8 consejos para ordenar el cuarto de lavado

¿Sientes que la zona de lavandería es un desastre en tu casa? No te desanimes. Aprende algunos trucos para organizarla como una experta en interiorismo.

El cuarto de lavado es, sin duda, una de las zonas más importantes de la casa. No obstante, también es de las más difíciles de organizar y mantener con estilo. En este artículo te presentamos 8 consejos para ordenar el cuarto de lavado para que sea funcional y agradable a la vista.

Con la vida moderna, es común que los espacios en casas y apartamentos sean cada vez más pequeños. Esto genera el desafío de organizar mejor todas las zonas, en especial aquellas como la de lavado, en las que hay muchos elementos.

En ella se suelen encontrar las máquinas lavadoras y secadoras, los productos de aseo, la mesa de planchar y muchos implementos, como escobas, recogedores, trapos e incluso las canecas para el reciclaje de los desechos.

Lograr una correcta organización en este espacio hace que el cuarto de lavado no rompa con el estilo del resto de la vivienda y se convierta en un lugar para esconder. Por lo contrario, lo ideal es que sea cómoda y agradable, para que facilite las labores de limpieza.

Consejos para ordenar el cuarto de lavado

En el cuarto de lavado se almacenan diferentes productos y herramientas indispensables para hacer el aseo, lavar y planchar la ropa. Es un lugar que se tiende a descuidar. Sin embargo, hay unos trucos que se pueden implementar para que siempre esté en orden.

Tabla de planchar en el cuarto de lavado.
La tabla de planchar ocupa un espacio considerable y es difícil organizarla en el cuarto de lavado.

Seguir leyendo: 10 cosas que no te deben faltar en tu kit de limpieza para el hogar

1. Separador de espacios

Muchos apartamentos tienen la zona de lavado pegada a la cocina y con dimensiones muy pequeñas, lo que dificulta el lavado, el secado y el planchado de la ropa, pues se impregnan los olores de la comida en las prendas.

Asimismo, puede resultar poco agradable ver las prendas íntimas y los productos de limpieza desde la cocina, en especial cuando se tienen visitas.

Por lo tanto, implementar un separador de espacios es una gran idea. Una excelente opción son los de vidrio opaco porque se pueden limpiar con facilidad y no restan luz a la cocina, como lo podría hacer uno de madera.

2. Tendedero retráctil

Los tendederos retractiles son una excelente opción para optimizar el espacio y organizar muy bien el área para colgar la ropa, en especial cuando se trata de prendas pequeñas, como la ropa interior o las medias.

Su mayor ventaja es que se pueden extender para colgar el vestuario y recoger cuando ya se ha secado la ropa. Por lo tanto, son poco invasivos y no obstruyen el espacio.

Seguir aprendiendo: Cómo hacer un spray casero para las arrugas de la ropa

3. Canastas organizadoras

Se suele implementar el uso de canastas y cajas para mantener todo en orden. Son muy prácticas porque permiten que diversos elementos, que sin almacenar se verían como un desastre, luzcan organizados. Es el caso de las esponjillas, los cepillos e incluso los frascos de los productos de limpieza.

Es conveniente tener canastas o cajas de diferentes tamaños y que conserven un estilo similar. Pueden ser tejidas en fique o trapillo para dar un toque bohemio, en una tela clara y sobria para otorgar elegancia, en madera para un espacio clásico o en metal para un estilo más moderno.

4. Muebles multifuncionales

No hay nada mejor que tener un mueble hecho a medida que tenga múltiples funciones y se adapte a todas las necesidades. Una excelente idea es hacer un armario que permita guardar la lavadora, la secadora y las encimeras. Adentro puede contener un tendedero retráctil.

Otra opción de muebles multifuncionales, populares por su practicidad, son aquellos que tienen una mesa plegable para planchar y doblar la ropa. Funcionan muy bien en espacios pequeños.

5. Frascos decorativos

Con la tendencia de eliminar los plásticos de un solo uso, por su impacto negativo en el medio ambiente, cada día es más común encontrar tiendas de jabones y productos para la limpieza que permiten recargar los propios envases. Por lo tanto, un excelente consejo decorativo es comprar frascos de vidrio bonitos, que además de servir como recipientes para el almacenamiento, permitan decorar.

Un buen consejo es marcar este tipo de recipientes. Así podrás evitar confundir los productos de limpieza o causar accidentes en casa, como teñir la ropa. Puedes almacenar en ellos bicarbonato de sodio y vinagre, grandes aliados en la limpieza.

6. Canastas para la ropa

Las canastas son elementos indispensables para ordenar el cuarto de lavado. Es ideal tener una para la ropa limpia y otra para la ropa sucia.

Sin embargo, la que más facilita la organización es la de la ropa sucia, porque permite acumularla mientras se lava. Existen en diferentes tamaños y estilos. Elige alguna de tela o con una decoración que te agrade y combine con el resto de la casa.

Si las canastas te resultan poco prácticas porque tienes un espacio reducido, puedes optar por unas bolsas de tela con diseños simpáticos que te permitan guardar la ropa sucia. Estas se adaptan mejor para guardarse en cajones o armarios.

7. Asigna una cajita para objetos perdidos

Es muy común que entre los bolsillos de la ropa sucia queden objetos, como dinero, documentos personales, maquillaje, papeles, juguetes y comida. Por ello, es conveniente asignar una cajita para guardarlos y así evitar que se pierdan.

8. Optimiza los espacios

Con frecuencia se desaprovechan los espacios que quedan encima de la lavadora o debajo de la poceta del lavadero. Sin embargo, aprovecharlos tiene la ventaja del almacenamiento eficiente.

Encima de la lavadora se pueden poner unas repisas e incluso decorar con elementos, como materas o cuadros. Asimismo, debajo de la poceta del lavadero puede adecuarse un mueble para almacenar los productos de limpieza.

Zona de lavada en el hogar.
Las zonas de lavado son importantes porque se usan a diario. Su organización adecuada facilita la vida.

Ventajas de tener un cuarto de lavado

La zona de lavado es indispensable en cualquier hogar porque se usa a diario. No obstante, que esa área sea un cuarto de lavado independiente otorga muchas ventajas y posibilidades.

En primer lugar, evita que la ropa se impregne de olores a comida, como cuando está conectada con la cocina. Asimismo, permite organizar mejor los productos de limpieza y facilita el secado de la ropa, en especial cuando se trata de prendas grandes.

Para elegir el lugar donde se ubicará el cuarto de lavado, un aspecto fundamental es que cuente con buena ventilación, tomas de corriente para enchufar los electrodomésticos y también llaves para el agua.

Ten cuidado con los productos de limpieza al ordenar el cuarto de lavado

Después de conocer algunos trucos para ordenar el cuarto de lavado, es importante que tengas en cuenta los cuidados en la manipulación de los productos de limpieza, en especial de aquellos con químicos nocivos.

Una guía de la editorial McGraw Hill titulada “El mantenimiento y la limpieza del domicilio” señala la importancia de leer las etiquetas de los productos para conocer sus recomendaciones de uso, su composición, la dosificación y las advertencias.

Esto se debe realizar para evitar accidentes o reacciones adversas entre los productos. Sobre todo cuando hay niños en casa. Las sustancias de limpieza que puedan resultar peligrosas, como la lejía o el alcohol, deben organizarse en zonas de difícil acceso para prevenir accidentes.

  • El mantenimiento y la limpieza del domicilio. In McGrawHillEducation; Available from: https://www.mheducation.es/bcv/guide/capitulo/8448171470.pdf
  • Konmari [Internet]. KonMari | The Official Website of Marie Kondo. 2021 [cited 8 February 2021]. Available from: https://konmari.com/