Consejos para parejas con frustración sexual

El estrés, el cansancio, la fatiga, periodos difíciles y algunas disfunciones sexuales pueden provocar frustración sexual en la pareja. Por ello, lo mejor es que ambos se comuniquen de manera clara y pidan ayuda de ser necesario.
Consejos para parejas con frustración sexual
Bernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 11 noviembre, 2020.

Escrito por Virginia Martínez, 05 marzo, 2019

Última actualización: 11 noviembre, 2020

Las relaciones íntimas pueden verse afectadas de muchas maneras y por muchos motivos. Así, el estrés, los problemas, el cansancio o, incluso, determinadas disfunciones pueden provocar frustración sexual en la pareja.

Hoy en día, las responsabilidades diarias y el ritmo acelerado de vida hacen cada vez más difícil tener tiempo de calidad para los encuentros sexuales. Sin embargo, disfrutar del sexo es primordial para que una relación funcione. En este artículo, ofrecemos algunos consejos para poder superar la falta de deseo.

La frustración sexual

Pareja en la cama. Mujer preparada para dormir, hombre despierto.
Las causas de la frustración sexual son tan variadas como parejas hay en el mundo, por ello hablar es una herramienta poderosa para superarlo.

La frustración sexual aparece, por lo general, cuando hay un desbalance entre lo que se desea y lo que se obtiene en la cama. Esta condición se manifiesta de diferentes maneras en cada persona pero, en la mayoría de los casos, suele causar distanciamiento emocional en la pareja, estrés y nerviosismo.

Por otra parte, las causas pueden ser muchas y muy variadas. Ya sea porque se está pasando por un periodo difícil (personal o etapas como la menopausia) y estresante y el sexo no es una prioridad, o porque existe falta de comunicación con la pareja.

También, como lo indica una publicación de National Health Service, se puede presentar por la pérdida de atracción sexual hacia el compañero, conflictos entre ambos o disfunciones sexuales que impiden tener una relación sexual satisfactoria, entre otras. Sea cual sea el caso, la pregunta es: ¿Qué se puede hacer cuando hay frustración sexual? ¿Cómo remediar este problema?

Consejos para parejas sexualmente frustradas

Si bien los altos y bajos en las relaciones sentimentales son muy comunes, no sentirse satisfecho con el sexo puede acarrear serios problemas en la pareja. A continuación, detallamos algunos consejos que podrían contribuir a remediar esta situación.

Conocerse a sí mismo

Mujer metiendo la mano debajo de la ropa interior
La masturbación permite conocer tu propio cuerpo y determinar aquello que nos produce placer.

En primer lugar, si sientes que sufres de esta condición, lo primero que debes hacer es conocerte a ti mismo en el terreno sexual. Muchas frustraciones vienen dadas porque los integrantes de la pareja no saben exactamente qué es lo que quieren o les satisface, o no saben cómo comunicarlo.

En este sentido, prejuicios culturales, tabúes o la educación sexual que se haya recibido pueden jugar un papel negativo y provocar la insatisfacción y la frustración sexual. Por tanto, el primer paso es determinar qué es lo que te satisface, conocer mejor tu propia sexualidad y tu cuerpo. En este sentido, la masturbación podría ser un método para descubrirlo.

Comunicarse con la pareja

De nada sirve esperar a que tu pareja adivine qué es lo que te satisface o cuáles son tus deseos. En el intento, puede recurrir a técnicas fallidas o a experimentar con cosas que no simplemente no te excitan lo suficiente. Por eso, lo mejor es hablar de forma clara sobre aquello que te agrada en las relaciones íntimas.

En relación a esto, una publicación de la Clínica Mayo señala que los compañeros sentimentales que aprenden a comunicarse de manera honesta, no solo respecto al acto sexual sino en todos los aspectos, suelen tener una mejor conexión emocional, lo que deriva en un mejor sexo.

Por todo ello, es fundamental que seas sincero con tu pareja. En efecto, se debe fomentar la comunicación y la expresión de los deseos y necesidades, tanto tuyos como los de la otra persona. Al final, el encuentro íntimo debe ser satisfactoria para ambos

También, sería una buena idea intentar hacer algo nuevo juntos, habiendo hablado antes sobre qué les gustaría probar. Quizás juegos de rol o nuevas prácticas sexuales los lleven a explorar y experimentar nuevas sensaciones que ayuden a superar la frustración sexual.

No centrarse sólo en el orgasmo

Pareja manteniendo relaciones
El sexo no sólo es llegar al orgasmo. Disfrutar de cada caricia y cada sensación es una parte fundamental de este.

Muchas veces llegar al orgasmo se puede convertir en una obsesión. No obstante, el sexo tiene más placeres que proporcionar que el orgasmo en sí. En efecto, las caricias y el afecto pueden ser igual de placenteros y estimulantes.

Muchas veces, el estilo de vida y las responsabilidades diarias impiden que te sientas relajado a la hora de mantener relaciones sexuales. Así, el estrés o el cansancio acumulados pueden provocar que llegar al orgasmo sea más difícil, incluso no posible.

Sin embargo, esto se puede convertir en un ciclo vicioso si sólo se tiene como objetivo llegar al clímax y considerar que una relación sexual satisfactoria sólo se culmina al momento de alcanzarlo. En efecto, estos solo conseguirá que te estreses más y te sientas más frustrado.

Por tanto, lo mejor es concentrarse en el momento y disfrutar de todas las etapas del contacto: desde los juegos preliminares hasta el momento posterior con las caricias y los besos. Así que date la oportunidad de gozar cada minuto, el orgasmo ya llegará.

Te recomendamos leer: Fisiología del orgasmo femenino

Pedir ayuda si existe alguna disfunción sexual

En muchos casos, la frustración sexual aparece cuando existen problemas sexuales relacionados con determinadas disfunciones. Por una parte, según un artículo de Cleveland Clinic, en el caso de los hombres, los problemas más comunes son la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

En el caso de las mujeres, los más comunes son la incapacidad para alcanzar el orgasmo, la falta de lubricación la imposibilidad de relajar los músculos de la vagina. Además, en ambos, se puede presentar dolor en el coito y falta de deseo sexual.

Aunque estas disfunciones pueden tener una causa patológica, todas ellas se relacionan de alguna manera con el estrés, la ansiedad y el estado de ánimo. Por consiguiente, si existen estos problemas, en primer lugar, hay que consultar al especialista y, posteriormente, iniciar una terapia sexual en pareja.

En efecto, los beneficios de la terapia pueden ser muy positivos para ayudarte a encontrar una solución . Así podrás mejorar las relaciones y completar la educación sexual de ambos tratando, a la vez, problemas a nivel individual. El objetivo es que goces de bienestar tanto durante las relaciones íntimas como fuera de ellas.

Ahora que conoces las posibles causas de la frustración sexual y qué puedes hacer para remediar este problema, anímate a descubrir tu cuerpo y conocer qué es lo que realmente te excita en los encuentros íntimos. Además, no dudes en comunicárselo a tu pareja y prestar atención a sus deseos, para que ambos puedan disfrutar del sexo plenamente.

Te podría interesar...
La importancia del placer en las relaciones de pareja
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
La importancia del placer en las relaciones de pareja

A continuación, te contaremos aquello que necesitas saber acerca de la importancia del placer en las relaciones de pareja. ¡No te lo pierdas!