Beneficios de consumir kiwi en el embarazo

Muchas mujeres embarazadas se preguntan cómo pueden mejorar su alimentación en este momento de su vida. Descubrimos cómo el kiwi puede ayudar en esta nueva etapa.
Beneficios de consumir kiwi en el embarazo
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 02 diciembre, 2020.

Última actualización: 02 diciembre, 2020

Durante la gestación aumentan de forma considerable las necesidades de algunos nutrientes claves para el desarrollo del feto y la salud de la madre. Consumir kiwi en el embarazo puede ayudar a cubrirlas de forma satisfactoria.

Tanto las variedades verdes como las doradas aportan abundantes cantidades de vitaminas C y K, así como carotenos, folatos, potasio y otros componentes. Todos ellos resultan óptimos en este momento crucial de la vida de una mujer.

Aportes nutricionales importantes del kiwi durante el embarazo

El interés de consumir kiwi en el embarazo es debido a su preciada densidad nutricional, importante en la alimentación durante estos 9 meses. Detallamos los compuestos más importantes que posee a continuación.

Vitamina C 

Una de las acciones principales de la vitamina C es la de ayudar a absorber el hierro presente en los alimentos, sobre todo el que procede de legumbres, frutos secos o semillas. De esta forma contribuye a prevenir la aparición de anemia en las mujeres embarazadas, un problema habitual que puede generar fatiga y debilidad.

El kiwi es una fuente especial de ácido ascórbico, incluso por delante de algunas frutas cítricas más conocidas. Incluir una ración de 150 gramos al día de cualquiera de estas es un buen hábito alimentario. Se pueden añadir a la ensalada o mezclar con un yogur junto con algunos frutos secos o copos de avena.

Vitamina C en el kiwi.
No sólo las naranjas y mandarinas son ricas en vitamina C, sino que también el kiwi puede sumarse a la lista.

Vitaminas B 

Todo el complejo de vitaminas B juega un papel crucial, tanto en la salud de la madre como en el desarrollo del feto durante el embarazo. Es de especial interés la presencia de ácido fólico o vitamina B9 en el kiwi.

El cuerpo usa este nutriente para formar nuevas células. En el inicio del embarazo ayuda a formar el tubo neural y previene de algunas posibles malformaciones en el cerebro y la columna vertebral. 

Su ingesta es clave para todas las mujeres en edad reproductiva, pues es beneficiosa ya en las primeras semanas de gestación. Por esto, la mayoría de los expertos aconsejan suplementos y una dieta con abundantes alimentos que aporten folatos. 

Dentro de estas recomendaciones sobre las vitaminas del complejo B queda excluida la cobalamina o B12. Esta solo se encuentra en alimentos de origen animal y el kiwi no es una fuente natural de ella.

Vitamina K 

Esta vitamina ayuda al desarrollo de los huesos y es necesaria para una buena coagulación sanguínea y evitar la aparición de sangrados.

Vitamina A 

Con la entrada al segundo trimestre las necesidades de vitamina A se incrementan. Su importancia en la dieta se debe a diferentes acciones que desarrolla en el organismo:

  • Refuerza el sistema inmune para responder contra las infecciones.
  • Favorece la maduración de las células.
  • Ayuda al desarrollo y formación de la retina. 
  • Colabora en el crecimiento de los huesos.

Minerales 

No solo las vitaminas de la fruta son interesantes. Consumir kiwi en el embarazo aporta una cantidad de minerales muy llamativa, como el potasio, que ayuda a prevenir la aparición de edemas y mejora la retención de líquidos.

Azúcares naturales 

Como gran parte de las frutas, el kiwi tiene un sabor dulce gracias al azúcar que se encuentra presente de forma natural. ¿Cómo puede ayudar el kiwi en el embarazo en este sentido?

Sencillamente porque se convierte en una opción muy ligera y saludable para combatir las ganas de dulce de los antojos y también para endulzar sin azúcar de mesa algunos postres, como un yogur o una macedonia. 

Bajo en calorías 

El aporte energético del kiwi es bastante reducido debido a la gran presencia de agua en su composición. Sin embargo, si la dieta de la madre es equilibrada y esta no presenta problemas de peso, no hay que preocuparse por ello en estos momentos.

No obstante, es de ayuda cuando sí que es preciso controlar el aumento de peso. También es interesante para aquellas mujeres que tienen mucho apetito, pues es ligero y la presencia de fibra ayuda a aumentar la sensación de saciedad.

Aporte de fibra dietética

El kiwi se encuentra entre las frutas con un mayor contenido en fibra. Dos unidades aportan unos 4,5 gramos, lo que representa alrededor de un 15 % de las cantidades diarias recomendadas.

Uno de los problemas que aparecen de forma habitual en el embarazo es el estreñimiento y la dificultad para evacuar. Esto suele ocurrir como consecuencia del cambio hormonal y de la presión del útero sobre el intestino. Como apunta la Revista Peruana de Obstetricia y Ginecología, los expertos recomiendan aumentar el consumo de fibra dietética presente en frutas, verduras, cereales integrales y frutos secos. 

Beneficios del kiwi durante el embarazo

La importancia de consumir kiwi en el embarazo no se debe solo a su aporte de nutrientes, ya que se ha descubierto que incluso puede mejorar algunas situaciones y molestias habituales.

Fortalece el sistema inmune

Existe evidencia científica que avala el papel positivo de la vitamina C en la función inmune. Esta se ha podido comprobar tanto en estudios en vivo como en pruebas in vitro. 

Los leucocitos son un tipo de células especializadas en la protección del cuerpo contra los patógenos externos. Estos contienen altos niveles de ácido ascórbico, lo que señala uno de sus roles clave en este sentido. A todo ello se añade la opinión de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria: mantener el sistema de defensa del organismo en buen estado es crucial para su integridad y funcionamiento normal.

Ayuda a la digestión

Uno de los puntos fuertes del kiwi en el proceso digestivo es el aporte de enzimas proteolíticas. Estas ayudan a romper las cadenas de proteínas de los alimentos y favorecen su digestión.

Con ello mejoran algunas situaciones habituales en el embarazo, como las dispepsias (digestiones lentas), los gases e incluso la gastritis con dolor de estómago. Además, la presencia de fibra mejora los problemas de tránsito intestinal facilitando su expulsión y evitando la aparición de hemorroides en las embarazadas.

Consumir kiwi en el embarazo reduce los niveles de estrés

El kiwi colabora con el bienestar y puede ayudar a conciliar el sueño. Esta acción es debida a la presencia de antioxidantes y de serotonina. También gracias a la vitamina B9, cuyo déficit puede estar entre las causas del insomnio.

Existe un estudio científico que corrobora esta actividad. Se realizó con 44 voluntarios adultos con problemas de sueño a los que se sometió a una dieta que contenía 2 piezas de kiwi una hora antes de ir a dormir. Después de 4 semanas los resultados mostraron una mejora en la calidad y la duración del sueño.

Insomnio en el embarazo puede mejorar con kiwi.
El kiwi aportaría a la concentración en el organismo de serotonina, lo que mejoraría el bienestar.

Seguridad y efectos secundarios del kiwi durante el embarazo

Por regla general, el consumo de kiwi es seguro durante el embarazo, salvo para aquellas mujeres que tengan alergia a alguno de sus componentes. Esto puede ser más común en personas que presentan reacciones al polen o al látex. Es necesario dejar de comer la fruta si aparecen las siguientes señales:

  • Picores en el paladar, la boca o alrededores.
  • Urticaria o inflamación.
  • Vómitos y dolores de estómago. 

Además, si la presencia habitual de alimentos ricos en fibra en la dieta es baja es necesario aumentar la cantidad poco a poco. Si se incrementa de manera muy brusca puede ocasionar malestares abdominales e hinchazón. 

Consumir kiwi en el embarazo tiene beneficios para la madre

Añadir el kiwi en la dieta durante la gestación significa un buen aporte de vitaminas como la C o la K, minerales y fibra, a la vez que ayuda a mejorar problemas digestivos y permite una mejor calidad del sueño. La ración recomendada es de dos piezas medianas. Se puede comer como tentempié o bien preparar batidos, ensaladas, mueslis o yogures con ellos.

Ingerir los nutrientes a través de los alimentos es más aconsejable que tomar suplementos, pues se absorben mejor y aportan otros muchos componentes que no se encuentran en las pastillas. Solo en algunas situaciones o enfermedades concretas puede ser aconsejable y necesaria la toma de algún multivitamínico.

Te podría interesar...
8 alimentos que debes incluir en tu dieta si estás embarazada
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
8 alimentos que debes incluir en tu dieta si estás embarazada

Hay varios alimentos que deberías consumir en tu dieta si estás embarazada. Debido a sus nutrientes, son claves en esta etapa. ¡Descúbrelos!



  • European Food Safety Agency Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies (NDA). Guidance on the scientific requirements for health claims related to the immune system, the gastrointestinal tract and defence against pathogenic microorganisms. EFSA Journal. Enero 2016.
  • Hsiao-Han L et al. Effect of kiwifruit consumption on sleep quality in adults with sleep problems. Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition. 2011.20(2):169-74.
  • Richardson DP, Ansell J, Drummond LN. The nutritional and health attributes of kiwifruit: a review. European Journal of Nutrition. Febrero 2018.57(8):2659-2676.
  • López-Sobaler, Ana M., Aránzazu Aparicio Vizuete, and Rosa María Ortega Anta. "Beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo de kiwi." Nutrición Hospitalaria 33 (2016): 21-25.
  • Voća, Sandra, et al. "Nutritional potential of kiwi fruit." Pomologia Croatica: Glasilo Hrvatskog agronomskog društva 23.1-2 (2019): 3-13.