¿Qué puede cambiar el color de las heces de los bebés?

El cambio en el color de las heces de los bebés por sí solo no debe ser motivo de alarma. Esas variaciones casi siempre obedecen a factores sin mayor importancia.
¿Qué puede cambiar el color de las heces de los bebés?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 23 julio, 2022

El color de las heces de los bebés puede cambiar por diversas razones. A veces, la modificación obedece a factores naturales, como la alimentación. Otras veces es señal de algún problema de salud.

Se le debe prestar atención al cambio en el color de las heces de los bebés cuando esta variación se produce junto con otros síntomas, como llanto, vómitos o fiebre. También es importante prestar atención a la textura y la consistencia de las deposiciones.

Los distintos colores de las heces de los bebés

Los cambios en el color de las heces de los bebés suelen estar asociados a la velocidad con la que pasan los alimentos por su intestino. Así mismo, hay ocasiones en las que son señal de algún problema. Veamos lo que puede significar cada una de las diversas tonalidades.

Heces negras

Es habitual que los recién nacidos tengan heces negras, con una consistencia similar al alquitrán. Esto se conoce como meconio y dura alrededor de 2 días tras el nacimiento. Más adelante, si el bebé come algo con alto contenido de hierro, es posible que las heces tomen un color negruzco también. No hay nada por qué preocuparse.

Fuera de estos casos, y cuando el color de las heces se torna muy negro, podría ser señal de una hemorragia digestiva. En especial, si la consistencia es similar a los restos de un café.

Amarillo mostaza

Este es el color normal de las heces de los bebés lactantes. Suele tomar esa tonalidad después de que desaparece el meconio.

Es común en los bebés que son alimentados solo con leche materna. A veces pueden verse más oscuras, casi llegando al marrón.

Amarillo claro

El uso de leche de fórmula puede hacer que las heces se vuelvan de un color un poco más claro. Así mismo, la composición de la flora bacteriana intestinal del bebé a veces hace que el amarillo de las heces sea más tenue. Si la consistencia es muy líquida, podría indicar que el pequeño tiene diarrea.

Lactancia materna afecta color de las heces del bebé.
Hay diferencias en las heces de los niños alimentados con lactancia materna, respecto de aquellos que consumen leche de fórmula.

Anaranjado

En algunas ocasiones, el color de las heces de los bebés se torna anaranjado. Sucede en los pequeños que solo se alimentan de leche materna o de fórmula. Ese tono se debe a pigmentos que se adquieren en el tracto digestivo. Solo debe causar inquietud si se notan síntomas molestos en el niño.

Rojo

Si el bebé ha comido alimentos o bebidas de color rojo oscuro, es posible que las heces se vean rojizas. Sucede con la remolacha o el jugo de tomate. Sin embargo, si no se han ingerido este tipo de alimentos antes, hay que prestar mucha atención.

El tono puede obedecer a la presencia de sangre en las heces. Así mismo, es posible que sea una manifestación de alergia a la leche o de una fisura anal. Se debe consultar con el pediatra tan pronto como sea posible.



Marrón oscuro

El color de las heces de los bebés también puede ser marrón oscuro. Es otro de los casos en los que la ingesta de alimentos ricos en hierro o de suplementos puede cambiar el tono de la deposición.

A veces, esto obedece a la presencia de heridas en los pezones de la madre, lo que lleva a que el bebé ingiera algo de sangre. En este último caso, lo indicado es ver al pediatra.

Dorado verdoso

Hay algunas fórmulas para bebés que dan lugar a este color en las heces. Esto ocurre si el bebé no toma leche materna. Alimentos verdes, como las espinacas, pueden producir este tono.

Si las heces tienen color dorado verdoso y son líquidas, es posible que haya una infección que produzca diarrea. En la gastroenteritis, las heces toman ese color porque hay un paso rápido de la bilis. Es una situación que debe ponerse en manos del médico.



Verde oscuro

El consumo de alimentos verdes hace que el color de las heces de los bebés sea también de ese tono. Así mismo, algunos suplementos de hierro causan el efecto. Otra posible causa es la ingestión de leche hidrolizada.

Si el color no se debe a la alimentación o a la ingestión de las sustancias mencionadas, es posible que haya una alteración intestinal. Quizás sea una infección, como la gastroenteritis, o la manifestación de una alergia alimentaria. Es importante acudir al pediatra en estos casos.

Blanco

Las heces blancas siempre son una señal de alarma.

Muchas veces aparecen en los primeros días de vida y constituyen un indicador de que el bebé no está produciendo bilis de la forma adecuada. Otras veces esta manifestación va acompañada de ictericia o color amarillento en la piel.

Ictericia en un bebé.
La ictericia neonatal siempre debe ser evaluada por el pediatra.

Gris

En algunas ocasiones, el color de las heces de los bebés es gris. Puede interpretarse de una manera similar a las heces blancas, ya que suele estar relacionada con un problema de la bilis. Las heces grises y de consistencia caliza son motivo de consulta con el pediatra.

Otros factores a tomar en cuenta

Además del color de las heces de los bebés, también es importante tomar en cuenta la cantidad de deposiciones. Los recién nacidos suelen defecar luego de cada toma de leche. Tras 3-6 semanas, la frecuencia disminuye. Cuando aumenta de manera abrupta, quizás haya un problema de salud.

Además de la cantidad, se deben tomar en cuenta los siguientes factores:

  • Consistencia: las heces del lactante son blandas. Si se alimentan con fórmula, pueden ser un poco más duras. Si son muy líquidas o demasiado secas, es posible que haya problemas gastrointestinales.
  • Heces con mucosidad: la presencia de moco en las heces es normal si se presenta solo de manera ocasional. En cambio, si es muy frecuente, debería ser consultado.
  • Trozo de comida sin digerir: es un fenómeno habitual cuando comienzan a comer sólidos. No debe ser motivo de preocupación.

Los cambios en el color de las heces de los bebés son muy comunes durante el primer año de vida. Solo hay que encender las alarmas cuando aparecen síntomas molestos para el niño o hay modificaciones en la consistencia de las deposiciones.

Te podría interesar...
Gastroenteritis en el bebé: ¿cómo debo actuar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Gastroenteritis en el bebé: ¿cómo debo actuar?

La gastroenteritis en el bebé suele estar relacionada con infecciones y debemos conocer cuáles son los cuidados específicos para reducir riesgos.



  • Macpherson, A. J., de Agüero, M. G., & Ganal-Vonarburg, S. C. (2017). How nutrition and the maternal microbiota shape the neonatal immune system. Nature Reviews Immunology17(8), 508-517.
  • De Wolfe, T. J. (2021). El intestino del bebé en el centro de la inmunidad.
  • Ortega García, J. A., Carrizo Gallardo, D., Ferrís i Tortajada, J., Marco Macián, A., & Grimalt, J. O. (2004). Meconio y exposición prenatal a neurotóxicos.
  • Jiménez, S. G. (2017). Cuidados del bebé. El farmacéutico: profesión y cultura, (550), 22-30.