Carta de amor: gracias por todo

Aunque no haya en el mundo palabras que puedan traducir mis sentimientos, esta carta de amor condensa todo aquello que nunca te dije.
Carta de amor: gracias por todo
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 08 junio, 2022

¿Cómo escribirte una carta de amor? ¿Cómo puedo expresar aquello que no puede comprender el corazón? ¿Cómo llenar un folio en blanco cuando no existen frases que puedan describir cuánto te amo? Y, sin embargo, aquí estoy: empuñando esta pluma, para traducir mis sentimientos en palabras.

El amor es una experiencia muy curiosa. Nadie te puede decir qué se siente, tampoco pueden decirte si estás enamorado. Es algo que vas descubriendo poco a poco, con sus luces y sus sombras, de la mano de quien has elegido para que sea tu compañero.

Pues bien: ahora lo sé. Sé que eres esa persona y sé también que estoy enamorado. He aquí, entonces, en palabras y por escrito la carta de amor en la que pensé para ti.

Gracias por todo, por estar siempre ahí

Una carta de amor para celebrarlo
El amor es algo puro y sincero, que sin duda alguna representa una de las más grandes fuentes de felicidad.

A veces no encuentro la manera de expresar cuánto de amo. Grave error. Si supieras lo importante que eres para mí, si supieras el valor con el que recibo tus actos y tus palabras. Sé que lo sabes, pero hoy lo dejo por escrito, en esta carta de amor.



No puedo más que manifestar gratitud cada día, por estar contigo, porque eres quien eres y por lo que has hecho por mí. Abriste tu corazón y con él me abrazaste, y su calor inundó lo más profundo de mi alma.

Te conocí en un momento extraño de mi vida, y desde entonces jamás has soltado mi mano desde el primer hola. Juntos hemos vivido grandes experiencias para fortalecer nuestro amor en pareja.

Nunca podré expresar por completo lo importante que eres para mí. Que esta carta de amor sea solo un resquicio, ya que mis sentimientos desbordan cualquier palabra.

Sin embargo, no puedo menos que decir: gracias por todo, gracias por estar siempre ahí. Gracias por ser mi farol en tiempos de oscuridad; mi maestro cuando cometo errores y mi ángel protector cuando me siento desamparado.

Gracias por no hacerme retroceder cuando siento miedo, por demostrarme cuánto valgo y por impedir que me pierda en el sendero de la vida. Gracias por tu presencia, tus palabras y tus abrazos. Gracias por tu compañía, tus besos y tu cariño. Gracias por ser tú y por decidir permanecer a mi lado.

Gracias por ser un apoyo incondicional

Debo confesar que nací de nuevo el día que te conocí. Desde entonces todo tiene sentido, al tiempo que todo lo demás ha pasado a ser secundario. Incluso en tu ausencia permaneces, ya que nuestra conexión va más allá de lo físico. Todo esto es posible debido a que te has convertido en un apoyo incondicional.

Por primera vez en mi vida me siento seguro de expresar mis pensamientos y sentimientos. No vacilo en demostrar mi cariño, tampoco en compartir mi intimidad. Por primera vez estoy seguro de algo, tanto como nunca lo había estado en el pasado: te amo.



El apoyo que me ofreces es un síntoma más de nuestra buena relación. La confianza, la fidelidad, el afecto y por sobre todo la amistad. Sí, por supuesto que hemos atravesado por momentos difíciles y hemos tenido que resolver conflictos, pero ¿qué sería de una verdadera relación sin ellos?

Y es que después de superado el problema se fortalecen los lazos. Es en los momentos de conflicto cuando se demuestra el verdadero compromiso en la pareja; y tú lo has hecho sin dudar. Gracias a ello hemos resurgido más fuertes, lo cual demuestra el apoyo incondicional que nos profesamos.

Te agradezco por seguir apostando en mí y por seguir regando día a día este pequeño jardín de rosas que juntos hemos sembrado.

Gracias por tomar mi mano y mirar el horizonte junto a mí

Una carta de amor para afrontar el destino
Mientras la pasión del amor siga existiendo, juntos todo es posible.

Desde que tomaste mi mano, con decisión, me transmitiste seguridad. Ayudaste a perfilar un rumbo en el horizonte, y juntos hemos caminado hacia él, a paso firme. Hemos sorteado los obstáculos, siempre apoyándonos el uno al otro, frente a los tropiezos.

Juntos hemos delineado un proyecto de vida en común y seguimos apostando por él. De eso se trata el amor después de todo, ¿no? Tomar la mano de la persona que amas y mirar junto a ella hacia la misma dirección.

Hemos perseguido la felicidad, aunque en el camino hemos descubierto que para encontrarla solo debemos mirarnos fijamente. El amor es eso, después de todo: un paso a paso, un día a la vez.

Una carta de amor: muchos sentimientos

En esta carta de amor quiero manifestar no solo el aprecio, sino la admiración y el respeto que siento hacia la persona que eres. Te acepto tal cual, no quiero cambiarte. Valoro cada instante a tu lado.

Y es que solo basta una sonrisa tuya para alegrar mi día, y la contemplación de tu belleza me es suficiente para saber que soy un gran afortunado. Incluso atesoro los momentos de silencio, porque en el silencio también encuentro rastros de tu voz.

Recibe estas palabras escritas con sinceridad, como una muestra más de mi amor. Sí, lo sé; se han quedado cortas y son insuficientes, pero estas encontrarán un asidero en la realidad.

Procuraré hasta el fin de los días hacerlas valer, de manera que no necesites un te amo para saber qué siento por ti: mis acciones hablarán por sí solas, es lo menos que puedo hacer para agradecer el que sigas a mi lado.

Te podría interesar...
Carta a mi madre, por su amor verdadero
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Carta a mi madre, por su amor verdadero

En esta carta a mi madre expreso toda la admiración y el amor que le tengo. Seguramente te sentirás indentificado. ¡Sigue la lectura!



  • Correa Rodríguez N, Rodríguez Hernández J. Estrategias de resolución de conflictos en la pareja: negociando en lo cotidiano. International Journal of Developmental and Educational Psychology. 2014; 6(1): 89-96.
  • Ojeda García A, Torres González T, Moreira Mayo M. ¿Amor y Compromiso en la Pareja?: de la teoría a la práctica. Revista Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación - e Avaliação Psicológica. 2010; 30(2): 125-142.
  • Parra C. Evaluación del conflicto de pareja desde la perspectiva cognoscitiva conductual. Revista Digital de Psicología. 2007; 2(5): 88-122.
  • Romo Martínez J. Estudiantes universitarios y sus relaciones de pareja. De sus experiencias y proyectos de vida. Revista Mexicana de Investigación Educativa. 2008; 38(13): 801-823.