6 consejos útiles para el mantenimiento de un dispensador de agua

¿Tienes un dispensador de agua en tu casa? En este artículo te enseñamos a cuidarlo para que no enfermes por culpa de las bacterias y los hongos que se le pueden acumular.
6 consejos útiles para el mantenimiento de un dispensador de agua
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 07 febrero, 2022

Un dispensador de agua es una máquina que permite filtrar el líquido y tenerlo fresca en casa, pero requiere mantenimiento. Son instrumentos excelentes para garantizar el consumo de agua de calidad.

Los dispensadores de agua se pueden encontrar el mercado con diferentes tamaños, tecnologías de filtrado y funcionalidades. Asimismo, existen en variados colores y formas para complementar la decoración.

¿Cómo lograr el mantenimiento de un dispensador de agua?

El agua es una sustancia indispensable para la vida de los seres vivos. De hecho, probablemente sea la bebida más saludable.

Tiene múltiples beneficios para el cuerpo y resulta conveniente tener un dispensador de agua en casa que nos permita enfriarla o calentarla con facilidad. La máquina es sencilla de usar y muy práctica.

No obstante, puede consumir mucha energía, dependiendo el modelo que se compre.

1. Haz la limpieza de forma correcta

Antes de iniciar la limpieza y el mantenimiento de un dispensador de agua es fundamental que lo desenchufes. Además, es preciso leer las instrucciones y recomendaciones del fabricante.

Lo primero es vaciar los dispensadores, sacando el chorro hasta que no quede más agua. Después se debe llenar el depósito interior con agua y 1/2 cucharada de lejía, de acuerdo con lo especificado en muchos manuales de uso.

Otra alternativa es usar vinagre en lugar de lejía. Con cualquiera de las dos soluciones conviene dejarlas reposar dentro de la máquina por 10 minutos. Después debe abrirse la canilla hasta eliminar toda la solución. Al final es conveniente hacer un segundo enjuague solo con agua.

Agua segura y de calidad.
La calidad del agua es básica. Para tener un líquido óptimo necesitamos que sus recipientes estén limpios.

2. Bota el agua acumulada en la cubeta frontal

Los dispensadores suelen tener una cubeta en la parte de adelante, justo debajo de la salida, para recoger el sobrante que se derrama o gotea. Si se deja mucho tiempo el líquido derramado, pueden desarrollarse bacterias y hongos.

Además, es conveniente lavar con agua y jabón dicho depósito, así como la rejilla que tiene la cubeta. Esta debe lavarse con agua caliente y vinagre para evitar la proliferación de microorganismos. Como se trata de una parte plástica, no conviene utilizar productos químicos que puedan alterar sus características.



3. Desinfecta el bidón

En muchas ocasiones, en especial cuando se quiere reducir el consumo de plástico, es mejor optar por tener un solo bidón y recargarlo con agua cada vez que esta se acabe. Sin embargo, es importante hacer limpiezas frecuentes al interior del bidón por salubridad.

Para desinfectarlo y asearlo, igual que como se hace con otros implementos de cocina, conviene usar agua y jabón. Puedes emplear jabón lavavajillas normal y un cepillo para acceder a las zonas difíciles. Además, con agua caliente haces un último enjuague.



4. Limpia las rejillas traseras

Por lo general, una vez se ubica el dispensador en el hogar u oficina, no es común moverlo. No obstante, es conveniente de vez en cuando limpiar su parte trasera, pues allí se ubican unas rejillas que tienden a acumular polvo. Puedes usar un cepillo suave para remover esta suciedad.

5. Mantenlo limpio

Esta es una de las recomendaciones más sencillas, pero también de las más importantes. El dispensador de agua es un elemento que todo el tiempo está en contacto con las manos de las personas, por lo que tiende a ensuciarse.

6. No dejes pasar mucho tiempo con la misma agua

El agua del bidón no debe durar más de 30 días en él, pues puede acumular bacterias. Asimismo, es preciso no extender mucho la limpieza de las rejillas y los filtros, en caso de tenerlos. Para evitar el crecimiento de moho, no conviene tener el aparato en una zona en la que reciba luz solar directa.

Medir calidad de agua de un dispensador.
La medición de la calidad del agua que sale del aparato se puede hacer con unas cintas comerciales de fácil uso.

Cuidados extras al tener un dispensador de agua en casa

No todas las ciudades cuentan con agua de grifo apta para el consumo humano. En este sentido, tener un dispensador de agua en casa resulta beneficio. Asimismo, permite obtener líquido frío o caliente con mucha rapidez.

Aunque se trata de un aparato bastante fácil de usar por parte de los niños, conviene tener precaución con el agua caliente y las quemaduras. No obstante, muchas máquinas ya vienen con filtros de seguridad para evitar dichos accidentes.

Ahora que conoces varios consejos útiles para el mantenimiento de un dispensador de agua, también sería bueno aplicar otras recomendaciones. Por ejemplo, no poner objetos pesados o decorativos encima de la máquina, como jarras o floreros.

Evita mojar el aparato, ya que generarás daños en su sistema eléctrico. Asimismo, debes tener cuidado con el cable y, si se encuentra en mal estado, repararlo inmediatamente.

Te podría interesar...
¿Cómo aprovechar el agua del aire acondicionado?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo aprovechar el agua del aire acondicionado?

Conoce los mejores trucos para aprovechar el agua del aire acondicionado en tu hogar, lo que te permitirá reciclar este recurso.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.