Cómo cuidar de tus riñones y vejiga

Cada tres días debemos darle a los riñones un descanso y prescindir de aquellos comestibles que los irritan, como los ultraprocesados. Asimismo, incrementaremos el consumo de verduras crudas y jugos vegetales.
Cómo cuidar de tus riñones y vejiga
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 15 marzo, 2021.

Última actualización: 15 marzo, 2021

Los riñones y la vejiga son dos órganos esenciales en el cuerpo. No solo forman parte del sistema urinario, sino también del sistema linfático. Por lo tanto, actúan junto al hígado para eliminar toxinas del organismo y eliminar productos de desecho que se hallan en las células. Aunque también cumplen muchas otras funciones.

En el ámbito popular cuando hablamos de toxinas lo hacemos para referirnos a una de las causas de diversos problemas de salud. De hecho, pensamos que el torrente sanguíneo, puede verse invadido por toxinas de los alimentos, pesticidas, elementos de la contaminación ambiental e incluso el propio estrés, y que esto influye en nuestro estado de salud y calidad de vida.

Como los riñones y el hígado son básicos para librarnos de toxinas y demás impurezas, es necesario cuidarlos a diario para que no se sobrecarguen y puedan realizar sus funciones. Por otra parte, también hay que cuidar de la vejiga. A fin de cuentas, es allí donde se almacena la orina que luego habrá que expulsar.

Veamos más a continuación.

Problemas más comunes del riñón y la vejiga

Los riñones y vejiga son susceptibles de infecciones.
La cistitis es una de las infecciones que afectan a este sistema.

Los problemas más comunes de los riñones y la vejiga suelen ser los siguientes:

  • Infecciones.
  • Bloqueo en la uretra.
  • Dificultades para filtrar la sangre.
  • Problemas de control vesical: incontinencias o déficits en la retención.
  • Cambios en la pared de la vejiga (ya no puede retener tanta orina como antes).

Cada uno de estos problemas tiene distintas consecuencias en la salud y requieren un diagnóstico y tratamiento precoz, para evitar que la situación del paciente se agrave y sea más complicada de manejar.

Quizás te interese: Infecciones de las vías urinarias

¿Cuándo consultar al médico?

Aparte de hacernos uno o dos chequeos anuales para comprobar que todo está en orden y atender lo que haga falta a tiempo, será fundamental acudir al médico en caso de notar las siguientes molestias. En especial, si con el tiempo se van intensificando y manifestando junto con otras.

  • Dolor al orinar.
  • Dolor en región lumbar.
  • Retención aguda de orina.
  • Pérdida involuntaria de orina.
  • Hematuria (sangre en la orina).
  • Al sentir ganas de orinar de forma continuada.
  • Fiebre, escalofríos, vómitos y cansancio extremo.

Una vez que el médico nos haya evaluado y dado un diagnóstico, será fundamental seguir sus indicaciones para poder recuperarnos. Asimismo, será indispensable mantener buenos hábitos de vida. Esto incluye evitar la automedicación.

Pautas para cuidar los riñones y la vejiga

Cuidar nuestra alimentación es esencial para mantener en buen estado la salud de los riñones y de la vejiga. Por ello mismo, no debemos dejar de lado este aspecto en caso de tener algún problema en el aparato renal.

A continuación te compartiremos algunas pautas que puedes incluir en tu rutina, siempre y cuando tu médico así lo autorice. Recuerda que no todas las personas son iguales y que lo que puede beneficiar a unas, a otras puede no funcionarle.

Ante cualquier duda, consulta con tu médico.

Bebe suficiente agua a diario

El agua es el líquido que más nos beneficia. Por ello mismo, es de suma importancia consumirlo en cantidades suficientes a diario.

No debemos olvidar que la cantidad de agua que debemos beber a diario depende de factores como el sexo, la edad, el estilo de vida y el estado de salud. Así pues, un adulto de edad avanzada tendrá necesidades de hidratación distintas a las que pueda tener un deportista, un niño o una adolescente.

Además de beber agua, es importante velar por la calidad de las bebidas complementarias. Si consumimos café, bebidas industriales y alcohol, estaremos perjudicando nuestra salud.

Por ello, ante cualquier bebida industrial, dale prioridad a:

  • Jugos de frutas (sobre todo arándano): su efecto antioxidante ayuda a cuidar del sistema urinario y evitar las infecciones, impidiendo que se adhieran las baterías a la pared de la vejiga.
  • Agua de coco: hidratante, refrescante y nutritiva, el agua de coco también es una excelente alternativa.
  • Aguas frutales (hechas en casa): las bebidas elaboradas en casa, sin azúcar, edulcorantes ni ningún otro tipo de sustancia artificial pueden ayudar a complementar la hidratación y cuidar el aparato renal.
  • Infusiones de hierbas: algunas infusiones (manzanilla, menta, etc.) pueden ser mejores alternativas ante un refresco industrial o bebida alcohólica. Sin embargo, en caso de estar bajo algún tipo de tratamiento farmacológico, lo mejor será consultar con el médico cuál es la opción más recomendable y cuáles hay que evitar.

Infusiones de hierbas para los riñones y vejiga

Como indica la sabiduría popular, existen algunas hierbas que pueden ayudarnos a mantener la salud de los riñones y vejiga, como por ejemplo:

  • Ortiga y diente de león: son diuréticas, nos limpian los riñones y ayudan a eliminar el ácido úrico.
  • Perejil: ayuda a limpiar los riñones. Para aprovecharlo, hay que hervir un manojo de perejil durante 10 minutos en 2 litros de agua, luego lo dejamos reposar, lo colamos y lo llevamos a la nevera. Lo intentaremos consumir en cinco días, para luego descansar una semana.

Verduras adecuadas para tus riñones y vejiga

Los riñones y vejiga pueden beneficiarse del consumo de ciertos alimentos.
El consumo regular de estos alimentos puede beneficiar la salud.

Consumir frutas y verduras crudas es indispensable para la salud de todo el organismo y, por ende, para el bienestar general. ¿La razón? Nos aportan diversos nutrientes, agua, fibra y enzimas que perdemos si las cocinamos y que son básicas para el proceso de limpieza del organismo.

De ahí que te recomendemos que las consumas crudas, siempre que te sea posible. A continuación te reflejamos las verduras adecuadas para cuidar de la vejiga y los riñones.

  • Espárragos: refrescantes y ricos en agua y fibra, estos alimentos tienen propiedades diuréticas que estimulan el funcionamiento de los riñones, eliminando toxinas y estimulando la evacuación de orina.
  • Espinacas: ricas en minerales y vitaminas que no solo nutren el organismo sino que además apoyan los procesos de desintoxicación, incluyendo la limpieza del aparato renal.
  • Apio: este es un alimento perfecto para ensaladas o incluso en infusión. Es diurético y rico en minerales.
  • Remolacha: rica en diversas vitaminas y minerales, además de agua y fibra. Por ello se considera un excelente desintoxicante renal.
  • Judías blancas: aportan carbohidratos, fibra y nutrientes varios que resultan excelentes para el riñón.

Una alimentación balanceada es la clave

Cabe destacar que estos alimentos deben incluirse siempre a una dieta equilibrada. Nunca consumirse de manera exclusiva, ya que eso podría conducir a una descompensación del organismo.

Apostar por la comida real, minimizar el consumo de grasas saturadas y ultraprocesados en general, mantener un consumo moderado de sal y azúcar, evitar el alcohol y seguir las recomendaciones del médico nos ayudará a cuidar de nuestra salud en general, incluyendo hígado, riñones y vejiga.

Te podría interesar...
Increíble dieta depurativa para limpiar los riñones
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Increíble dieta depurativa para limpiar los riñones

¿Deseas saber cómo limpiar los riñones? Con estos consejos podrás tener una dieta depurativa que te permitirá hacerlo con facilidad.



  • Avendaño, L. Hernando. Nefrología clínica. Ed. Médica Panamericana, 2008.
  • Fogo, Agnes B., and Michael Kashgarian. Atlas diagnóstico de patología renal. Elsevier, 2006.
  • Huerta, Carlos. “La herbolaria: mito o realidad.” CONABIO. Biodiversitas 12 (1997): 1-7.