¿Qué es más beneficioso, la clara o la yema del huevo?

Mientras que la clara no dispone de grasas, la yema contiene minerales, por lo que ambas son adecuadas y debemos tomarlas conjuntamente.
¿Qué es más beneficioso, la clara o la yema del huevo?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 29 diciembre, 2022

Los huevos son parte esencial de una dieta saludable. Durante años se asoció su ingesta diaria con efectos negativos en la salud, aunque hoy los científicos lo relacionan con una fuente saludable de proteínas y nutrientes. Frente a esta afirmación surge la siguiente pregunta: ¿la clara y la yema del huevo aportan los mismos beneficios?

En general, se recomienda el consumo completo de huevo. Sin embargo, en poblaciones específicas, para usarlo en recetas particulares o por cuestiones personales algunos se preguntan si la clara y la yema del huevo cuentan con las mismas propiedades. Veamos qué dicen los expertos y algunas recomendaciones.

Beneficios de la clara del huevo

Clara del huevo

¿Qué te gusta más, la clara o la yema del huevo? Son muchas las personas que llegan a separar una parte de la otra pensando que así cuidan mejor de su colesterol.

Se piensa que la clara es lo más saludable del huevo. Veamos, pues, cuáles son todos sus beneficios:

  • Las claras del huevo no tienen nada de grasa. Poseen muy pocas calorías, lo que las convierte en un alimento muy saludable. El mayor riesgo aparece cuando consumimos, por ejemplo, un huevo frito, ya que el aceite incluye esa grasa tan peligrosa para nuestra salud.
  • Son ricas en vitaminas del complejo B.
  • Las claras tienen menos calorías que las yemas.
  • Suelen ser muy adecuadas para perder peso. Mucha gente las consume solas en sus desayunos porque tienen la virtud de aportar proteínas, vitaminas y, además, son saciantes. Nosotros no te recomendamos en absoluto consumir “solo” clara de huevo en tus desayunos. Es mejor si las combinas con otros alimentos, como la avena, las frutas y otros.
  • Las claras de huevo se utilizan para muchos remedios de belleza: actúan como excelentes reafirmantes para la piel, suavizantes y además, tratan cualquier tipo de irritación.
  • Las claras de huevo disponen además, de un tipo de péptido que nos permite reducir la presión arterial.


Tal y como señalan los especialistas los principales nutrientes de la clara del huevo son las vitaminas: B2, B3, B5, B6,  B8, B9 y la B12. Contrario a lo que se piensa, no contiene vitaminas C, D, A, K o E.

Por otro lado, se sabe que la clara de huevo es una importante fuente de proteína. Sus concentraciones son levemente superiores a los de la yema, de manera que son una fuente importante para una dieta saludable.

Es importante recordar que la mayoría de las reacciones alérgicas se producen por la proteína de la clara del huevo. Como es bien sabido, la alergia al huevo es una de más comunes en todo el mundo. Se estima que hasta el 2,5 % de los niños la desarrollan.

Beneficios de las yemas del huevo

Aunque tengamos aún dudas sobre si es mejor la clara o la yema del huevo, ahora que ya sabemos un poco más sobre los beneficios de las claras, veamos qué nos reportan las yemas.

Huevo cabello

  • La yema es rica en grasas. Su contenido es de unos 4 gramos de grasa por huevo, de las cuales solo 1,5 son saturadas. Es decir, grasas negativas. El resto, son grasas insaturadas y muy beneficiosas para el organismo. Su índice de colesterol es muy bajo y, por lo tanto, inofensivo para personas sanas. Si sueles tener el colesterol elevado puedes restringir un poco su consumo, pero no eliminarlo, puesto que su índice proteico es muy beneficioso.
  • La yema de huevo es una poderosa fuente de vitaminas y minerales. Es rica en hierro, fósforo, potasio y magnesio. En cuanto a las vitaminas, encontrarás las siguientes: vitamina A, E, D, B9 (ácido fólico), B12, B6, B2 y B1. Tampoco se debe olvidar que es uno de los pocos alimentos ricos en vitamina D.
  • Otro dato sobre la yema del huevo que no debemos pasar por alto: dispone de una sustancia llamada colina. ¿Sabes para qué es beneficiosa? Para la salud cerebral, para nuestra memoria y para luchar contra enfermedades como el Alzheimer o las demencias. Fabuloso, sin duda.
  • La yema del huevo es muy rica en lecitina. Lo que hace este elemento es unirse al colesterol para evitar que este sea completamente absorbido por nuestro organismo. La lecitina es parte esencial para nutrir y cuidar de nuestra médula ósea, del cerebro, el hígado, el corazón y el sistema nervioso. Cuida de nuestra salud cardíaca y, además, nos permite mejorar la memoria y la concentración.
  • Hay muchas personas que suelen consumir la yema de huevo cruda, o combinada con batidos, para obtener así todas sus proteínas. Es un error. Consumir las yemas crudas puede hacer que padezcamos enfermedades como la salmonelosis. Debes saber que siempre será mejor consumir las yemas cocinadas, ya que las propiedades seguirán siendo las mismas y evitaremos cualquier problema.


Como ya señalamos, y siguiendo a los expertos, la yema es la principal fuente de colesterol del huevo. En general, el consumo de un huevo al día no se relaciona con problemas de salud en personas sanas.

Sin embargo, quienes padecen de enfermedades cardíacas, colesterol alto, hipertensión y demás deberían consultar con su médico sobre su ingesta. Es importante señalar que se ha relacionado el consumo de yema de huevo con mejoras de los procesos cognitivos en niños y adolescentes en pleno desarrollo.

Entonces: ¿Es mejor la clara o la yema del huevo?

Para concluir, ¿qué es más beneficioso, la clara o la yema del huevo? Ambas partes son saludables. La clara está libre de grasas y la yema, por su parte, aunque dispone de un pequeño índice de grasas saturadas, es rica en proteínas y minerales.

Generalmente, las personas optan por aprovechar ambas partes en su conjunto. Esta es la mejor forma de consumirlo, ya que así obtienes lo mejor de cada parte. Si quieres asegurar la integridad de las propiedades y los nutrientes de tus huevos te dejamos los siguientes consejos:

  • Almacena los huevos en ambientes templados a fríos.
  • Nunca compres huevos con grietas en su cáscara.
  • Lava tus manos antes y después de manipularlos.
  • Compra huevos de distribuidores reputados.
  • Procura cocinar los huevos por completo, sin que la yema o la clara queden parcialmente crudas.
  • Mantén alejados los huevos que no hayas cocinado de alimentos que no requieren cocción (frutas y demás).

En cuanto el lavado de los huevos la evidencia al respecto es contradictoria. Por ejemplo, se sabe que luego del lavado su cáscara contiene menos patógenos y bacterias como la salmonela, pero a su vez estos pueden penetrar en el interior con facilidad durante el lavado.

Resumiendo, la clara y la yema del huevo te aportan nutrientes importantes para una dieta equilibrada. No dejes de comerlos regularmente, y ante cualquier duda en relación con una condición subyacente consulta con tu médico de confianza.

Te podría interesar...
11 cosas que suceden en tu cuerpo cuando comes huevos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
11 cosas que suceden en tu cuerpo cuando comes huevos

Seguramente conoces algunos de los beneficios de los huevos pero ¿sabes qué le sucede a tu cuerpo cada vez que comes huevos? Descúbrelo.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.