7 consejos para hablar con tus hijos sobre el divorcio

Hablar con los hijos sobre el divorcio no es sencillo, pero hacerlo bien puede ayudarles a entender, a expresarse y a seguir adelante. Te compartimos varias claves al respecto.
7 consejos para hablar con tus hijos sobre el divorcio
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 15 agosto, 2022

Hace unas décadas, los hijos de padres divorciados eran minoría y sufrían con más frecuencia la confusión, la desorientación y el estigma. Hoy es una realidad más común, pero no por ello más sencilla de asimilar. Por ello te compartimos algunas claves para hablar con tus hijos sobre el divorcio.

Aunque tus hijos ya sepan acerca de las separaciones matrimoniales y lo hayan vivido en su entorno cercano, experimentar el cambio en su propia familia será doloroso. La separación afectará al niño y transformará su vida, pero no tiene por qué ser un evento traumático.

Esto dependerá, en gran medida, de la capacidad comunicativa y la inteligencia emocional de los padres. Saber enfocar la noticia y transmitirla adecuadamente, así como acompañar el proceso de asimilación, es importante. Si no sabes por dónde comenzar, estos consejos pueden serte de utilidad.

1. ¿Cuándo hablar con tus hijos sobre el divorcio?

Es relevante no comunicarles la noticia a los hijos hasta que el divorcio sea una decisión firme. En ocasiones, las dudas van y vienen, y a lo que parecía una separación inevitable, se le termina dando una nueva oportunidad.

Vivir estos vaivenes puede ser muy confuso para niños y adolescentes. Por ello, esperad a estar claros en vuestra postura.

Una vez decidido, escoged un momento apropiado, en el que podáis estar a solas y tranquilos. Mantened la conversación en casa, ya que este es un lugar seguro para ellos.

Hablad con todos vuestros hijos a la vez. Eliminad distracciones, como la televisión o los teléfonos móviles, y mira a los ojos. Incluso manteniendo cierto contacto físico si vuestros niños son muy pequeños.

Es muy conveniente que ambos padres estéis presentes en la conversación, que mostréis un frente unido. Esto aportará seguridad a los niños, pues verán que pueden seguir confiando en ambos.

Padre explica a hijo el divorcio.
Si solo un padre es el que habla con los hijos, se fomenta más la idea de discordia y no se aporta seguridad al niño.

2. ¿Qué decir sobre los motivos de la ruptura?

Es natural que los hijos deseen conocer los motivos por los que sus padres van a divorciarse. Y lo más adecuado es responder con sinceridad, pero con cabeza: no perdáis de vista que ambos sois sus principales figuras de apego y referencia.

Ellos no necesitan escuchar culpabilizaciones, acusaciones ni reproches.

Podéis explicar que, llegados a este punto, continuar siendo pareja no es lo mejor para vosotros. Que habéis intentado que la relación funcione, pero que a veces la convivencia y la vida adulta es complicada, y esta es la mejor decisión para todos.

Tened en cuenta también la edad de los niños para adaptar el lenguaje y las explicaciones a su capacidad para comprender.


3. Explica cómo afectará el divorcio a su vida

Al hablar con tus hijos sobre el divorcio, es fundamental que les expliques cómo afectará su vida a nivel práctico. ¿Qué va a ocurrir y cuándo? Han de tratarse temas como dónde vivirán, cuánto tiempo pasarán con cada padre, si cambiarán de colegio, de actividades o de rutinas.

Tener las respuestas a este tipo de cuestiones antes de la charla puede ser importante para transmitirles claridad y estructura y no dejarles nadando en un mar de dudas e incertidumbre. Explicadles que tendréis en cuenta su opinión respecto a la división del tiempo, pero que no tienen que elegir ni que preocuparse por eso.

Vosotros, los adultos, decidiréis. Además, han de saber que haréis todo lo posible por no trastocar su vida y su cotidianidad.



4. Asegura el amor incondicional

Si hay un mensaje importante que transmitir en esta situación, ese es el amor incondicional. Aseguradles a los niños que ambos los queréis con locura y que esto no cambiará. Que siguen contando con los dos para todo lo que necesiten y que estaréis a su lado, aunque ya no viváis juntos.

Es posible que teman que, así como se ha terminado el amor de pareja, también se terminará vuestro amor por ellos. Por ello, es necesario reafirmar y reasegurar que seguirán recibiendo amor, presencia y apoyo de ambos. Que seguís siendo sus padres y cooperaréis para darles lo mejor.

5. Evita el sentimiento de culpa

Quizá te cueste entenderlo, pero muchos niños tienden a culparse a sí mismos cuando sus padres se divorcian. Asumen que esto ha ocurrido porque ellos se han portado mal, han cometido un error o no han estado a la altura.

Por esto, aunque tus hijos no lo verbalicen, reafírmales que la decisión no tiene nada que ver con ellos, que son maravillosos y se trata de una cuestión de adultos y de pareja.

6. Permite la expresión emocional

Al hablar con tus hijos sobre el divorcio puede que observes reacciones dispares e inesperadas. Algunos niños se ven muy afectados, mientras otros parecen totalmente indiferentes.

Los mecanismos de defensa de cada uno pueden ser disímiles y esta no es una noticia fácil de asimilar. Por ello, ante todo, sé paciente.

Es necesario permitir que los niños expresen sus emociones, tanto si se sienten enfadados y furiosos como si están confusos o tristes. Tanto si necesitan llorar como hacer preguntas o dejar la conversación para más adelante. Es importante respetarlos y no reprimir sus sentimientos.

También es positivo que vosotros, como padres, expreséis cómo os hace sentir el cambio. Esto no os restará autoridad; al contrario, mostraros vulnerables ayudará a vuestros hijos a ver que es natural tener y expresar emociones.

Podéis preguntarles cómo se sienten y si hay algo específico que necesiten saber. Pero también habréis de fijaros en su lenguaje no verbal y en sus expresiones, pues puede que les cueste verbalizarlo; en especial, a los más pequeños.

Padres divorciados con su hija.
Priorizar el bienestar de los hijos debería ser una regla en los divorcios, aunque no siempre se cumple.

7. Tras hablar con tus hijos sobre el divorcio, realiza un acompañamiento

Por último, ten presente que esta conversación será solo el inicio, una primera toma de contacto con el cambio que se avecina. Tus niños y adolescentes necesitarán retomar el tema más adelante, plantear cuestiones que les vayan surgiendo o expresar sus emociones una vez lo asuman.

Plantea nuevas conversaciones a medida que pasen los días y meses. Mantente listo para aquellas espontáneas que puedan emerger.

En suma, hablar con los hijos sobre el divorcio no es sencillo. Se trata de una situación confusa y dolorosa para todos.

Sin embargo, planificando con antelación esta charla, mostrando un frente unido y, sobre todo, ofreciendo amor y seguridad a los niños, será un trago más sencillo de pasar. Este será solo el comienzo, pero sentará las bases para que entiendan que ni el amor ni la familia han terminado; solo van a transformarse.

Te podría interesar...
7 consejos para llevar un divorcio sano para los hijos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 consejos para llevar un divorcio sano para los hijos

No es fácil llevar un divorcio sano, pero sí es importante realizar esfuerzos para que así sea. De lo contrario, se hace daño a los hijos.



  • Bolaños, I. (2015). Custodia compartida y coparentalidad: una visión relacional. Psicopatología Clínica Legal y Forense15(1), 57-72.
  • Cantón, J, Cortés, M. R., & Justicia, M. D. (2002). Las consecuencias del divorcio en los hijos. Psicopatología Clínica Legal y Forense2(3), 47-66.