Cómo hacer una férula para la mano

Hacer una férula para la mano casera puede ser de gran ayuda en caso de accidente o lesión. Se trata de un procedimiento sencillo de primeros auxilios que evita mayores daños y alivia el dolor de la persona afectada.
Cómo hacer una férula para la mano
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 12 febrero, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 08 febrero, 2021

Última actualización: 12 febrero, 2021

La férula para la mano es un dispositivo ortopédico externo. Se instala cuando hay una lesión o cuando es necesario modificar algún aspecto funcional o estructural del sistema neuromusculoesquelético de la mano.

En la mayoría de los casos, la férula para la mano se emplea para estabilizar o inmovilizar esta extremidad tras una lesión. Al aplicarla, se evita el riesgo de que la zona se mueva y se produzca un mayor daño. Esto también ayuda a aliviar el dolor.

¿Para qué se usa una férula?

Cómo hacer una férula para la mano
La férula en la mano puede utilizarse tras una lesión para inmovilizar la zona.

La férula para la mano tiene muchas aplicaciones. En primer lugar, puede emplearse como una medida de emergencia en caso de lesión. A su vez, los fisioterapeutas la utilizan a menudo con distintas finalidades.

Estos dispositivos cumplen el papel de proporcionar soporte, limitar el movimiento y sostener la mano o la muñeca en determinada posición. Entre otras muchas aplicaciones, la férula para la mano se emplea en los siguientes casos:

  • Fractura o esguince.
  • Para tratar rigideces.
  • Para facilitar el movimiento cuando hay un déficit motor.
  • Tratar alguna patología reumática o artrósica.
  • En caso de tendinitis.
  • Prevenir alguna disfunción.
  • Otros.

Cómo hacer una férula para la mano

En caso de emergencia, particularmente por sospecha de fractura, lo adecuado es hacer una férula para la mano en casa. Esto ayudará a reducir los riesgos, mientras la persona afectada se traslada a un centro médico. Solo se requieren algunos elementos básicos y seguir ciertos pasos, como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Materiales

El objetivo esencial de una férula para la mano de emergencia es inmovilizar la zona. Por eso, es necesario valerse de materiales rígidos que aporten estabilidad. Vas a necesitar lo siguiente:

  • Un relleno de algodón o materia textil.
  • Una pelota de tenis o un textil en forma de bola.
  • Un trozo de tela, gasa o venda.
  • Una tabla o tablón mediano.
  • Un elemento para sujetar la férula. Puede ser un cordón, un cinturón o cinta médica.

Es importante que el palo o la tabla se envuelvan en un paño para acolcharlos, en especial si existe el riesgo de que se desprendan astillas. Esto también ayuda a aliviar la presión sobre la herida.

Paso a paso

La mano es un área que presenta ciertas dificultades al momento de inmovilizarla, por lo que es muy importante que tengas cuidado. Dicho esto, debes adelantar los siguientes pasos:

  • Controlar el sangrado, si lo hay.
  • Colocar un objeto en la palma de la mano. Debe ser un objeto esférico, como una pelota de tenis, una bola hecha con calcetines, etc. Pídele a la persona que cierre la mano alrededor del objeto, sin apretarlo.
  • Aplicación del relleno. Cuando los dedos de la persona afectada estén sobre el objeto, introduce un relleno holgado entre estos.
  • Entablillar la mano. Esto es opcional, de acuerdo con la necesidad que haya de ello. Consiste en poner la mano contra la tabla o tablón para, luego, envolverla en el siguiente paso.
  • Envolver la mano. Toma un trozo de tela o de gasa y envuelve toda la mano, desde la punta de los dedos hasta la muñeca y desde el pulgar hasta el meñique. Si estás utilizando una tabla, envuélvela dejando que sobresalgan sus extremos.
  • Aseguramiento. Una vez completado el paso anterior, asegura el vendaje con cordeles, cinta o algún elemento que lo mantenga fijo. Deja al descubierto las yemas de los dedos, ya que esto permite visualizar si hay algún problema de circulación.
  • Busca ayuda. Una vez puesta la férula, lo que sigue es buscar ayuda médica cuanto antes.

Otra forma de hacer una férula

Cómo hacer una férula para la mano
Es importante saber hacer una férula o vendaje en caso de emergencia.

Otra posibilidad es la de hacer una férula para la mano con una venda de yeso. Si cuentas con los elementos necesarios, puede ser muy adecuada, en especial si el centro médico está muy distante, o puede haber demoras en el traslado.

Materiales

Vas a requerir de los siguientes materiales:

  • Venda tubular. Es una funda de malla en forma de tubo. Se emplea como capa base o como sujeción de apósitos.
  • Venda de algodón. Es la venda clásica.
  • Venda de yeso. Es una venda de gasa impregnada con yeso de París, que tiene la propiedad de endurecerse.
  • Venda de crepe. Es una venda elástica de compresión; tiene un entramado de alta permeabilidad que la hace más transpirable y evita las lesiones en la piel de la parte vendada
  • Esparadrapo. Lo mejor es que sea de papel traspirable.
  • Tijeras. Es importante que corten bien.
  • Cubo de agua tibia.

Paso a paso

Si tienes todos los materiales, el procedimiento a seguir es este:

  • Poner la venda tubular. Esta se envuelve sobre la zona afectada, dejando un sobrante. Este se requerirá para doblarlo sobre el yeso.
  • Colocar la venda de algodón. Su función es la de proteger y almohadillar la herida. También, previene la aparición de lesiones en la piel sana.
  • Calcular la longitud de la férula. Debes hacer el cálculo de cuánta venda de yeso vas a necesitar para hacer la férula. En niños necesitarás de seis a ocho dobleces; en adultos, de 12 a 15 capas.
  • Sumergir la venda de yeso en el agua. Introdúcela en el agua y espera entre tres y cuatro segundos. Luego, sácala y estírala, retirando el exceso de agua con los dedos.
  • Colocar la venda de yeso. Solo debes poner la venda de yeso sobre la zona afectada y moldearla con las palmas de tus manos, no con los dedos.
  • Pulir la férula. Recorta los restos de yeso sobrantes y ajusta con suavidad.
  • Poner la venda de crepe. Para finalizar, debes poner la venda de crepe, sin excederte en la presión.

Tras vendar la zona, visita al médico

Lo más importante es garantizar que la férula para la mano no interrumpa u obstaculice la circulación. Por eso, debes vigilar la zona afectada y si notas que la piel está pálida o azulosa, o se muestra particularmente inflamada, debes reducir la compresión.

Si la persona afectada indica que la férula le está causando dolor, también hay que aflojarla. Si al hacerlo persiste la molestia, lo mejor es retirar la férula. En cualquier caso, es determinante buscar ayuda médica a la menor brevedad.

Te podría interesar...
Tratamiento natural para manos y muñecas doloridas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tratamiento natural para manos y muñecas doloridas

¿Sientes una sensación de dolor o inflamación en tus manos y muñecas? Hoy te enseñamos cómo tratarlo con terapias 100% naturales.



  • Rincón Jiménez, A. (2015). Prototipo de exoesqueleto para la rehabilitación motora de los dedos de la mano humana.
  • Escobar Valencia, D. (2018). Sistema de realimentación sensorial sobre la yema de los dedos basado en estimulación eléctrica.
  • Ortega Serrano, L. (2019). Monitorización del uso correcto en férulas de mano (Doctoral dissertation).
  • MedlinePlus. Procedimiento para hacer una férula de mano. https://medlineplus.gov/spanish/ency/esp_presentations/100142_1.htm