Cómo hacer una esponja exfoliante natural

Podemos cultivar la planta en casa para obtener nuestras propias esponjas. Deberemos esperar a que crezca el fruto y dejarlo secar. Sus semillas nos servirán para otras cosechas.
Cómo hacer una esponja exfoliante natural
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 19 agosto, 2022

Una esponja exfoliante natural puede ser una excelente alternativa para tu piel. Además, de que es eficaz, económica, fácil de hacer y, por supuesto, de usar.

Como se sabe, el proceso de exfoliar es imprescindible para nuestra belleza y nuestra salud en general. Con el mismo, mejoramos el equilibrio de nuestra epidermis, eliminando piel muerta, y favorecemos también la circulación.

¿Para qué se hace una exfoliación?

En la epidermis, la capa más externa de la piel, se van acumulando células muertas, así como grasa y suciedad, entre otras impurezas. Y a menudo no basta con un baño para eliminarlas.

Si bien la regeneración celular se puede dar de manera natural, exfoliar se hace a los fines de ayudar con dicho proceso. Gracias a esto, la piel no solo queda más limpia, sino que puede absorber cualquier producto que se le aplique.

Ahora bien, puede haber exfoliación química o mecánica. En la primera, se emplean ácidos (glicólico, salicílico o láctico) y otras sustancias, para ayudar a retirar las capas muertas.

En tanto que en la exfoliación mecánica se usa una sustancia abrasiva, haciendo a su vez frotamiento con un instrumento, como puede ser un cepillo o una esponja.

Con respecto a las esponjas, hay de diversos tipos. Algunas se pueden adquirir en las tiendas de productos cosméticos y otras las podemos elaborar. A continuación conoceremos cómo hacer una esponja exfoliante natural de luffa.

¿Qué es luffa?

luffa

La luffa (luffa cylindrica) es una planta trepadora tropical. Pertenece a la familia Cucurbitaceae. Es originaria del sudeste asiático, aunque se ha extendido su cultivo por diversas partes del mundo.

Seguro que has oído hablar de ella; aunque tal vez con otros nombres, ya que es conocida también como: pepinillo, tusa (en Panamá), cedazo (en Venezuela), estropajo (en Colombia), musú (en República Dominicana), paste o pashte (Costa Rica y Guatemala), y muchos más.

Esta planta se caracteriza por unas flores grandes y amarillas, parecidas a las de la calabaza; y sus frutos cilíndricos y alargados, similares al zapallo. En Asia se les considera comestibles, y se cocinan cuando están aún verdes.

Pero, una vez secos, los frutos de lufa también se pueden utilizar con otros fines. Comúnmente se emplean como estropajos para limpiar o fregar los platos. Y para hacer esponjas de baño, gracias a sus propiedades exfoliantes.

Además, en la actualidad en las investigaciones se están probando otros usos, tales como extraer el aceite de la semilla, el cual presenta una composición de ácidos grasos ricos en oléico, linoléico, palmítico y esteárico.

Esponja exfoliante natural de luffa

Lo creas o no, antes de que existieran las típicas esponjas de goma espuma, eran muchas las personas que utilizaban esta alternativa, tan natural como eficaz.

Hablamos de la esponja exfoliante natural de luffa. Su uso era muy habitual en China ya desde el año 600 a.C.. ¿Sorprendente, verdad?

Cómo conseguir o hacer una esponja de luffa

Los-beneficios-de-las-esponjas-vegetales-3
En diversos sitios, tales como tiendas de productos naturales o cosméticos, así como en supermercados, puedes encontrar y adquirir este tipo de esponjas exfoliantes naturales, ya listas para su uso.

Pero también tienes la alternativa de hacerlas tú misma. ¿Cómo? Te contamos que la luffa crece con facilidad. Es una de esas plantas que puedes tener en casa, si vives en una zona cálida.

Lo bueno es que no exige excesivos cuidados y que puede darte una gran cantidad de esponjas. ¿Por qué no intentarlo si nos es posible? Si deseas cultivarlas, puedes encontrar sus semillas en cualquier herboristería.

Pero en caso de que las hayas plantado en casa, una vez ya las frutas estén grandes y maduras, debes seguir estos pasos:

  1. Coge las frutas y deja que sequen completamente.
  2. Después, retira la piel y quita las semillas del interior (estas semillas te servirán a la vez para otras cosechas).
  3. Una vez seca, apriétala bien con las manos para que se ablande un poco, antes de usarla.

Utilización de la esponja exfoliante natural

  1. Añade la crema hidratante, el gel o el producto con el que vayas a darte un baño o a exfoliar la piel.
  2. Frota bien la piel haciendo movimientos circulares y ascendentes a la vez, desde los tobillos hasta la pantorrilla, desde la rodilla hasta el muslo, desde el vientre hasta el pecho.
  3. De este modo favorecemos la circulación a la vez que vamos retirando toda la piel muerta.
  4. Después échate agua tibia. Si cada día utilizas esta esponja vegetal, verás como poco a poco sientes la piel más tersa y bella. Es muy efectiva.
  5. Para mantener en buen estado nuestra esponja, debemos enjuagarla con las manos, apretando bien para que no queden restos de agua.
  6. Por último, cuélgala para que le de el aire y así se seque, liberándola a su vez de todo tipo de bacterias.

Beneficios de las esponjas de luffa

esponja

  • No deja residuos nocivos en la piel, tal como lo hacen, por ejemplo, las esponjas sintéticas.
  • No daña el medio ambiente, se trata de un producto extraído directamente de la propia naturaleza, a diferencia de las esponjas sintéticas, elaboradas a base de petróleo.
  • La esponja exfoliante natural de luffa elimina eficazmente las células muertas, consiguiendo así una limpieza perfecta
  • Además, reduce la grasa, previniendo el acné y aclarando las manchas de la piel.
  • Si cada día nos practicamos un buen masaje con estas esponjas vegetales, conseguiremos que nuestra piel absorba más fácilmente las cremas nutritivas, reductoras o anticelulíticas.
  • Previene y reduce la incidencia de la celulitis, gracias a que activa circulación.
  • Es además un gran relajante, ayudando a aliviar calambres musculares.

Otros usos de la esponja de luffa

Y aún hay otras posibilidades con respecto a esta planta, más allá de usarla como una esponja exfoliante natural. De acuerdo con los resultados de una investigación, los cepillos con luffa cylindrica han demostrado eficacia en la remoción de placa supragingival en los dientes

Como curiosidad te diremos que una vez que hayas utilizado en numerosas ocasiones esta esponja para exfoliar de manera natural la piel, puedes reutilizarla como estropajo para la limpieza de la cocina. Es realmente útil. Por eso te encantará probarla. No lo dudes.

Te podría interesar...
5 exfoliantes de avena para hacer en casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 exfoliantes de avena para hacer en casa

La avena tiene la capacidad de remover las células muertas que se acumulan en nuestra piel. ¿Te gustaría hacer exfoliantes de avena? Descubre 5 rec...



  • Larson E. Hygiene of the skin: When is clean too clean?. Emerging Infectious Diseases. 2001; 7(2): 225–230. https://doi.org/10.3201/eid0702.010215.
  • Amaya L, Díaz F, García N, Moncada M, Guerrero G. Obtención del aceite de las semillas de luffa cylindrica y evaluación de su potencial uso en la industria cosmetica. Scientia Et Technica. 2007; 1(33). https://doi.org/10.22517/23447214.6177
  • Pérez Bejarano N, Forcadell S,Del valle N, Alarcón V; Centeno J, Sanabria D.  Eficacia del cepillo de esponja vegetal (Luffa cylindrica. L Roem) en la remoción de placa supragingival. Mem. Inst. Invest. Cienc. Salud. 2011; 9(2): 5-14.
  • Anaya Medina F, Coral Sartori P, Cruzado Hernández B. SALUFFA – esponjas para el cuidado de la piel. Santiago de Purco: Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, 2021.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.