Champú azul: para qué sirve y cómo se usa

El champú azul es la solución perfecta para las melenas rubias. Este producto se convertirá en tu aliado si tienes el cabello teñido, decolorado, con mechas o canas.
Champú azul: para qué sirve y cómo se usa
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 23 agosto, 2021.

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 23 agosto, 2021

Última actualización: 23 agosto, 2021

Cuando hablamos de belleza, el mercado nos sorprende con muchos productos. Uno de ellos es el champú azul, que pertenece a la familia de los champús morados, violetas, para canas o cabellos blancos. Se trata de un cosmético matizador para melenas rubias, decoloradas o canosas.

No se puede negar que este producto es indispensable en el mundo de la peluquería desde hace un buen tiempo. Aunque muchas mujeres no tienen idea de su existencia y otras tantas no saben cómo aprovecharlo al máximo. Si te encanta lucir una cabellera impecable, sigue leyendo este artículo.

¿Para qué sirve el champú azul?

El sol, el agua salada de la playa o el mar, el cloro de la piscina, un tinte equivocado o los malos hábitos en las rutinas de belleza dañan los rubios. Por fortuna, contamos con el champú azul, cuyo pigmento permite neutralizar los matices naranjas del cabello.

Vale la pena aclarar que su mayor acción es sobre los pelos decolorados. En este sentido, los tonos anaranjados no deseados se convertirán en reflejos grises o platinados.

En cuanto a las personas que únicamente están teñidas, solo verán un cambio parcial. Por ejemplo, en el caso de los rojizos, el color se tornará marrón. Pero si los rastros de la edad son la raíz de la preocupación, lo indicado es adquirir un champú azul especial para canas.

Te preguntarás cómo un champú es capaz de hacer todo esto. La respuesta está en su composición, ya que está fabricado a base de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) con tinte semipermanente; de allí proviene su color intenso.

Mujer revisa sus canas.
El efecto del champú azul sobre las canas es uno de los más buscados a la hora de adquirir el producto.

¿Cómo se usa el champú azul?

El uso de este tipo de champú, también llamado silver, es muy fácil. No hace falta acudir a un experto, como sucede con otros artículos cosméticos. Toma nota y sigue estos pasos:

  1. Lava tu cabello con el champú ordinario y enjuágalo bien.
  2. Aplica una cantidad generosa de champú azul en la segunda lavada. Asegúrate de esparcirlo por todas partes y masajea tu cuero cabelludo con suavidad. ¡No lo frotes!
  3. Lee la etiqueta del envase para saber el tiempo de espera recomendado por el fabricante. Según la marca, esto puede variar. Por lo general, con 20 minutos basta para que el efecto sea más fuerte. Lo que sí debes tener claro es una regla básica: no pasarte de la cuenta. De lo contrario, acabarás con un tono azulado o violeta.
  4. Retira con suficiente agua hasta eliminar cualquier residuo.
  5. Hidrata el cabello con un acondicionador o una mascarilla capilar que puedes hacer en casa con ingredientes naturales. El objetivo es aportar nutrición, porque el champú tiende a dejar un poco de aspereza o resequedad. Intenta mezclar un huevo y dos cucharadas de miel de abeja; o un plátano amarillo con un aguacate y un chorrito de aceite de coco; p media taza de aloe vera y cuatro cucharaditas de aceite de oliva; o tres partes de aceite de coco y dos de miel.

Volviendo al modo de uso, otro camino sugerido es aplicar el champú azul sobre el pelo sucio para proceder a lavar con el champú normal. De esta forma, la acción será mucho más efectiva y duradera.



¿Cada cuánto es recomendable usarlo?

Lo cierto es que este producto exige varias aplicaciones para hacer su trabajo de manera adecuada. Con una sola vez no notarás la diferencia. ¡Ten paciencia! Insiste y verás las maravillas al cabo de algún tiempo.

De igual modo, se aconseja usar esta clase de champú de manera ocasional, cada 10 días o una vez por semana. Si te excedes de esta periodicidad ocasionarás resequedad, pérdida de vitalidad y colores no deseados.

Por esto, es muy importante leer las indicaciones de tu champú, así como escuchar las orientaciones de tu estilista de confianza o el vendedor de la tienda cosmética. Así sabrás con certeza el tiempo de aplicación.

Otros consejos para el uso del champú azul

No basta con tener el champú de la mejor marca y seguir todos los pasos que ya te comentamos. Es imprescindible que tomes en cuenta estos consejos para que el acabado final quede perfecto:

  • Compra un champú suave y libre de sulfatos. Es la mejor alternativa porque no contiene amoníaco y no reseca tanto el cabello.
  • No lo uses si tienes el pelo muy deshidratado. La razón es que el nivel de porosidad es elevado y esto puede alterar el resultado. Primero regenéralo, para luego incluirlo en tu rutina. Para lograrlo, diversos estudios apuntan a que el uso prolongado de los ingredientes naturales, como el aceite de coco o la manteca de karité, han demostrado eficacia.
  • Si eres de las que se lava a diario, ten presente que la coloración del champú azul disminuye con el uso del champú convencional. Por este motivo, trata de lavarte menos.
  • Evita que el champú tenga contacto con tus ojos para no sufrir irritaciones y mantenlo alejado del alcance de los niños.
  • Utiliza guantes para librarte de teñir tus manos y uñas de azul. Si no los tienes, recuerda lavarte de inmediato con mucha agua y jabón.
  • Enjabona bien tu espalda y el resto del cuerpo. Ayúdate con una esponja de baño, a fin de eliminar restos.
  • Tras salir de la ducha, limpia con una escoba y un poco de jabón el suelo del baño. No querrás que los residuos del pigmento manchen tus baldosas.
Hidratación del cabello tras usar champú azul.
Es fundamental mantener la hidratación del cabello durante el tiempo de uso del champú azul.


El champú morado y los acondicionadores matizadores: otras opciones

El champú con pigmentación morada o violeta es el ideal para matizar los tonos dorados. Cuando tratamos un pelo decolorado o rubio muy claro, siempre dejará pequeños reflejos rosados o lilas.

No caben dudas de que los champús matizadores son aliados que no pueden faltar en tu equipo de peluquería. Aunado a esto, cuentas con las mascarillas y los acondicionadores pigmentados, antiamarillos o antinaranjas, geniales para reforzar el efecto y la durabilidad del color.

Úsalos en la misma lavada o, mejor aún, en ocasiones distintas. Verás cómo te aportarán brillo y color, haciendo que las aplicaciones del champú azul sean más distantes entre sí.

Después de leer esta nota, visita tu tienda de cosméticos favorita y sabrás cuál champú te conviene más, de acuerdo con tu condición. Estás lista para realzar la belleza de tu melena y presumir de ella.

Te podría interesar...
3 remedios para tener un color de cabello bonito sin usar tintes
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
3 remedios para tener un color de cabello bonito sin usar tintes

Para cambiar tu color de cabello no siempre tienes que recurrir a tintes agresivos. Usando algunos remedios puedes obtener efectos similares.



  • Arroyo I. Acondicionadores y sus principios cosméticos para el tratamiento del cabello dañado. España: Universidad Computense de Madrid; 2018.
  • Hernández S, Lloret R, Kraser R. Estudio de sustancias potencialmente peligrosas presentes en tinturas para el cabello. Aportes a la cosmética desde un enfoque CTS. Argentina: Universidad Nacional de la Plata; 2019.
  • Ruiz M, Criado T. Belleza y cuidado del cabello en los recetarios castellanos medievales. El teñido y la lucha contra la alopecia. Rev de Est de Cs Soc y Hum. 2016; N. ° 35: 75-84.