19 cosas que debes hacer antes de que nazca tu bebé

Sabemos que esperas con ansias el día del nacimiento de tu bebé, ¿pero has preparado todo para su llegada? Te enseñamos todo lo que debes tener en cuenta.
19 cosas que debes hacer antes de que nazca tu bebé

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 30 noviembre, 2022

Generalmente, los padres esperan con gran anhelo el día en el que puedan conocer y sostener a su bebé entre sus brazos después de nueve largos meses. No obstante, el período en que el bebé permanece en el vientre de la madre es sumamente importante, y requiere una gran preparación. Hoy te ayudamos con ello enseñándote las cosas que debes hacer antes de que nazca tu bebé.

Ciertamente, tanto las necesidades del bebé como de la madre empiezan justo en el momento de la concepción. Existe una brecha de nueve meses para cubrirlas todas de forma progresiva, aunque si eres primeriza es completamente normal que pases una o dos por alto. Veamos qué debes añadir a tu lista de cosas por hacer antes de que nazca el bebé.

19 cosas que debes hacer antes de que nazca tu bebé

Aunque nueve meses parecen mucho, sobre todo cuando eres la madre, lo cierto es que el tiempo pasa muy rápido. Hay muchas cosas que debes hacer antes del parto, las cuales no solo pasan por adquirir y comprar cosas. La lista real es muy amplia, pero recopilamos aquellas cosas imprescindibles que debes hacer antes de que nazca tu bebé.

1. Selecciona el médico que llevará tu embarazo

Esta elección es fundamental porque la relación debe emanar seguridad y confianza. La comunicación ha de ser fluida, sincera y sin reservas; pues cualquier información que ofrezcas será significativa para la sana evolución del embarazo y del parto. Que sea un obstetra, un médico de familia o una enfermera dependerá de tu salud y del tipo de parto que desees.

Los investigadores han encontrado que la mayoría de las embarazadas eligen al especialista por su experiencia, conocimiento o trato en lugar del hospital donde este trabaja. Esto refleja la importancia de la comodidad y la confianza que sienten estas con respecto al médico que lleva su embarazo.



9 mitos sobre el embarazo

2. Selecciona al pediatra

Derivado del punto anterior, también debes seleccionar al pediatra que atenderá a tu pequeño después de su nacimiento. Recuerda que este es diferente al obstetra, aunque en función de la experiencia y la formación ambas profesiones se pueden solapar. Normalmente, el médico que acompaña tu embarazo es diferente a aquel que atiende el desarrollo y la salud del pequeño luego de nacer.

En general, la visita al pediatra se hace en las primeras 48 horas después del parto. La importancia de elegir un buen pediatra no es en absoluto menor, y al igual que en el caso anterior su experiencia, confianza y la seguridad que te ofrezca determina su elección. Los expertos alertan sobre el rol del pediatra durante las primeras cuatro semanas de vida del bebé, rol que incide directamente en la salud del pequeño.

3. Asiste a un curso de preparación para el parto

Existe evidencia de los efectos positivos de las clases, programas y cursos de preparación para el parto, en especial en las madres primerizas. Se sabe que pueden ser útiles para quienes desean un parto vaginal, y algunos expertos señalan que pueden aliviar la angustia, la tensión y el miedo de las gestantes al proceso.

El curso de preparación para el parto tendrá características particulares. En general, hay una amplia gama de ejercicios, físicos y de respiración que toda madre necesita conocer y practicar para evitar o disminuir riesgos y molestias. Considera varias alternativas y, si no te sientes segura con una clase o instructor particular, siempre puedes buscar otra opción.

4. Construye el plan de nacimiento

Con estricto acompañamiento médico establece el tipo de parto. Será determinante el progreso del embarazo y todo lo que hayas hecho en cuanto a alimentación, ejercicios físicos y de respiración. Lo que elijas, encaminará el resto de los pasos.

Solo imagina que has decidido que tu bebé nazca en casa, esa hermosa elección supondría una logística que se ha de preparar con bastante anticipación. Se precisa un seguimiento continuo, con al menos cuatro visitas de conocimiento y reconocimiento para evaluar aspectos físicos, necesidades, deseos, temores, expectativas. El plan de nacimiento en domicilio debe estar listo como mínimo antes del séptimo mes.

5. Anticipa los trámites administrativos para el ingreso al centro de salud

La elección de tu médico y pediatra determinará la del centro de salud en el que darás a luz. Consulta en administración lo referente al ingreso para preparar con tiempo la documentación y agilizar las pólizas o los planes que se ajusten a tus necesidades y requerimientos. Planificar calma la ansiedad y evita las preocupaciones innecesarias.

6. Verifica la póliza de seguro, si lo tienes

Con la información que aporte el hospital contarás con los elementos para cubrir con el seguro los parámetros del caso. Si esta es tu ruta, establece una comunicación fluida con el corredor de modo que nada falte y todo esté en regla para cuando llegue el momento esperado, pero que no pocas veces sorprende.

7. Prepara la casa con una gran limpieza

La llegada del bebé amerita en casa de una limpieza a fondo, sin necesidad de recurrir a insecticidas en aerosol o desinfectantes más fuertes de lo usual. El área que ocupará, la habitación, sus enseres sin humedad ni polvo. Mantén la habitación iluminada y en general la vivienda ventilada, lejos del humo de tabaco.

Por cierto, si tienes gato o perro de mascota, lleva una sabanita a casa con el aroma del bebé previo al alta, para que se vayan familiarizando con su olor. Las primeras semanas tu atención, tiempo y esfuerzo estarán destinados casi exclusivamente al bebé, de manera que tener una casa limpia es de gran ayuda en el proceso.

Aprovecha en la jornada de limpieza para deshacerte de todo lo que no usas. Un entorno organizado es prerrequisito para la paz y serenidad. Así, las cosas verdaderamente necesarias estarán más a la vista y a la mano.

8. Prepara el nido de tu bebé

El segundo trimestre y el inicio del tercero son el tiempo recomendado para preparar el cuarto del bebé. El conocimiento del sexo decidirá muchas cosas en cuanto a colores y motivos. En esta habitación pasarás horas enteras previas en tu embarazo rectificando detalles en la ropita y los productos de su aseo y cuidado. La habitación es como una extensión cálida de tus brazos.

9. Lava su ropita

Sea nueva o de segunda mano, lávala al menos dos semanas antes de que nazca. Usa jabón neutro o hipoalergénico. Su ropita debe ser suave, de diseño simple, ligera, apropiada al clima, sin lazos alrededor del cuello. Lava cada una de las prendas que potencialmente puede usar, también aquello con lo cual interactuará en la habitación: cortinas, sábanas y demás.

10. Busca ropa adecuada para la lactancia

En principio, necesitas poca ropa para que la cercanía a la piel y al pecho se cumpla sin tropiezos. Por otro lado, más que comprar ropa, bien valen sujetadores de lactancia, camiseta sin mangas con abertura de brazos más anchas o un escote, camisas con botones o cuello en V, vestidos cruzados o blusa campesina. Ten listo todo lo que necesitas para anticiparte a su ansiedad llegada.

11. Qué comprar para recibir al bebé

Sin ser atacada por el consumismo, planifica lo que necesitarás para cuidar y recibir a tu bebé. La experiencia de otras madres es invaluable. Considera que te regalarán cosas y que te harán preguntas al respecto. ¿Qué te falta, qué te gustaría? En fin. No compres de más, para no sobrecargar y evitar gastos innecesarios.

Por supuesto, hay suministros básicos que no pueden faltar en tu lista de cosas que debes comprar antes de que nazca tu bebé. Pañales, baberos, pañitos, toallitas para pieles sensibles, mantas para bebés, biberones y demás han de ser tu prioridad. También, las cosas que usarás durante la lactancia; como extractores de leche, almohadillas para amamantar y demás.

12. Instala la sillita del coche

Aprender a instalar la sillita del coche es otra de las cosas que debes hacer antes de que nazca el bebé. El bebé no debe viajar ninguna distancia por segura que parezca en tus brazos. Recuerda que la elección de la silla dependerá del peso y el tamaño y que en el caso de las del grupo dirigidas a bebés recién nacidos hasta los 18 meses, incluyen reductor, faja abdominal o cubrepiés.

La seguridad de las sillas de coche para bebé está ampliamente demostrada, aunque el modelo que compres debe estar homologado. Dado que se ha sugerido que el manual de instrucciones puede resultar confuso, conviene que mejores tu habilidad para instalarla con varias semanas e incluso meses de anticipación.

13. Celebra con un baby shower

Por lo general, el baby shower es una celebración que tiene lugar durante los últimos meses de embarazo. En esta, los futuros padres reciben regalos de sus seres queridos y las personas más allegadas. Además, se realizan algunos juegos y actividades divertidos que involucran a los invitados.

Una característica del evento es ver los rostros de felicidad y sorpresa cuando se abren los regalos. Pero lo más importante: ofrece la oportunidad de compartir la alegría que se vive con la llegada del nuevo integrante.

El embarazo aumenta la inteligencia de las mujeres


14. Prepara el botiquín para él

Otra de las cosas que debes hacer antes de que nazca el bebé es preparar el botiquín de primeros auxilios para el bebé. Algunas de las cosas que debe contener son las siguientes:

  • esparadrapo y curitas;
  • pinzas;
  • 0algodón hidrófilo;
  • antiséptico jabonoso sin yodo (gel con clorhexidina) para lavar heridas;
  • termómetro;
  • aspirador nasal de secreciones;
  • cuentagotas, cuchara graduada y jeringuilla;
  • cremas para quemaduras e irritaciones;
  • lista de teléfonos de emergencia.

15. Prepara tu equipo posparto

En la maleta que preparas para el hospital incluye el equipo posparto con básicamente, ropa interior desechable, compresas, jabón neutro para limpiar tus heridas, botella perineal y demás. Como bien señalan los expertos, los kits de suministros para la atención prenatal y del parto se han hecho muy populares; de manera que algunos los puedes comprar en tiendas de artículos para la maternidad.

16. Prepara tu maleta

En principio, la maleta preferiblemente no ha de ser una sino dos, una para ti y otra para tu acompañante. Tenla preparada en la semana 36-37. Procura que sea ese tipo de bolsos que dejan las manos libres.

Incluye bragas desechables, crema para los pezones, chanclas para la ducha, cepillo de dientes, bálsamo labial, crema hidratante para cara y manos, sujetador y camisón de lactancia. Ah, no olvides el cargador del móvil y ropa para salir del hospital con zapatos cómodos.

17. Establece el itinerario para llegar al hospital

Ten a mano y bajo el conocimiento de tu acompañante las señas del hospital y la manera expedita de llegar a él. Llega un momento a la altura del embarazo en que el transporte debe estar presto a cualquier hora del día. Considera las rutas alternas y ten al menos dos vehículos disponibles con dos conductores diferentes en caso de alguna eventualidad o indisposición.

18. Aprende cosas básicas de su cuidado

Por ejemplo, a envolver a tu bebé, a cambiarle el pañal, a dormirlo, a bañarlo y a darle el pecho. En ocasionales, toda esta información práctica y teórica se imparte en el curso de preparación para el parto, aunque si no es así siempre puedes tomar clases complementarias. Habla con otras madres, con matronas y demás para que puedan darte sus trucos y consejos particulares.

19. Valora las decisiones respecto al trabajo

Finalizamos esta lista de cosas que debes hacer antes de que nazca el bebé recordándote las decisiones en torno a tu vida laboral. Esto incluye tanto la licencia de maternidad, como las opciones de cuidado infantil y guarderías disponibles. Esto último puede parecer muy temprano para elegir, pero es mejor que tengas una idea al respecto a que te coja por sorpresa por postergarlo indefiniblemente.

¿Lista? Seguro habrá más detalles, pero con estas recomendaciones se despeja buena parte del camino. Consulta con tu entorno qué otras cosas debes preparar, ya cada proceso involucra detalles y características diferentes. Guarda la calma, y asegúrate de disfrutar también de estas pequeñas cosas.

Te podría interesar...
¿Cómo te puedes recuperar más rápido después del parto?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo te puedes recuperar más rápido después del parto?

¿Cómo es posible recuperarse más rápido después del parto? Descubre cómo con los sencillos consejos que te damos, siempre bajo supervisión médica.



  • Aleman A, Tomasso G, Cafferata ML, Colomar M, Betran AP. Supply kits for antenatal and childbirth care: a systematic review. Reprod Health. 2017 Dec 13;14(1):175.
  • Barimani M, Forslund Frykedal K, Rosander M, Berlin A. Childbirth and parenting preparation in antenatal classes. Midwifery. 2018 Feb;57:1-7.
  • Gourevitch RA, Mehrotra A, Galvin G, Karp M, Plough A, Shah NT. How do pregnant women use quality measures when choosing their obstetric provider? Birth. 2017 Jun;44(2):120-127.
  • Perez BP, Mendez MD. Routine Newborn Care. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.