Champú con cafeína: usos, beneficios y preparación en casa

El champú de cafeína se popularizó en el mercado como un complemento para combatir la caída excesiva. ¿Hay evidencias? Aquí lo detallamos.
Champú con cafeína: usos, beneficios y preparación en casa
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 09 septiembre, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 09 septiembre, 2021

Última actualización: 09 septiembre, 2021

La cafeína se puede consumir en infusión para estimular el sistema nervioso central y potenciar la actividad cerebral y el estado de vigilia. Además, se usa en el tratamiento de dolores de cabeza, como ingrediente en algunos analgésicos. Pero, ¿sabías que también hay champú con cafeína?

A esta sustancia se le atribuyen ciertas propiedades cosméticas, como la prevención de la alopecia. Se cree que coadyuva a detener parte de los efectos de los andrógenos sobre el folículo piloso para promover el crecimiento de un cabello fuerte y saludable.

Ahora mismo, este producto se puede adquirir en muchos establecimientos comerciales y farmacias. Asimismo, se puede elaborar de forma casera con pocos ingredientes. En general, se recomienda aplicarlo de tres a cuatro veces por semana. Para saber más al respecto, continúa la lectura.

Principales usos de la cafeína

La cafeína es una sustancia estimulante de la familia de los alcaloides. De manera natural, se encuentra en el café, el chocolate y el té; sin embargo, en algunos como el té blanco, la proporción es bastante baja (15 % menos que el verde).

El uso más común de la cafeína es como infusión. Se estima que en el mundo se consumen más de 2500 millones de tazas de café al día, según las investigaciones. Además, esta tendencia va en aumento en cuanto al consumo per cápita.

Por otra parte, esta sustancia se incluye como ingrediente principal o complemento para potenciar el efecto en una variedad de fármacos. Entre estos se encuentran los utilizados en el tratamiento de los resfriados, las cefaleas y las migrañas. Incluso, se ha probado experimentalmente en la prevención de la enfermedad de Parkinson.

Aparte de esto, se cree que tiene un efecto estimulante a la hora de combatir la alopecia. Por eso, en el mercado se puede encontrar champú con cafeína. En particular, se dice que activa los folículos capilares, lo que hace crecer el cabello. 

Principales usos de la cafeína
La cafeína no solo está presente en el café, sino también en tés, chocolates, medicamentos y cosméticos.


Champú con cafeína, comercial o casero

Aunque tal vez no te resulte conocido, esto no es nada nuevo. Las primeras marcas comerciales de champú con cafeína son de principios del siglo XX. En la actualidad, hay diversas presentaciones y variedades. Incluso, hay toda una línea de cosméticos con este ingrediente y no solo para el cabello. Algunos son los siguientes:

  • Enjuagues.
  • Acondicionadores.
  • Gel para fijación.
  • Exfoliantes.
  • Cremas rejuvenecedoras y antiacné.
  • Cremas para celulitis.

En sus fórmulas, aparte de dicha sustancia, los champús con cafeína incluyen ingredientes que podrían favorecer la regeneración del cabello, como el zinc, la biotina, la niacina, el aceite de castor, entre otros.

En cualquier caso, todas las presentaciones aseguran que, con su uso, el folículo se hará más fuerte y el cabello no se caerá tan fácilmente. Por supuesto, también es posible hacer un preparado casero. ¿Cómo? Primer reúne los siguientes implementos:

  • Agua o aceite de coco líquido.
  • Champú neutro (aunque puede ser tu champú habitual).
  • 5 cucharadas de café molido.
  • Canela o bicarbonato de sodio (opcional).
  • Recipiente para mezclar.
  • Un embudo.

Instrucciones

  • Comienza remojando el café en el aceite. Echa esta mezcla en una olla, y cuece a fuego lento por cinco horas. Remueve cada treinta minutos.
  • En caso de usar agua, caliéntala previamente y colócala en el recipiente para mezclar, junto con el café.
  • Luego, añade los demás ingredientes. Vierte el preparado en el envase usando el embudo. Al momento de aplicar, agita un poco.


¿Cómo se usa el champú con cafeína?

  • El preparado con cafeína se usa como cualquier otro champú normal. Basta con mojar bien el cabello y aplicar un masaje vigoroso sobre el cuero cabelludo. 
  • Debes permitir que el producto entre en contacto con el folículo piloso. Por ende, no laves la cabeza de inmediato. Espera por lo menos 5 minutos antes de enjuagar.
  • De preferencia, es mejor que laves tu cabeza usando agua fría, ya que ducharse con agua caliente es perjudicial, además de que aumenta la tasa de caída de pelo al dañar el folículo piloso.

Lo recomendable es usar el champú con cafeína de dos a cuatro veces por semana, o un día sí y un día no como máximo. Usarlo con más frecuencia no va a incrementar su efectividad.

Posibles beneficios del champú con cafeína

Las evidencias que respaldan los beneficios del champú con cafeína son limitadas. Aún así, los defensores de este producto sugieren que puede ser útil para lo siguiente:

  • Estimular la circulación en el cuero cabelludo.
  • Prevenir la caída del cabello.
  • Nutrir tanto el cabello como el folículo piloso.
  • Estimular el crecimiento del pelo.
  • Exfoliar el cuero cabelludo.
  • Eliminar acumulación de productos químicos.
  • Reequilibrar los niveles de pH.
  • Suavizar el cabello seco.
  • Alisar el pelo crespo.

¿Qué dicen los estudios?

Hay pocas investigaciones a favor. Un estudio de 2007 encontró que lavar el cabello con un champú con cafeína sí puede estimular el crecimiento del cabello. En tal sentido, se considera que esta sustancia ayuda a bloquear los efectos de la dihidrotestosteronade (DHT) en el folículo.

Otro estudio llegó a conclusiones similares; la cafeína puede alargar el tallo, incluso si el folículo piloso ha estado expuesto a la testosterona. No obstante, a diferencia del primer estudio, que se hizo con un grupo de sujetos voluntarios, en este caso la evidencia se obtuvo en laboratorio.

En una investigación experimental se aplicó champú con cafeína en el pecho a dos grupos de personas. Se lavó después de dos minutos, y se tomaron muestras de sangre a intervalos durante 72 horas. En ambos grupos se encontró que la cafeína se puede absorber a través de los folículos.

Ahora bien, la mayoría de estudios se han hecho en laboratorio o han sido con pocos individuos involucrados. Por lo tanto, se requieren más ensayos clínicos controlados a largo plazo, en grupos más numerosos, para establecer conclusiones definitivas.

Alopecia
Algunos estudios apuntan a que el champú de cafeína contribuye al tratamiento de la alopecia. Sin embargo, las evidencias son limitadas.

Posibles efectos secundarios

Por ahora, se advierten pocos efectos secundarios del champú con cafeína. Puede haber cierto riesgo de irritación transitoria en el cuero cabelludo, sobre todo en personas sensibles a alguno de los ingredientes contenidos en el producto.

Esto es más común en las marcas comerciales que en los preparados caseros. ¿La razón? Algunosusan conservantes sintéticos, como el metilparabeno, el propilparabeno y el fenoxietanol. Según las investigaciones, dichos ingredientes pueden causar irritación del cuero cabelludo y reacciones alérgicas como comezón, enrojecimiento y sensación de ardor.

Por otra parte, hay quienes advierten que, pese al uso continuado, el cabello se sigue adelgazando. Y si bien muchos afirman obtener beneficios, en otros la eficacia es más bien reducida. Incluso, con el uso prolongado del champú con cafeína, los resultados pueden ser eventualmente menos notorios.

Recomendaciones finales

Pese a los años que tienen en el mercado algunas marcas, aún no está del todo comprobada la efectividad del champú con cafeína en lo que respecta a detener el avance de la alopecia. Ciertas investigaciones apuntan de manera débil a decir que sí. Mientras no se hagan más estudios, no se puede afirmar y menos aún generalizar.

Hasta ahora se sabe que las moléculas de cafeína penetran en los folículos pilosos. Pero de allí a creer que esta es la cura de la calvicie, hay todavía una distancia. Lo que sí se advierte es que algunos pueden presentar reacciones alérgicas con su uso. En tal caso, hay que enjuagar con abundante agua y suspender su uso.

Así pues, si estás comenzando a mostrar signos de alopecia, y si has pensado en probar champú con cafeína, puedes hacerlo, pero con precauciones. De preferencia, consulta a un dermatólogo para conocer si alguno de los ingredientes puede causarte irritación.

En las primeras etapas de la calvicie, el champú con cafeína puede tener un efecto adicional si se combina con otros tratamientos más probados, como minoxidil o finasteride. No es muy probable que por sí sola marque una diferencia tan significativa.



  • Bansal M, Manchanda K, Pandey S. Role of caffeine in the management of androgenetic alopecia. Int J Trichology. 2012; 4(3): 185-186.
  • Bastos L, Salazar R, Mora C, et al. Análisis de las tendencias en la producción y el consumo de café a nivel internacional. Visión Internacional. 2019; 1(1): 26–30.
  • Draelos Z. An evaluation of topical 3% salicylic acid and 1% hydrocortisone in the maintenance of scalp pruritus. J Cosmet Dermatol. 2005; 4(3): 193-197.
  • Otberg N, Teichmann A, Rasuljev U, et al. Follicular penetration of topically applied caffeine via a shampoo formulation. Skin Pharmacol Physiol. 2007; 20(4): 195-198.
  • Pedraz J, López E. Protocolo terapéutico de la alopecia. Medicine - Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2018; 48(12): 2868-2871.