Ayuda a tu hijo a dar sus primeros pasos

Ayudar a tu hijo a dar sus primeros pasos es muy importante. Desplazarse de un lado a otro da cierta autonomía al pequeño, pero también indica su nivel de desarrollo.
Ayuda a tu hijo a dar sus primeros pasos

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 22 noviembre, 2022

Uno de los momentos más atesorados de un padre o madre es ver a su hijo dar sus primeros pasos. ¿Por qué razón? Entre muchas otras, porque aprender a caminar es una prueba importante del buen desarrollo del niño. Hoy reflexionamos sobre cómo ayudar al bebé a dar sus primeros pasos.

Actualmente, existen diversas teorías sobre el desarrollo de la marcha. Pon un lado, hay quienes afirman que caminar es algo innato; pero otros autores argumentan que es un proceso que se aprende por medio de la imitación y del ensayo-error. Se ha sugerido una conexión con el desarrollo del lenguaje, aunque es probable que la relación no sea causal.

Lo que sí sabemos es que el proceso de aprendizaje de la marcha es distinto en cada niño y responde a sus tiempos de maduración. Por eso, antes de ayudar a tu bebé a dar sus primeros pasos, es necesario que conozcas algunas pautas del desarrollo motor infantil.

El desarrollo motor del bebé

Los primeros pasos para los bebés depende de su sistema motor
Es clave comprender que el desarrollo motor de cada niño se realiza a su propio tiempo, pero en una secuencia genéticamente programada.

El sistema motor forma parte del sistema nervioso central y es el que se encarga de la programación, el control y la ejecución de los movimientos. Así, el cerebro (corteza motora) envía señales nerviosas a los músculos a través de los nervios para contraerse o relajarse y así, provocar el movimiento de una determinada parte del cuerpo.

Es interesante señalar que al ser humano le lleva más tiempo desarrollar la marcha que a otros animales. Los caballos, o incluso los pájaros, pueden conservar el equilibrio desde que nacen o tan solo a los pocos días de vida. Sin embargo, los humanos necesitamos de un periodo más largo para lograr ponernos de pie y caminar.



En otras palabras, para que un niño pueda dar sus primeros pasos, necesita desarrollar una compleja conexión neuronal entre las distintas estructuras corporales. Y, por eso, los adultos debemos ser pacientes.

De manera general, se sabe que la mayoría de los paseos espontáneos ocurren mientras los bebés exploran el entorno e interactúan con los cuidadores. La naturaleza exploratoria de los primeros pasos es innegable, y esta además reporta una variedad de beneficios más allá de los evidentes (desplazarse con mayor facilidad).

Por ejemplo, los expertos coinciden que la adquisición de una postura erguida aumenta el campo visual del bebé. Por otro lado, es bien sabido que estar de pie ayuda a modificar las interacciones sociales. Permite, de esta manera, interactuar mejor con los objetos y las personas que se encuentran a su alrededor.

La evolución hasta los primeros pasos del niño

Desde que un bebé nace se producen ciertos automatismos de marcha. Estos movimientos son involuntarios y no implican que el niño tenga la fortaleza necesaria como para sostener el peso de su cabeza y de su cuerpo y deambular. Sin embargo, forman parte de la preparación para aprender a caminar.

A continuación, el niño comienza a descubrir y a manejar sus extremidades. Alrededor de los 6 meses puede mantener su postura sentada y semanas más tarde, arrastrarse de nalgas o gatear. Cerca del primer cumpleaños, los niños son capaces de ponerse de pie tomados de algún mueble (como una silla o sillón), dar algunos pasos agarrados de estos e incluso, empezar a caminar de manera independiente.

En promedio, se estima que los bebés empiezan a caminar en torno a los 13 meses. Esto es una media general, ya que puede hacerlo más tarde. Reiteramos que los patrones son individuales, de manera que se debe evitar comparar el desarrollo motor con otros pequeños. Si para los 18 meses el pequeño no camina, debes consultar con un especialista.

5 consejos para ayudar al bebé a caminar

Si deseas ayudar a un bebé a dar sus primeros pasos, tienes que hacer hincapié en fomentar su desarrollo motor. A continuación, te compartimos algunas sugerencias para poner en práctica.

1. Fortalece sus piernas

Fortalecer los músculos y la estructura de sus piernas muy positivo para el aprendizaje de los primeros pasos. Un ejercicio muy efectivo es ayudarle al bebé a hacer movimientos de bicicleta con sus piernas, para después contraerlas en dirección a su abdomen y dejar que las estire con fuerza hacia ti.

2. Prepárale un área libre y segura

Cuando los pequeños están en proceso de caminar, suelen estar expuestos a las caídas y a los accidentes. Por tal motivo, prepara un área segura para tu bebé con superficies blandas pero firmes, como una alfombra.

Asimismo, procura que no existan objetos con ángulos que puedan lastimarlo. Para ello, puedes forrar las esquinas de los muebles, tapar los enchufes eléctricos y quitar objetos con los que pueda tropezarse.



3. Bríndale la suficiente seguridad

Cuando el pequeño empieza a caminar, su marcha suele ser inestable, insegura y sin coordinación. Te darás cuenta de que camina con los pies separados para tener mayor estabilidad.

En este momento es necesario que tu hijo sienta tu presencia y tu cariño, así cuando se caiga, podrás reconfortarlo y animarlo a intentarlo de nuevo. Es importante no dramatizar con las caídas. Si notas que se cae, resta importancia al suceso negativo. Es mejor enfatizar en la fuerza que necesita para levantarse de nuevo y seguir.

4. Proporciona un buen calzado

Los primeros pasos y zapatos de los bebés
Cuando tu hijo empiece a caminar te emocionará mucho escoger sus primeros zapatos. Pero recuerda elegir los m{as apropiados para esta etapa.

Otra medida que debes considerar es conseguirle un calzado apropiado. Algunos expertos consideran que el bebé no debe usar zapatos hasta que inicie la marcha. Mientras llega ese momento, puedes proteger sus pies con unos calcetines o con unos zapatos sin suela para evitar posibles lesiones en los pies y piernas.

El mejor calzado para un niño que da sus primeros pasos es aquel que proteja el pie sin ser rígido. Debe ser de piel suave, sin suelas duras o refuerzos. En cuanto el pequeño haya ganado más experiencia, puede utilizar zapatos parecidos a los de una persona adulta.

5. No lo obligue a usar andadores infantiles

A pesar de su popularidad, los andadores infantiles pueden reportarte más riesgos que beneficios. Un trabajo publicado en Turkish Archives of Pediatrics en 2021 concluyó que el uso de andadores podría afectar negativamente el desarrollo motor de los bebés debido al deterioro del control del tronco.

Otros problemas reportados por los especialistas son el desarrollo de un patrón de marcha idiopático para caminar de puntillas y un mayor riesgo de lesiones. Si quieres ayudar a tu bebé a dar sus primeros pasos evita su uso. Ten en cuenta que la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) aconseja a los padres no utilizarlos pese a su popularidad.

Acerca de ayudar al bebé a dar los primeros pasos

Como puedes notar, ayudar a tu hijo a dar sus primeros pasos es muy importante. Poder desplazarse de un lado a otro da al pequeño cierta autonomía y nos habla muy bien de su desarrollo psicomotor. Procura respetar su ritmo individual y no lo fuerces, ya que esto podría ser contraproducente.

Ten en cuenta que, en general, los niños comienzan a caminar solos entre los 12 y los 15 meses, pero tardan de 4 a 6 años en perfeccionar la marcha. Así que sé paciente y dale la mano siempre que sea necesario. Cualquier tipo de duda lo puedes consultar con el pediatra, y sigue los consejos específicos que este te dé además de los señalados.

Te podría interesar...
¿Qué opción es más adecuada para que el bebé aprenda a caminar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué opción es más adecuada para que el bebé aprenda a caminar?

Existen varias herramientas en el mercado para que el bebé aprenda a caminar. ¿Qué opción es la más adecuada y saludable? Aquí te explicamos.



  • Adolph KE, Hoch JE, Cole WG. Development (of Walking): 15 Suggestions. Trends Cogn Sci. 2018 Aug;22(8):699-711.
  • Adolph KE, Cole WG, Komati M, Garciaguirre JS, Badaly D, Lingeman JM, Chan GL, Sotsky RB. How do you learn to walk? Thousands of steps and dozens of falls per day. Psychol Sci. 2012;23(11):1387-94.
  • Bezgin S, Uzun Akkaya K, Çelik Hİ, Duyan Çamurdan A, Elbasan B. Evaluation of the effects of using a baby walker on trunk control and motor development. Turk Arch Pediatr. 2021 Jan 6;56(2):159-163.
  • Clearfield MW. Learning to walk changes infants' social interactions. Infant Behav Dev. 2011 Feb;34(1):15-25.
  • Kretch KS, Franchak JM, Adolph KE. Crawling and walking infants see the world differently. Child Dev. 2014 Jul-Aug;85(4):1503-18.
  • Schecter R, Das P, Milanaik R. Are Baby Walker Warnings Coming Too Late?: Recommendations and Rationale for Anticipatory Guidance at Earlier Well-Child Visits. Glob Pediatr Health. 2019 Sep 16;6:2333794X19876849.
  • Størvold GV, Aarethun K, Bratberg GH. Age for onset of walking and prewalking strategies. Early Hum Dev. 2013 Sep;89(9):655-9.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.