Batidos e infusiones para nuestro sistema nervioso

Algunos alimentos, como las manzanas y la avena, pueden ser una buena alternativa para cuidar nuestro sistema nervioso. Este es el encargado de mandar señales al cerebro para que podamos respirar, pensar y movernos.
Batidos e infusiones para nuestro sistema nervioso

Escrito por Carolina Betancourth, 03 Junio, 2014

Última actualización: 10 Mayo, 2021

El sistema nervioso cumple varias funciones que son fundamentales para que nuestro organismo trabaje de manera correcta. Es el encargado de dar señales al cerebro para que podamos ver, pensar, respirar, movernos, entre otras. De ahí la importancia de mantenerlo saludable.

Hoy en día, las responsabilidades diarias y el estilo de vida que llevamos hacen que, en ocasiones, la salud pase a un segundo plano. No obstante, es importante mantener nuestro bienestar para evitar problemas mayores. Por suerte, existen varios batidos e infusiones que pueden ayudarte a cuidar mejor los órganos que componen el sistema nervioso.

¿Cuáles son las funciones del sistema nervioso?

El sistema nervioso se divide en dos: el central, compuesto por el cerebro y la médula espinal, y el periférico, del cual hacen parte los nervios que se extienden por todo el cuerpo. Su funcionamiento depende, en gran parte, de las neuronas.

De acuerdo con una publicación de Kids Health, todas las neuronas se encargan de enviar y recibir información entre sí, y establecen unas conexiones que afectan la forma en que pensamos, aprendemos, nos movemos y nos comportamos.

Cuando el sistema nervioso no funciona correctamente, se pueden presentar problemas graves de salud, como la esclerosis múltiple, los accidentes cerebro vasculares, la isquemia, la epilepsia, la afasia (pérdida del habla), la enfermedad de Parkinson, entre otros.

Batidos y zumos para el sistema nervioso

Nuestro sistema nervioso necesita el mismo cuidado que cualquier otra parte del cuerpo. De esta manera, llevar un estilo de vida saludable, que incluya hacer alguna actividad física de forma recurrente y una dieta balanceada, puede contribuir de manera significativa a este fin.

Aunque acudir al médico es lo mejor que podemos hacer en caso de sufrir de alguna afección relacionada con el buen funcionamiento del organismo, existen algunas frutas, verduras y hierbas que se pueden consumir en batidos y zumos, y serían un complemento útil a la hora de de mantenernos saludables. Te contamos cuáles son.

Vitamina B

Mango

Como lo indica una revisión publicada en CNS Neuroscience and Therapeutics, la vitamina B1 (tiamina), B6 ​​(piridoxina) y B12 (cobalamina) contribuyen al mantenimiento de un sistema nervioso saludable, sobre todo, el periférico. Así que no dudes en incluir zumos naturales de manzana, melón, naranja o mango en tu alimentación diaria.

¿Cómo hacerlo?

Simplemente debes mezclar en la licuadora cualquiera de las frutas que mencionamos. Puedes hacer las combinaciones que quieras. Agrega yogur natural, hierbabuena, unas gotas de limón o un puñado de semillas de chía para potenciar sus beneficios.

Infusión de romero

Según un estudio publicado en Iranian Journal of Basic Medical Science, los compuestos del romero podrían aportar beneficios para el tratamiento de las afecciones del sistema nervioso, entre las cuales se encuentran la ansiedad, la depresión, la enfermedad de Alzheimer, la epilepsia, la enfermedad de Parkinson y el síndrome de abstinencia.

¿Cómo hacerlo?

Lo puedes preparar de la siguiente manera: colocas a hervir un vaso con agua y, luego, le agregas una cucharadita de romero. Posteriormente, la dejas reposar 5 minutos y agregas miel y jugo de limón. Es importante que la bebas lo más caliente posible.

Infusión de salvia

Otra de buena opción para cuidar nuestro sistema nervioso es la infusión de salvia. Además de tener actividad antioxidante, esta planta aromática tendría efectos protectores y de mejora cognitiva. Así lo señala una publicación de Drugs in R&D. Aunque también comenta que hacen falta más estudios respecto a sus efectos.

¿Cómo hacerlo?

Coloca a hervir un vaso de agua lo más pura posible. Una vez hierva, apaga el fuego y agrega dos cucharadas de salvia. Deja reposar unos 5 minutos. Después, lo cuelas y le aplicas jugo de limón y una cucharadita de miel. La tomas, también lo más caliente que puedas.

Batido de pera con Avena

Un artículo de Harvard T.H. Chan plantea que, gracias a sus propiedades antioxidante, la avena sería idónea para prevenir los daños de la inflamación crónica que se asocia con diversas condiciones de salud, como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Por otro lado, se dice que las peras ayudan a mejorar las facultades cognitivas. Una mezcla interesante, ¿verdad?

¿Cómo hacerlo?

La pera debe pasar por un extractor de jugos. En paralelo, pon a cocinar 5 cucharadas de avena en hojuelas. Una vez este fría, mézclala con el jugo de pera en la licuadora. Luego, coloca a hervir esta mezcla 5 minutos a fuego lento, agrégale miel y deja reposar otros 5 minutos.

Batido de manzana con leche de almendras

Manzanas

Por otro lado, tenemos esta mezcla que, además de tener un agradable sabor, aporta beneficios para el sistema nervioso. De hecho, un estudio piloto publicado en American Journal of Alzheimer’s Disease and Other Dementias comenta que el jugo de manzana contribuye a reducir el daño oxidativo del sistema nervioso central.

¿Cómo hacerlo?

Para esto, vas a necesitar casi el mismo procedimiento de la pera. Pasa la manzana por un extractor de fruta sin quitarle la cáscara. El resultado, lo mezclas con una vaso de leche de almendras. Una vez obtenida ésta deliciosa mezcla la bebes al instante y ¡ya está!

Como ves, existen varias opciones para fortalecer nuestros sistema nervioso y nuestra salud en general. No obstante, vale la pena recalcar que debe ser el médico el que nos indique si hay algún problema en los órganos que lo componen y, de haberlo, cuál es el tratamiento que tendríamos que seguir.



  •         Cossio, M. L. T., Giesen, L. F., Araya, G., Pérez-Cotapos, M. L. S., VERGARA, R. L., Manca, M., … Héritier, F. (2012). Sistema digestivo: anatomía. Infermera virtual. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2.
  •         Tortora, G., & Derrickson, B. (2006). El aparato digestivo. In Principios de Anatomía y Fisiología. https://doi.org/9789687988771.
  •         Cascales, M., & Doadrio, A. L. (2014). Fisiología del aparato digestivo. Analesranf. https://doi.org/10.1177/1065912915589763.
  • Calderón-Ospina, C. A., & Nava-Mesa, M. O. (2020). B Vitamins in the nervous system: Current knowledge of the biochemical modes of action and synergies of thiamine, pyridoxine, and cobalamin. CNS neuroscience & therapeutics26(1), 5–13. https://doi.org/10.1111/cns.13207
  • Ghasemzadeh Rahbardar, M., & Hosseinzadeh, H. (2020). Therapeutic effects of rosemary (Rosmarinus officinalis L.) and its active constituents on nervous system disorders. Iranian journal of basic medical sciences23(9), 1100–1112. https://doi.org/10.22038/ijbms.2020.45269.10541
  • Lopresti, A.L. Salvia (Sage): A Review of its Potential Cognitive-Enhancing and Protective Effects. Drugs R D 17, 53–64 (2017). https://doi.org/10.1007/s40268-016-0157-5
  • Remington R, Chan A, Lepore A, Kotlya E, Shea TB. Apple juice improved behavioral but not cognitive symptoms in moderate-to-late stage Alzheimer's disease in an open-label pilot study. Am J Alzheimers Dis Other Demen. 2010 Jun;25(4):367-71. doi: 10.1177/1533317510363470. Epub 2010 Mar 25. PMID: 20338990.
  • Harvard T.H. Chan. Oats. Recuperado el 9 de mayo de 2021. https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/food-features/oats/
  • Kids Health. El cerebro y el sistema nervioso. (2019). Recuperado el 9 de mayo de 2021. https://kidshealth.org/es/parents/brain-nervous-system-esp.html