Consejos para limpiar y cuidar tus joyas de diamantes

Los diamantes son muy resistentes, pero eso no quiere decir que no debas cuidarlos. Aquí algunos consejos para mantenerlos limpios e intactos.
Consejos para limpiar y cuidar tus joyas de diamantes

Última actualización: 16 abril, 2022

A muchas mujeres nos gustan los diamantes. Y si vienen en un anillo de compromiso, mejor. La utilidad de las joyas de diamantes trasciende la belleza en sí; también son una forma de inversión. Pero para ello debes saber limpiarlas y cuidarlas, así que te damos algunos consejos.

Un diamante es una piedra que sobrevive al paso del tiempo; incluso por decenas de años. Sin embargo, puede que sufra alteraciones como la pérdida de brillo o pequeñas roturas en sus puntas. Por otro lado, la base donde reposa la piedra, un aro usualmente hecho en oro, también debe cuidarse de la manipulación diaria.

7 recomendaciones para cuidar tus joyas de diamantes en casa

Tus joyas, especialmente las de diamantes, son el símbolo de la perfección y el amor eterno. Por esta razón, merece la pena hacerle con regularidad limpiezas de mantenimiento para que permanezcan como nuevas.

1. Espera a que tu piel esté seca

Luego de bañarte es prudente que esperes a que tu piel esté seca antes de colocarte tus joyas de diamantes. Y con esto nos referimos no solo al agua, sino también al perfume, la crema corporal, el maquillaje, el protector solar u otros productos de acicalamiento. Lo mejor es ponerte tus diamantes luego de que todo seque.



2. Manos limpias antes de tocar la joya

La grasa que se acumula en las manos durante el día puede restarle brillo al diamante. Para evitar que esto suceda, procura lavarte las manos cada vez que vayas a manipular la joya. De igual forma, no es recomendable tocarlas a cada rato.

Lavado de manos para manipular diamantes.
El lavado de manos para tocar los diamantes debe ser practicado varias veces al día.

3. Quítate las joyas ante ciertas actividades diarias

Puedes que tu anillo de compromiso sea una de las joyas de las que no te quieras separar jamás, pero en ocasiones hay que hacerlo por su bien. Cuando te bañes, entres a la piscina o a la playa, lo mejor es que no lleves puesta tu joya. De lo contrario, el salitre y los químicos del agua la arruinarán.

Así mismo, la recomendación se extiende al momento de hacer ejercicios, preparar alimentos o realizar cualquier otra actividad manual que implique el contacto con químicos.

4. Limpia y pule tus joyas con regularidad

Este punto resulta en extremo relevante. Para llevarlo a cabo con éxito debes tener en cuenta si la joya tiene otros tipos de piedras y el tamaño de las mismas, sean o no de diamantes.

Es prudente lavar las joyas de diamante por lo menos 2 veces a la semana

Aplica un chorrito de jabón suave a un poco de agua tibia y sumerge las prendas de diamantes por 20 minutos. Si lo consideras necesario, aplícale 4 gotas de amoníaco a la mezcla. Pasado el tiempo, talla la piedra con un cepillo de cerdas suaves.

Al terminar seca la joya y bajo ningún motivo uses crema dental. Esta, por ser abrasiva, causará pequeños rasguños. Por otro lado, al secarse corres el riesgo de que la pasta quede incrustada entre las piedras preciosas.

5. Contrata los servicios de un profesional

Las joyas deben ser sometidas a una revisión una vez al año por un profesional. De esta forma, estarás seguro de que las piedras están en perfecta condiciones. En caso de que presenten daños, piedras sueltas o puntas dañadas, podrás tomar medidas a tiempo.

Estos expertos pueden pulir el aro de metal, eliminar pequeños rasguños y recuperar su brillo inicial.

6. Provéele a tus joyas un resguardo adecuado

Así como es bueno quitártelas de vez en cuando, también es importante que las guardes en un lugar adecuado. Lo ideal es hacerse de unas bolsas de tela y cajas especiales. Conserva las que vinieron con la joya.

Ten presente que si almacenas con otras prendas o diamantes, la fricción entres ellos terminará por maltratarlos y rayarlos.

7. ¿Tienes muchas joyas? Adquiere una caja fuerte

Si tienes una colección de diamantes o joyas valiosas, la mejor forma de mantenerla en resguardo es invertir en una caja fuerte. Esto es una medida muy útil ante robos, incendios o cualquier desastre natural.

Toma en cuenta que los seguros domésticos tienen un máximo y, en casos de un incidente, no cubren todo. ¿Qué hacer al respecto? Asegura la caja fuerte por separado, ya sea en la casa o en un banco.

Limpiar las joyas.
Aunque esté difundida la idea de usar pasta dental para las joyas, no la uses con diamantes. Podrías arruinar la pieza.

Algunos consejos generales para cuidar tus joyas de diamantes

Existen diversos factores que pueden arruinar tus joyas de diamantes. Labores de jardinería, los sedimentos del agua, golpes fortuitos con algún utensilio de comida. Descubre cómo puedes evitarlos con estos consejos extra:

  • Si piensas viajar con tus joyas, compra un seguro de viaje completo contra robo, hurto o pérdida de equipaje.
  • Si se te ha caído la piedra, acude a un profesional. Estos expertos no tendrán inconveniente en llevar y ajustar la piedra a su posición original. Por ningún motivo uses pegamento comercial.
  • Emplea una toalla suave para secar la joya luego de que la laves. Y si se llega a quedar algún hilo trabado en ella, no lo hales con brusquedad.
  • Evita colocar las joyas diamante en el lavabo. De este modo, no corres el riesgo de que se vayan por el desagüe.
  • No uses una máquina ultrasónica para limpiar tus diamantes. Las vibraciones de estas podrían aflojar las piedras.


Mantén en forma tus joyas de diamantes

Toma las medidas necesarias para cuidar tus joyas de diamantes. Pese a lo que puedas creer, dependiendo de su tamaño estas piedras sí pueden agrietarse. Así las cosas, y cuando se trata de un anillo, lo mejor es que te quede a la medida.

Parece obvio, pero cuando se trata de anillos de compromiso o de promesas, por ejemplo, estos pueden quedar un poco grandes. Y esto se traduce en problemas y riesgos potenciales a rayarse o astillarse. ¡No te arriesgues! Un joyero profesional puede solucionar este inconveniente.

Te podría interesar...
Conoce la razón del por qué tus orejas se infectan si usas aretes que no son de oro
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Conoce la razón del por qué tus orejas se infectan si usas aretes que no son de oro

Las mujeres suelen amar los aretes, sin embargo, algunas tienen que luchar contra alergias incomodas causadas por el níquel.