Todo sobre cómo sembrar y usar citronela en casa

Los productos industriales no son las únicas armas para combatir los mosquitos. En la naturaleza encontramos la citronela, una planta ideal para espantar a estos molestos insectos.
Todo sobre cómo sembrar y usar citronela en casa

Última actualización: 29 diciembre, 2021

Las bondades de tener tu propio jardín o huerto en casa son enormes. Una de ellas es que puedes cultivar especies útiles para tu vida. Tal es el caso de la citronela, la planta por excelencia para repeler a los molestos mosquitos que aparecen en los días lluviosos.

El aroma intenso que desprende la citronela al frotarse o romperse es cítrico, semejante al del limón. Una cualidad que la hace perfecta para preparar sopas, salsas e infusiones. Precisamente, su potencial como repelente está en su olor.

En inglés es conocida como lemongrass y también se le llama hierba de limón. Se trata de una especie herbácea perenne, miembro de la familia de las gramíneas y que se desarrolla en forma de arbusto. Es nativa de las zonas tropicales y cálidas del sur del continente asiático.

Resulta fácil de reconocer, pues sus hojas son bastante largas (pueden alcanzar entre 60 y 70 centímetros de longitud), aplanadas y están pintadas en un tono verde intenso. Es hora de convertirla en tu aliada. Continúa la lectura para conocer más sobre sus beneficios, al igual que el proceso de siembra y los cuidados necesarios. ¡Adelante!

Cómo sembrar y mantener la citronela

Tienes dos caminos para cultivar citronela. Uno es adquirir la planta y el otro es comprar la semilla.

Puedes encontrarlas en viveros, ferias de jardines, tiendas de jardinería e incluso en internet. Toma en cuenta estas recomendaciones.

Haz el cultivo en el momento y lugar adecuados

La primavera es la época perfecta para sembrar citronela. Si prefieres el jardín, plántala en sitios resguardados, cerca de las plantas ornamentales o de los arbustos, a fin de que no reciba tanto frío durante la estación de invierno.

Debes saber que esta variedad se ve afectada cuando la temperatura baja de los 8 grados centígrados.

En cambio, si eliges una maceta, procura que sea lo suficientemente grande como para permitir su crecimiento libre. Con 30 centímetros de diámetro será suficiente.

Colócala en el lugar del balcón que reciba más sol. Mientras que en invierno y otoño conviene ubicarla dentro de la casa, próxima a una ventana.

Ten presente que su origen tropical tolera buena carga solar (de 6 a 8 horas). En cualquiera de los dos casos, es importante que la tierra se encuentre bien drenada y nutrida.

Velas de citronela.
Hay muchos productos con citronela. Las velas, por ejemplo, se usan como repelentes o como aromatizadoras.

Sigue el paso a paso

Una vez que te decidiste por el sitio y el momento acertado, es hora de seguir al pie de la letra las indicaciones que te presentaremos a continuación:

  • Enriquece el suelo empleando estiércol compostado o humus de lombriz. Con este truco favorecerás la fertilidad y la facultad de la tierra para absorber el agua.
  • Cava un hueco en la tierra que duplique el tamaño de la maceta de citronela, introdúcela y cúbrela. Si cultivas varias, sepáralas entre sí unos 70 centímetros. Si tienes semillas, bastará con colocarlas sobre el estrato y, luego, taparlas.
  • Riega a diario por 14 días y espera a que tu planta crezca.
  • Fertiliza la citronela durante la época de crecimiento con un fertilizante compuesto de nitrógeno líquido. Hazlo cada 2 semanas.

Es interesante mencionar que el tallo de la citronela (con su protuberancia inferior) también sirve para la plantación. Encuéntralo en la verdulería, sumérgelo en agua por un lapso de un mes hasta que salgan las raíces.

Es probable que algunas hojas empiecen a brotar. Más adelante, sigue el procedimiento que sugerimos anteriormente. Lo mejor de este ejemplar es que no amerita demasiados cuidados.


Te puede interesar esta nota: ¿Cómo sembrar y cuidar calabacín?


Sé preciso con el riego

En lo que se refiere al riego, los expertos en jardinería aconsejan que sean regulares y frecuentes, en especial en la temporada de verano. En este sentido, es prudente regarla entre 2 y 3 veces a la semana.

Asegúrate de que sus raíces no lleguen a secarse, debido a que la sequía puede dañar la planta por completo. Por nada del mundo permitas que el agua quede estancada en los platillos, puesto que una planta encharcada se enferma.



¡No te descuides en el invierno!

Por otro lado, en la temporada de invierno quita la maceta y disponla en una zona orientada al sur. Al mismo tiempo, disminuye la porción de agua, pues a menor temperatura, esta variedad crece con más lentitud.

Otra vía un poco más drástica, ideal por si se presentan heladas, es trasladarla hasta un sótano y llevar el riego al mínimo. Cuando las temperaturas superen los 6 grados centígrados podrás sacarla de nuevo. No olvides que la citronela demanda humedad y calor para crecer.

Retira las hojas secas

Asimismo, es fundamental que destines tiempo para retirar todas las hojas secas. Podrás identificarlas por su color amarillo o marrón.

En el otoño, poda aquellas partes que luzcan debilitadas. Estos signos de sequedad pueden ser señales de dos cosas: la falta de agua o el exceso de sol. Evalúa el escenario y toma las medidas más adecuadas.

Revitaliza la citronela

Cada cierto tiempo es muy bueno abonar la planta. Lo cierto es que el aporte de nutrientes favorece su crecimiento y desarrollo.

Desde que empiece la primavera hasta que finalice el verano, haz el abono cada 2 semanas con materia orgánica: estiércol, humus de lombriz o composta.

Abono para el cultivo de citronela.
Aprovecha la composta para fertilizar la planta de citronela y potenciar su crecimiento.

Multiplica la citronela si lo deseas

En lo que refiere a la propagación de este ejemplar, no se puede negar que lograrlo es muy sencillo. Se multiplicará con facilidad dividiendo los esquejes. Esto quiere decir que de cada citronela se pueden conseguir muchas más.

Disfruta de la citronela en sus diferentes presentaciones

No solo es posible aprovechar la planta de citronela pura. Existen velas de citronela elaboradas gracias a su aceite esencial. Estas representan una gran alternativa natural y libre de químicos.

Igualmente, hay jabones impregnados con su fragancia. Como quiera que la uses, la citronela alejará los mosquitos y mantendrá tu hogar bien perfumado.

Te podría interesar...
¿Cómo sembrar hierbabuena en casa?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo sembrar hierbabuena en casa?

Es posible sembrar hierbabuena en casa a partir de otra planta o con semillas. Este vegetal se adapta a cualquier clima y crece rápido.



  • Martins R, González F. Uso del aceite de citronela de Java (Cymbopogon winterianus Jowitt) (Panicoidideae) como acaricida frente a la garrapata Boophilus microplus Canestrini (Acari: Ixodidae). Rev Bras PI Med. 2007; 9 (4): 1-8.
  • Mc Caughey D, Ayala G, Buitimea G, Buitimea N, Ochoa A. Propagación y establecimiento de citronela (Pelargonium graveolens) bajo malla sombra. Rev Ides. 2020: 38 (4).
  • Aparecido D, Silva A, Filho G. Citronella: un repelente natural para combatir el mosquito transmisor del dengue. Simp Nac de Tec en Agr. 2019; 11 (1): 133-137.