoquen en la retina. Su forma normal es cóncava.

Por eso, cuando está más achatada, los rayos no se proyectan a la retina, sino que lo hacen un poco por delante o un tanto por detrás. En algunas ocasiones, también está alterada la forma del cristalino, además de la de la córnea.

Los tipos de la enfermedad

El astigmatismo en niños puede ser de diferentes tipos, según si se asocia o no a otros defectos de refracción. Para poder entenderlo, es necesario explicar primero lo que son los meridianos oculares. Si miramos el ojo de frente, un meridiano divide el globo ocular de arriba hacia abajo. El otro lo hace de izquierda a derecha.

De esta manera encontramos, en primer lugar, el astigmatismo miópico. En este caso, uno o los dos meridianos del ojo enfocan como un ojo con miopía. Por otra parte, el astigmatismo en niños puede ser hipermetrópico. En este caso, el ojo enfoca con deficiencia las distancias cercanas. Por último, el astigmatismo puede ser mixto, combinando defectos de los dos anteriores.

¿Cuáles son los síntomas del astigmatismo en niños?

Para poder detectar el astigmatismo infantil es importante prestarle atención a los síntomas. Es algo más complejo de sospechar que la miopía o la hipermetropía, en las cuales los signos son más evidentes y complican de inmediato el rendimiento escolar.

Uno de los síntomas más frecuentes es el retraso educativo que no encuentra causas. Puede parecer que el niño no presta atención o que es disperso, quizás hasta hiperactivo. Sin embargo, la falta de concentración proviene de la imposibilidad de enfocar las letras de los libros o las pizarras de clase.

Estos pequeños suelen tener dolor de cabeza de manera frecuente y tienden a entrecerrar los ojos para intentar enfocar. Otro gesto típico es que inclinan la cabeza para poder ver mejor. Esto los lleva a padecer ojos enrojecidos o sensación de picor debido al esfuerzo desmedido.

El bajo interés por la lectura que se registra en ellos proviene de las dificultades visuales, no de otro origen. Cuando leen en voz alta, algunos tienden a saltarse líneas completas de un texto o a cambiar las sílabas de sitio.

Niño con dificultad para la lectura
Los problemas de lectura en el astigmatismo infantil provienen de la vista, no de un trastorno intelectual

Quizá te interese: ¿Qué es el ojo vago?

¿Cómo se diagnostica?

Para poder diagnosticar el astigmatismo en niños, además de observar todos los síntomas, es esencial que el niño acuda al oftalmólogo. Allí se le realizará un examen ocular y una serie de métodos complementarios y test que ayudarán a encaminar la sospecha inicial.

Los oftalmólogos, en un examen ocular, suelen emplear diferentes lentes para valorar todos los aspectos de la visión. Una vez se haya constatado que existe astigmatismo, es probable que el niño necesite gafas o lentes de contacto. No obstante, eso debe decidirse según cada caso.

Lo que debemos recordar es que el astigmatismo en niños afecta su educación. Por eso es importante estar pendientes de los síntomas, como su forma de leer o si padece dolores de cabeza. La tarea de detección es responsabilidad de los padres y de los educadores, que son quienes más tiempo pasan con los pequeños.

  • Frecuencia de ametropías en niños. (n.d.). Retrieved June 30, 2020, from http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312010000300004
  • Bermúdez, Marta, Yolanda López, and Luisa Fernanda Figueroa. "Astigmatismo en niños." Ciencia y tecnología para la salud visual y ocular 4.7 (2006): 57-62.
  • Características del astigmatismo en niños. (n.d.). Retrieved June 30, 2020, from http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21762019000200008
  • Lee, Jason, and Daniele P. Saltarelli. "Management of Astigmatism in Children." Practical Management of Pediatric Ocular Disorders and Strabismus. Springer, New York, NY, 2016. 51-58.
  • Zeng, Wen-hui. "Astigmatism on optical quality in young patients with low to moderate myopia." International Eye Science 18.12 (2018): 2293-2296.
  • Liu, Yanlin, et al. "Evaluating internal and ocular residual astigmatism in Chinese myopic children." Japanese journal of ophthalmology 61.6 (2017): 494-504.
  • Shah, Rupal L., et al. "Genome-wide association studies for corneal and refractive astigmatism in UK Biobank demonstrate a shared role for myopia susceptibility loci." Human genetics 137.11-12 (2018): 881-896.
  • Shao, Xu, et al. "Age-Related changes in corneal astigmatism." Journal of Refractive Surgery 33.10 (2017): 696-703.
  • Garg, Pragati, and Astha Agrawal. "Prevalence of astigmatism in headache." Indian Journal of Clinical and Experimental Ophthalmology 4.2 (2018): 268-272.
  • Ijaz, Rida, Hijab Ijaz, and Naeem Rustam. "Prevalence of Astigmatism in School Going Children." Pakistan Journal of Ophthalmology 33.3 (2017).