31 cosas que debes hacer con tu bebé antes de que nazca

Sabemos que esperas con ansias el día del nacimiento de tu bebé, pero, ¿sabías que puedes disfrutar de su compañía y hacer actividades con él antes de que nazca? En este artículo te compartimos algunas de ellas.
31 cosas que debes hacer con tu bebé antes de que nazca

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 07 abril, 2022

Generalmente, los padres esperan con gran anhelo el día en el que puedan conocer y sostener a su bebé entre sus brazos después de nueve largos meses. No obstante, el período en que el bebé permanece en el vientre de la madre es sumamente importante. Durante esta etapa, el bebé se desarrolla tanto física como sensorialmente.

Por esta razón, es fundamental que los padres dediquen tiempo para disfrutar de actividades gratificantes con su hijo, incluso aún antes de que nazca. A continuación, te presentamos 6 cosas que debes hacer con tu bebé antes de que llegue ese día tan esperado.

31 cosas para hacer con tu bebé antes de que nazca

Aunque nueve meses parecen mucho, sobre todo cuando eres la madre, lo cierto es que el tiempo pasa muy rápido y cuando tengas a tu bebé en los brazos se te va a olvidar esa larga espera. Por eso, lo mejor es aprovechar cada etapa del proceso. Conoce esta lista de actividades que puedes hacer con tu hijo antes de su nacimiento.

1. Graba un vídeo de tu bebé

Para quienes aún no son padres, esta opción puede parecer extraña. Sentir el movimiento de la vida que crece es una experiencia única que solo durará 9 meses. Así que tener un video de este momento para recordar el sentimiento de unión y cercanía, definitivamente, es algo que no se puede pasar por alto.

2. Crea un álbum de fotos

9 mitos sobre el embarazo

El proceso de crecimiento y desarrollo del bebé se ve reflejado notoriamente en el cuerpo de la madre. Si bien los cambios físicos pueden generar sentimientos encontrados, el embarazo es una etapa llena de expectativas y aprendizajes en la vida de la mujer.

¿Por qué no dejar registro de ese inolvidable momento en un álbum fotográfico? Además, es probable que sea un importante fragmento en la vida de tu pequeño. Así, podrás enseñarle cómo fue creciendo poco a poco hasta el día del nacimiento.

3. Celebra con un baby shower

Por lo general, el baby shower es una celebración que tiene lugar durante los últimos meses de embarazo. En esta, los futuros padres reciben regalos de sus seres queridos y las personas más allegadas. Además, se realizan algunos juegos y actividades divertidos que involucran a los invitados.

Una característica del evento es ver los rostros de felicidad y sorpresa cuando se abren los regalos. Pero lo más importante: ofrece la oportunidad de compartir la alegría que se vive con la llegada del nuevo integrante.

4. Escucha música

El embarazo aumenta la inteligencia de las mujeres

Escuchar música no solo es beneficioso para la madre sino para el bebé que viene en camino. De hecho, una publicación de Unicef señala que existen evidencias de que esta práctica tiene un papel en el desarrollo del cerebro del pequeño antes del nacimiento.

Por esta razón, la musicoterapia se está convirtiendo en una herramienta de estimulación prenatal popular, ya que regula el estado de ánimo. Aunque estas sesiones las realizan profesionales, no existe peligro alguno en compartir música con tu hijo.

Eso sí, procura que la música sea tranquila durante las mañanas y por las noches para fomentar la relajación y el descanso. En el resto del día, puedes escuchar canciones con más energía e, incluso, practicar algunos pasos de baile.

5. Habla con tu bebé

Como vimos anteriormente, la música tiene efectos positivos en los bebés que aún no nacen. No obstante, la voz de la madre lo hace sentir totalmente emocionado. Esto se debe a que este sonido, como los latidos del corazón, se transmiten a través del cuerpo sin interferencia alguna.

Por otra parte, para la semana 27 de gestación, la capacidad auditiva de los bebés ya se ha desarrollado. Por esta razón, el pequeño puede reconocer sonidos e identificarlos con mayor facilidad semanas antes de la concepción.

En relación a esto, una investigación publicada en Psychological Science, evidenció que la frecuencia cardíaca fetal aumentó en respuesta a la voz de la madre y disminuyó considerablemente en respuesta a la voz de un extraño.

6. Relájate junto a tu bebé

Qué indican los cólicos durante el embarazo

Si estás embarazada y se acercan las últimas semanas para concebir a tu bebé, no dudes en aprovechar el tiempo para descansar y relajarte. Aunque te esperan días muy felices al lado de tu pequeño, adaptarse a esta nueva vida puede resultar un poco abrumador.

Existen distintas maneras para que ambos puedan relajarse. Por ejemplo, salir a pasear y gozar del aire fresco, nadar, bailar a ritmo moderado, entre otras actividades recomendadas por expertos. Cada una de ellas estimulan distintos sentidos del bebé, además de hacerlo sentir más relajado y en armonía.

Como ves, hay diversas formas de enriquecer la vida de tu bebé y la tuya durante las semanas previas al nacimiento, y crear momentos bellos sin necesidad de mucho esfuerzo. Ten en cuenta que lo más importante es disfrutar el proceso y el momento.

7. Vete de Baby Moon

Si tu embarazo no es riesgoso, tienes los recursos, te encuentras en entre las semanas 12 y 28 y cuentas con el aval del médico, date una escapada con tu pareja unos días de relax. Te lo mereces. Ten siempre presente: si tú estás bien, tu bebé también lo estará. ¿Conoces otra actividad memorable para hacer con tu bebé antes de que nazca? No pierdas tiempo y anímate a hacerla.

8. Consiéntete

El embarazo es como una primavera en tu cuerpo. No pierdas la ola de este impulso de vida y disponte a estar aún más bella para el nacimiento de tu bebé. Estar bien contigo misma repercute positivamente en tu bebé.

9. Duerme y vuelve a dormir

Y todo cuanto puedas, duerme. Si tienes alguna alteración del sueño, atiéndelo con tu médico. Los problemas con el sueño están relacionados con tiempo de trabajo de parto prolongados y predisposición a parto por cesáreas.

Para complementar las cosas que debes hacer antes de que el bebé nazca, ¡toma nota!

10. Selecciona el doctor que llevará tu embarazo

Esta elección es fundamental porque la relación debe emanar seguridad y confianza. La comunicación ha de ser fluida, sincera, sin reservas pues cualquier información que ofrezcas será significativa para la sana evolución del embarazo y del parto. Que sea un obstetra, un médico de familia o una enfermera dependerá de tu salud y del tipo de parto que desees.

11. Escoge al pediatra

Es recomendable que elijas y hagas una cita con el pediatra, durante el tercer trimestre del embarazo, como un primer paso en la construcción de la confianza que tú y tu bebé necesitan. Consúltale lo relativo al asiento de seguridad, detalles sobre la camita o cuna, las vacunas, el ombligo y la lactancia.

12. Construye el plan de nacimiento

Con estricto acompañamiento médico establece el tipo de parto. Será determinante el progreso del embarazo y todo lo que hayas hecho en cuanto a alimentación, ejercicios físicos y de respiración. Lo que elijas, encaminará el resto de los pasos.

Sólo imagina que has decidido que tu bebé nazca en casa, esa hermosa elección supondría una logística que se ha de preparar con bastante anticipación. Se precisa un seguimiento continuo, con al menos cuatro visitas de conocimiento y reconocimiento para evaluar aspectos físicos, necesidades, deseos, temores, expectativas. El plan de nacimiento en domicilio debe estar listo como mínimo antes del séptimo mes.

13. Prepárate con un curso para el parto

Derivado del punto anterior, el curso de preparación para el parto tendrá características particulares. Claro está, en general hay una amplia gama de ejercicios, físicos y de respiración, que toda madre necesita conocer y practicar para evitar o disminuir riesgos y molestias.

14. Conoce detalles sobre la lactancia

Que no falte un curso sobre este tema para despejar dudas o temores. Sobre la lactancia hay muchos mitos que bien vale la pena despejar con la experiencia de otras madres y los consejos de los profesionales. Es la mejor opción para ti y para tu bebé.

15. Anticipa los trámites administrativos para el ingreso al centro de salud

La elección de tu médico y pediatra determinará la del centro de salud en la que darás a luz. Consulta en administración lo referente al ingreso para preparar con tiempo la documentación y agilizar las pólizas o los planes que se ajusten a tus necesidades y requerimientos. Planificar calma la ansiedad y evita las preocupaciones innecesarias.

16. ¿Cómo llegar al hospital?

Ten a mano y bajo el conocimiento de tu acompañante las señas del hospital y la manera expedita de llegar a él. Llega un momento a la altura del embarazo en que el transporte debe estar presto a cualquier hora del día.

17. Verifica la póliza de seguro

Con la información que aporte el hospital contarás con los elementos para cubrir con el seguro los parámetros del caso. Si esta es tu ruta, establece una comunicación fluida con el corredor de modo que nada falte y todo esté en regla para cuando llegue el momento esperado pero que no pocas veces sorprende.

18. Prepara la casa con una gran limpieza

La llegada del bebé amerita en casa de una limpieza a fondo, sin necesidad de recurrir a insecticidas en aerosol o desinfectantes más fuertes de lo usual. El área que ocupará, la habitación, sus enseres sin humedad ni polvo. Mantén la habitación iluminada y en general la vivienda ventilada, lejos del humo de tabaco. Por cierto, si tienes gato o perro de mascota, lleva una sabanita a casa con el aroma del bebé previo al alta, para que se vayan familiarizando con su olor.

19. Sal de lo innecesario

Aprovecha en la jornada de limpieza para deshacerte de todo lo que no usas. Un entorno organizado es prerrequisito para la paz y serenidad. Así las cosas verdaderamente necesarias estarán más a la vista y a la mano.

20. Prepara el nido de tu bebé

El segundo trimestre y el inicio del tercero son el tiempo recomendado para preparar el cuarto del bebé. El conocimiento del sexo decidirá muchas cosas en cuanto a colores y motivos. En esta habitación pasarás horas enteras previas en tu embarazo rectificando detalles en la ropita y los productos de su aseo y cuidado. La habitación es como una extensión cálida de tus brazos.

21. Qué comprar para recibir al bebé

Sin ser atacada por el consumismo, planifica lo que necesitarás para cuidar y recibir a tu bebé. La experiencia de otras madres es invaluable. Considera que te regalarán cosas y que te harán preguntas al respecto. ¿Qué te falta, qué te gustaría? En fin. No compres de más, para no sobrecargar y evitar gastos innecesarios.

22. Lava su ropita

Sea nueva o de segunda mano, lávala al menos dos semanas antes de que nazca. Usa jabón neutro o hipoalergénico. Su ropita debe ser suave, de diseño simple, ligera, apropiada al clima, sin lazos alrededor del cuello. Las medias, pónselas solo si tiene los pies fríos, y la ropa de dormir que lo cubra por completo, dejando la cabeza y la cara descubierta para evitar en lo posible el uso de sabanitas que se tire a la cara y corra riesgo de ahogarse.

23. ¿Sabes cómo envolverlo?

Envolver al bebé tiene su técnica. Puedes esperar a que el personal de enfermería te de indicaciones, aunque lo recomendable es practicarlo antes. En este artículo te lo explicamos ampliamente, por lo pronto hazte de una manta cuadrada, de 85 x 85 cm 2.

24. Cómo dormirlo

Experiencia y práctica se conjugan para cuidar al bebé. Los ritmos de dormir y comer vendrán con él y con su temperamento y caracter. Te adelantamos que no tienes que despertarlo para comer, la habitación debe estar completamente a oscuras, la cuna sin almohadas ni sábanas sueltas, el colchón recto o apenas levemente inclinado, y acuéstalo boca arriba.

25. Busca ropa adecuada para la lactancia

En principio necesitas poca ropa para que la cercanía a la piel y al pecho se cumpla sin tropiezos. Por otro lado, más que comprar ropa, bien valen sujetadores de lactancia, camiseta sin mangas con abertura de brazos más anchas o un escote, camisas con botones o cuello en V, vestidos cruzados o blusa campesina.

26. Arma la cuna

No esperes a armar la cuna con el niño en casa y en brazos. Por más sencillo que sea, hazlo con tiempo. Colchón y sábanas, móviles y bastidores, tienen que estar preparados y limpios.

27. Instala la sillita del coche

Con la misma lógica previsiva de la cuna dispón de la sillita de seguridad en el coche. El bebé no debe viajar ninguna distancia por corta y segura que parezca en tus brazos. Recuerda que la elección de la silla dependerá del peso y el tamaño y que en el caso de las del grupo dirigidas a bebés recién nacidos hasta los 18 meses, incluyen reductor, faja abdominal o cubrepiés.

28. Botiquín para él

Que contenga lo estrictamente necesario como:

  • Esparadrapo y curitas.
  • Pinzas.
  • Algodón hidrófilo.
  • Antiséptico jabonoso sin yodo (gel con clorhexidina) para lavar heridas.
  • Termómetro.
  • Aspirador nasal de secreciones.
  • Cuentagotas, cuchara graduada y jeringuilla.
  • Cremas para quemaduras e irritaciones.
  • Lista de teléfonos de emergencia.

29. Tu kit posparto

En la maleta que preparas para el hospital incluye el kit posparto con básicamente, ropa interior desechable, compresas, jabón neutro para limpiar tus heridas, botella perineal.

30. Prepara tu maleta

En principio, la maleta preferiblemente no ha de ser una sino dos, una para tí y otra para tu acompañante. Tenla preparada en la semana 36-37. Procura que sea ese tipo de bolsos que dejan las manos libres.

Con: bragas desechables, crema para los pezones, chanclas para la ducha, cepillo de dientes, bálsamo labial, crema hidratante para cara y manos, sujetador y camisón de lactancia. Ah, no olvides el cargador del móvil y ropa para salir del hospital con zapatos cómodos.

31. Y finalmente, la del bebé

Tu bebé necesitará pañales desechables, bodys y pijamas, gorros, patucos o escarpines, toallitas húmedas, ropita de abrigo o un arrullo para envolverlo.

¿Lista? Seguro habrá más detalles, pero con estas recomendaciones se despeja el camino. Tranquila, todo saldrá bien.

Te podría interesar...
¿Cómo te puedes recuperar más rápido después del parto?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo te puedes recuperar más rápido después del parto?

¿Cómo es posible recuperarse más rápido después del parto? Descubre cómo con los sencillos consejos que te damos, siempre bajo supervisión médica.