5 consejos para evitar la parálisis del sueño

Despertarte y no poder mover ni un músculo de tu cuerpo. La parálisis del sueño asusta, pero hay maneras de evitarla. Pon estos consejos en práctica.
5 consejos para evitar la parálisis del sueño
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 15 marzo, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 15 marzo, 2021

Última actualización: 15 marzo, 2021

Te despiertas en medio de la noche, abres los ojos, pero no te puedes mover. Un sudor frío empieza a recorrer tu espalda y te preguntas qué es lo que te está pasando. Notas como si algo estuviese encima de ti presionando tu pecho. Tranquilo, no te está sucediendo nada raro. A esto se le llama parálisis del sueño y es posible evitarla.

El Instituto del Sueño (IIS) explica que la parálisis del sueño aparece durante la fase REM, una de las etapas más importantes en la que hay una actividad cerebral elevada. Por fortuna, esta sensación incómoda de no poder moverse dura entre unos segundos hasta 3 minutos. Pero, ¿por qué aparece?

¿A qué se deben las parálisis del sueño?

Si te has sentido identificado con las sensaciones expuestas arriba, debes saber que las parálisis del sueño surgen debido a diferentes razones. El IIS menciona que aparecen con más frecuencia en trabajadores a turnos o en personas que sufren con jet-lag. La falta de un horario regular o de una higiene del sueño adecuada pueden ser las primeras causas.

Sin embargo, si eres una persona que está bajo mucho estrés, es esperable que las parálisis del sueño aparezcan. Tu cuerpo está en tensión durante todo el día, tu mente está más activa que nunca y una de las maneras en las que el organismo reacciona es provocándote este fenómeno. Está claro que no es algo agradable.

Factores de riesgo de una parálisis del sueño

Los factores de riesgo de una parálisis del sueño te permitirán comprender por qué estás sufriendo estos episodios. Asimismo, te servirá para darles solución.

Si tomas medidas con respecto a estos factores será más fácil prevenir que vuelvan a aparecer las parálisis durante el descanso. Estos son algunos que debes tener en cuenta:

  • Cambios de horario: si te cambian los turnos en el trabajo.
  • Trabajar de noche: dormir durante el día puede ser complicado.
  • Cansancio: no estás descansando las horas suficientes o no estás durmiendo bien.
  • Sufres narcolepsia: la somnolencia extrema no hace que descanses mejor.
  • Tienes algún trastorno psiquiátrico: bipolaridad, estrés postraumático, depresión.

Todos estos factores de riesgo pueden hacer que tengas una mayor predisposición a sufrir una parálisis del sueño mientras duermes. Identificar qué es lo que te está pasando a ti te ayudará a ponerle solución, aunque también te será útil llevar a cabo alguno de los consejos que descubrirás a continuación.

Consejos para evitar estos episodios

Existen varios consejos para evitar la parálisis mientras duermes, sin embargo, hemos decidido elegir solo 5 recomendaciones generales que suelen venir muy bien.

No obstante, siempre es positivo que le comentes lo que te está ocurriendo a tu médico. Quizás, haya alguna pauta concreta que no mencionamos que te puede venir mejor.

1. El ejercicio puede ser útil

El primero de los consejos es hacer ejercicio. Esto es positivo tanto si sufres episodios de parálisis del sueño como si no.

El ejercicio te cansa, te relaja y ayuda a que tu cuerpo se prepare para recuperarse. Por eso, tras es normal que te sientas más agotado y que si te pones a dormir lo hagas antes de lo habitual.

2. Duerme las horas suficientes

El segundo de los consejos es que tengas una buena higiene del sueño. Si es posible, vete a dormir siempre a la misma hora. Esto hará que tu cuerpo, con el paso de los días, se vaya preparando de antemano.

Asimismo, olvídate de dormir entre 7 a 8 horas de manera estricta. ¿Qué es lo que necesita tu cuerpo? No importa si son 6 o 9 horas. Debes conocer tu organismo para que puedas descansar lo suficiente.

3. Reducir el estrés es una buena idea

El tercero de los consejos es que reduzcas el estrés. Vivimos en una sociedad muy agitada y la situación actual de pandemia no ayuda a que te relajes.

Por eso, a pesar de que creas que estás tranquilo, prueba a introducir hábitos, como hacer ejercicio. Esto te relajará, como lo hará el meditar. Te sentirás mejor y en calma.

4. Cuidado con la alimentación

El cuarto de los consejos para evitar la parálisis del sueño es que tengas en cuenta tu alimentación. ¿Tienes unos horarios para comer? ¿Comes alimentos nutritivos?

En los supermercados hay muchos productos ultraprocesados que te hacen sentir hinchado, te causan malestar y una sensación de llenura que pueden dificultar el descanso. Así que prueba a cambiar los hábitos que tienes con la comida.

5. ¡Adiós a las bebidas excitantes!

El quinto y último de los consejos es que evites las bebidas excitantes. Es mejor que  las tomes de forma muy ocasional y en momentos especiales.

No estamos hablando solo del café. Aunque nunca lo hubieras pensado, las gaseosas son bebidas energizantes. Evítalas lo máximo que puedas.

La parálisis del sueño no es solo de adultos

¿Ya lo tienes? Ahora que sabes lo que es la parálisis del sueño y algunas formas de evitarla, no dudes en poner en práctica todo lo que aprendiste.

Recuerda que la parálisis no la sufren solo los adultos. La Asociación Española de Pediatría (AEPED) aclara que niños y adolescentes también la padecen. Quizás debamos preocuparnos más por nuestra higiene al dormir a partir de ahora.

Te podría interesar...
10 claves para una buena higiene del sueño
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 claves para una buena higiene del sueño

La higiene del sueño comprende todas esas pautas básicas para poder conciliar el sueño y tener un descanso verdaderamente reparador.



  • Martínez Carrillo, M. (2016). La parálisis del sueño: revisión teórica.
  • Núñez, J. E. C. (2011). Parálisis del Sueño. Synapsis3(2), 14-18.
  • Salín-Pascual, R. J. (2016). La autopercepción en el caso de la parálisis del sueño: Un estado de conciencia dentro del sueño MOR. Revista Mexicana de Neurociencia17(6), 72-84.
  • Scammell, TE (2015). Narcolepsia. Revista de Medicina de Nueva Inglaterra , 373 (27), 2654-2662.
  • Sánchez Guerrero, Fabián. "Calidad de vida laboral del personal de enfermería que rota turnos en un hospital privado." (2017).