¿Qué es la clinomanía y cómo se puede tratar?

La clinomanía consiste en una necesidad intensa e irracional de permanecer en la cama por un tiempo exagerado. Descubre cómo identificarla y tratarla a tiempo.
¿Qué es la clinomanía y cómo se puede tratar?
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 10 julio, 2021.

Última actualización: 10 julio, 2021

Cuando llega el momento de despertar por las mañanas, es habitual que algunas personas deseen seguir acostadas por algunos minutos más. Sin embargo, este hábito podría resultar problemático. La clinomanía consiste en la necesidad irracional de permanecer en la cama por mucho tiempo.

La ansiedad por tener una rutina agobiante todos los días es una de las principales causas de este comportamiento. Tal es el caso de aquellos que no disfrutan sus trabajos y prefieren quedarse acostados. Por supuesto, esta circunstancia representa un estilo de afrontamiento desadaptativo que ocasiona otros problemas.

Signos y síntomas de la clinomanía

Querer quedarnos en cama por más tiempo del debido no es suficiente para establecer que estamos presentando clinomanía. Ante todo, hace falta que se cumpla una serie de criterios diagnósticos, todos ellos de forma constante e intensa. Vamos a revisarlo a continuación. 

  • Cambios repetidos en el estado anímico. Estos están relacionados con ciertos acontecimientos que obligan a las personas a salir de la cama. Por ejemplo, el haber aceptado alguna invitación a un evento social.
  • Necesidad de estar en contacto con sábanas y almohadas. Este signo puede evidenciarse cuando las personas llevan consigo sus sábanas y almohadas a lugares que no deberían. Si usamos una imagen sería la de un estudiante universitario arropado en el salón de clases.
  • Dificultad para salir de la cama por las mañanas. Esta situación puede provocar niveles de ansiedad elevados. Dado que las personas tienen el deseo de iniciar sus actividades diarias, pero la dificultad para salir de la cama termina por limitar la productividad.
  • Sensación de placer exagerada al acostarse en la cama. Con el pasar del tiempo, se genera un patrón de comportamiento en el cual entendemos como una recompensa poder estar en la cama. Dicho de otro modo, nuestro cerebro segrega los químicos de placer cada vez que podemos irnos a la cama.
Signos y síntomas de la clinomanía
La clinomanía provoca un deseo exagerado de permanecer en la cama. A menudo, se asocia con trastornos como la ansiedad.

Causas y condiciones relacionadas

La clinomanía ocurre como consecuencia de algún trastorno de ansiedad que debe ser identificado por un profesional de la salud mental. Sin embargo, trae consigo algunas otras complicaciones. Es posible que las personas experimenten estados depresivos a causa de no cumplir con sus propias expectativas de productividad.

Aparte de la depresión paralizante, también existen trastornos del sueño vinculados a esta necesidad patológica de permanecer en la cama; el insomnio es uno de los más comunes. Esto resulta lógico, ya que el hecho de querer estar en la cama no significa tener facilidad para dormir, todo lo contrario, las personas suelen sentirse culpables.

La esquizofrenia catatónica es otra de las enfermedades asociadas a esta obsesión de querer estar en cama. En estos casos, los pacientes se encuentran inmóviles durante horas y presentan una rigidez corporal característica.



Posibles consecuencias

Algunas personas pueden llegar a pensar de forma errónea que esta situación no representa un conflicto. No obstante, la realidad es que existen consecuencias vinculadas a la necesidad intensa y constante de permanecer en la cama.

Por ello, se debe aclarar que pasar más tiempo del normal en la cama representa un problema. Así, a partir de esta situación se originan consecuencias. Desde luego, el aislamiento voluntario es uno de los más comunes, dado que las personas escogen permanecer en sus camas antes que asistir a cualquier evento social.

En la medida que el letargo se hace más continuo, la motivación de las personas comienza a verse afectada. Es decir, se sumergen en un estado intenso de abulia, abandonan sus actividades cotidianas y sienten que la energía no les dura lo suficiente.

De este modo, la vida laboral comienza a ir de más a menos. En relación a la problemática expuesta, los afectados comienzan a acumular ausencias en el trabajo que, eventualmente, pueden ocasionar el despido.



¿Cuándo buscar ayuda profesional?

No se debe esperar a que las consecuencias se intensifiquen para buscar ayuda profesional. Lo ideal es acudir con un especialista cuando comenzamos a notar que la necesidad de estar en cama afecta nuestra vida en varias áreas. Por ejemplo, una señal clara es el sentimiento de culpabilidad.

Este se presenta en las primeras fases de la clinomanía, cuando la persona se da cuenta que está dejando de hacer cosas importantes. No obstante, con el pasar del tiempo normaliza su comportamiento y ya no siente culpa; termina por descontrolar sus rutinas para pasar más tiempo en la cama.

Tratamiento disponible

El modelo terapéutico que da mejores resultados en estos casos es el cognitivo-conductual. La razón es que se trata de una conducta propia de los trastornos de ansiedad. A propósito de esto, lo que se busca es identificar y reemplazar los esquemas mentales que promueven la ansiedad para luego reemplazarlos por unos adaptativos.

La psicoeducación también forma parte del tratamiento cognitivo-conductual. En este sentido, es importante que el paciente comprenda su situación; los síntomas, el desarrollo y las consecuencias del trastorno. Así, estará más involucrada en su proceso terapéutico.

Los aspectos conductuales de la terapia están basados en el establecimiento de nuevas rutinas. La idea base es establecer metas conductuales a corto y mediano plazo que sean realizables. A medida que se comiencen a cumplir los objetivos terapéuticos, la motivación irá en aumento y conseguirá salir del letargo.

Mujer en psicología
La terapia cognitivo – conductual suele ser la herramienta utilizada para combatir la clinomanía.

¿Cómo prevenir la clinomanía?

Esta obsesión por quedarse en cama surge como un estilo de afrontamiento disfuncional ante algunas situaciones de estrés. En este sentido, lo que se recomienda es aprender a tolerar las frustraciones y encontrar mejores formas de afrontamiento ante las situaciones negativas.

Quedarse en la cama es una manera de evasión. Por eso, para evitar la clinomanía se deben identificar las situaciones que estamos evitando; este escenario puede resultar incómodo. Es natural que a algunos no les guste la idea de aceptar que le huyen a algo, pero, en la medida que lo consiguen, podrán buscar nuevos estilos de afrontamiento.

Te podría interesar...
Ortosomnia: la obsesión por dormir bien
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ortosomnia: la obsesión por dormir bien

Estar obsesionado con la precisión en cuanto al tiempo de dormir también puede ser un trastorno. ¿Sabes qué es la ortosomnia? Te contamos.



  • Litvan, Maria. “Obsesiones.” Assaig de teatre: revista de l’Associació d’Investigació i Experimentació Teatral 43 (2004): 105–134. Print.
  • Scheinberg, Marcia, M.S.W, and Laia Villegas Torras. “Obsesiones Contra Obsesiones: Una (Re)Construcción Del Significado.” Revista de Psicoterapia 11.42–43 (2000): 145–160. Revista de Psicoterapia. Web.
  • Reyes Marrero, R., and E. de Portugal Fernández del Rivero. “Trastornos de Ansiedad.” Medicine (Spain) 12.84 (2019): 4911–4917. Medicine (Spain). Web.
  • Gutiérrez García, Alejandra Viridiana et al. “Intervención Cognitivo-Conductual En Trastornos de Ansiedad Infantil.” Psicología y Salud 31.1 (2020): 37–49. Psicología y Salud. Web.