Loading...
 

12 conceptos de decoración que debes conocer

Decorar el hogar puede ser difícil, en especial para quienes lo hacen por primera vez. Aquí algunos conceptos de decoración que pueden ayudarte.

Última actualización: 28 noviembre, 2021

La decoración no es un abc, por lo que no hay conceptos sistemáticos a la hora de dar vida a una estancia en el hogar. En cambio, existen cuestiones claves que debes tener presente. Lo más importante es saber cuándo las puedes aplicar o pasar por alto. Esto, partiendo del hecho de que cada espacio cuenta al menos con una característica propia.

Decorar una casa puede ser engorroso para quienes lo hacen por primera vez o no se les da este tema. Para facilitar las cosas, los expertos en interiorismo han escrito al respecto y nos han dejado saber que hay algunos códigos que te ayudarán a mantener la armonía y el equilibrio en la decoración de tu hogar. Te traemos 12 conceptos básicos con los que tu decoración no puede fallar.

Conceptos de decoración que son una apuesta segura

El resultado debe ser único, de lo contrario, habremos fallado. ¿Y esto por qué? La respuesta es simple: la decoración del hogar es el reflejo de quienes viven en ella. Partiendo de esta premisa, te mostramos los conceptos básicos de decoración que debes conocer.

1. Realiza un proyecto

Suena muy serio, pero es posible hacerlo en casa. ¿Qué debes tomar en cuenta? Ve el inmueble como el lugar donde formarás un hogar, por lo que debe estar conectado a tus emociones. Este es el primer paso: definir el estilo general incluyendo el color y el mobiliario.

Ten presente que este proyecto de decoración es recomendable, no solo cuando se compra una casa, sino cada vez que desees actualizar alguna zona del departamento.

La planificación es un paso que se suele pasar por alto, pero es el primer escalón al éxito.

2. Toma en cuenta el espacio, su forma y los ángulos

Existen casas con formas definidas por el espacio. Considerar los ángulos y el espacio te ayudará a comprender la distribución más conveniente para los muebles, así como su tamaño ideal. Para ello, puedes tomar medidas del área y realizar divisiones visuales de las estancias.

En un área con una forma rectangular muy marcada, lo más conveniente es disponer un sofá en paralelo al lado de la parte más larga. En cambio, si colocas una mesa redonda en un área como la descrita, descompensarás el espacio.

3. Ubica el comedor cerca de la cocina

Colocar el comedor próximo a la cocina resulta lo más acertado. Por ello, los decoradores de interiores intentan materializar este concepto. Esto facilita el traslado de los platillos a la mesa, siempre y cuando haya espacio entre los comensales.



4. Aprovecha los huecos y respeta las zonas de paso

Los recovecos son espacios muy útiles, siempre y cuando los sepas aprovechar. Lo más común es convertirlos en estanterías o separadores de ambientes. Considera que quizás debas mandar a diseñar un mueble a la medida.

Por otro lado, en las zonas de paso no es conveniente colocar muebles altos. Estos representan una barrera visual que dificulta el acceso. Del mismo modo, debes considerar que tras colocar un mobiliario quede suficiente espacio para abrir las puertas de armarios y cajones.

5. Busca la armonía

Existe una relación innegable entre un todo y sus partes. Lograr la armonía en una estancia es uno de los puntos más complejos de llevar a cabo. La armonía de un lugar trasciende el hecho de escoger los muebles; la ubicación de cada elemento cuenta.

Para ello debes considerar las características propias de los objetos, su volumen, la forma, las texturas, el color y el significado que tienen. Cada detalle cuenta.

6. El equilibrio y el balance también son importantes

La buena disposición de los objetos nos dará como resultado un ambiente en equilibrio. Un escaparate o un sofá muy grande en un apartamento confortable hará ver la sala más pequeña. Dependiendo de la cantidad de muebles, lucirá también abarrotada.

Ten presente que el equilibrio es un asunto que se aprecia con la vista, por lo que la distribución de los muebles, las mesas, los cuadros y demás objetos decorativos es algo que se debe materializar de la manera más uniforme posible.

Con ello, se logra que todos los enseres de la estancia tengan el mismo peso visual. Prueba colocando un número similar de elementos decorativos de un lado y del opuesto. Estos accesorios pueden contar con formas, tamaños o colores diferentes a su contrario.

7. Hazte de un eje central en el diseño

A este objeto central se le conoce como objeto rector. Puede ser un cuadro, una lámpara, una mesa, un aparador, un sofá o hasta una hermosa escultura. Es la pieza clave del área y donde las miradas de los visitantes se posarán en primer lugar.

Para acertar con el objeto rector debes haberte familiarizado con el proyecto de decoración, el estilo que buscas, la forma y el espacio de la estancia. De lo contrario, el resultado podría ser un desastre total.

8. Garantiza una buena iluminación

La iluminación es clave para lograr una buena decoración. La luz se refleja en todo lo que haya en el hogar, incluyendo sus habitantes.

Además de ser un elemento funcional, aporta belleza y calidez. Sin embargo, no es recomendable usar la misma intensidad de bombilla en todas las zonas.

Se recomiendan las bombillas de tonos amarillos. Estas proporcionan calidez, pero en las habitaciones deben ser un poco opacas, ya que se trata de un lugar de descanso. No así la cocina o el baño.



9. Materializa la belleza

La belleza es un concepto subjetivo, pero sin duda no debes privar a tu hogar de ella. Tus gustos, quizás marcados por la moda, son los que determinarán qué o cuál elemento es bello para tu casa.

Pese a esto, no olvides que tus lecciones deben responder a una coherencia estética. Recuerda que el objetivo principal de una decoración en casa es embellecer el lugar.

10. Atrévete a jugar con los contrastes

Existen muchas formas de lograr un contraste cuando se trata de decoración. Esto se puede hacer con color, texturas, piezas claves con volumen, formas o tonos llamativos.

Aquí prima la creatividad. Lograr un contraste llamativo puede tener variopintos orígenes. Si se ejecuta respetando la armonía estética, el contraste es un gran aliado para aportar a los espacios dinamismo, energía y personalidad.

11. Elige y combina los colores

Los colores pueden influir en el estado de ánimo de las personas y esto debes tomarlo en cuenta durante tu elección de tonos para cada espacio del hogar. Nuestra recomendación es que realices un breve estudio del color.

Los colores tienen su propio dinamismo y carácter, por lo que elegir el correcto para cada habitación es una decisión crucial.

12. Inclínate por el bienestar y la comodidad

La comodidad es uno de los elementos que debes incorporar en la decoración de una casa. Para que te hagas una idea, a la hora de comprar muebles se debe invertir en una cama y un sofá de calidad. Ambos invitan al descanso y serán incentivo a la hora de volver a casa luego de un día de trabajo duro.

Así las cosas, el diseño que materialices debe responder a las necesidades de socialización. Por ello, tu mesa no debe estar en un espacio estrecho. Tampoco tienen que haber mesitas o estanterías obstaculizando el paso.

Evita desaciertos en la decoración de tu hogar

En caso de estar indeciso con el color que debes usar, ve por lo seguro y opta por tonos neutros. Recuerda que la pintura juega un papel importante en el estado de ánimo y el estilo de tu hogar.

Por otro lado, debes evitar los muros vacíos. Puede que seas minimalista, pero no te gustará tampoco dar sensación de soledad. Coloca algunos objetos llamativos.

Sigue algunos conceptos de decoración, ¡es tu momento de ser auténtica!

Te podría interesar...
Leerlo en Mejor con Salud
11 ideas para decorar los rincones de tu casa

Te contamos las mejores ideas para decorar los rincones de tu casa y darles un buen uso. Con pocos materiales y muy fácil.