Descubre las deliciosas crêpes de mandioca y coco, sin gluten y sin lactosa

La mandioca o yuca es rica en fibra, proteínas y vitaminas A,B,C y K, además, se considera un alimento que no contiene gluten.
Descubre las deliciosas crêpes de mandioca y coco, sin gluten y sin lactosa
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 24 julio, 2020.

Escrito por Elena Martínez Blasco, 07 febrero, 2018

Última actualización: 24 julio, 2020

¿A quién no le gustan las crêpes? No obstante, muchas personas no las pueden comer porque no digieren bien alguno de los ingredientes o bien prefieren no abusar por el temor a engordar. Pero, no tenemos que renunciar a este delicioso y caprichoso dulce. Como alternativa, te presentamos las crêpes de mandioca y coco.

Sin gluten y sin lactosa

Sin gluten y sin lactosa

Cada vez hay más personas que tienen problemas digestivos como consecuencia de una mala tolerancia al gluten y a la lactosa. Esta intolerancia puede sufrirse en mayor o menor medida. Si es leve, notaremos los efectos más a largo plazo, con trastornos habituales como gases o acidez, mientras que si es más grave podemos notarlo ya justo al comerlo.

No obstante, también existen cada vez más alternativas para sustituir el gluten y la lactosa:

  • Alternativas a los alimentos con gluten: cereales y harinas derivadas de arroz, maíz, mandioca, trigo sarraceno, garbanzo, algarroba, frutos secos, etc.
  • Alternativas a los alimentos lácteos: elaborados con bebidas vegetales de frutas (coco), frutos secos (almendra, avellana, etc.), cereales (arroz, espelta, kamut) y semillas (sésamo, lino, etc.).

El almidón de mandioca

La mandioca o yuca es un tubérculo rico en carbohidratos complejos, entre los que predomina el almidón. Es rica en fibra, proteína y vitaminas (A, B, C y K) y minerales (magnesio, calcio, potasio, hierro).

Tiene la gran ventaja de que no contiene gluten, por lo cual es apta para celíacos y personas intolerantes a esta proteína. Además, a nivel culinario es excelente para las recetas de panes y crêpes, ya que aporta sabor, consistencia y elasticidad, a la vez ayuda a subir la masa sin necesidad de usar levadura.

El coco

tratamiento-capilar-de-aceite-de coco-y-aceite-de-romero

El coco es una fruta tropical con muchas propiedades para la salud. Es muy rico en ácidos grasos esenciales, proteína y fibra, así como bajo en azúcares.

Por ello, es adecuado para las personas que sufren trastornos digestivos, como acidez, gastritis o úlceras. Además, su alto contenido en minerales y oligoelementos lo convierten en una buena opción para deportistas y personas que realizan esfuerzos intelectuales importantes.

Leche de coco

La leche de coco es una bebida vegetal excelente como alternativa a la leche de vaca. En realidad, es la más parecida tanto por su sabor como por sus valores nutricionales. Es, por ejemplo, un alimento muy completo para niños.

Podemos comprarla ya preparada o bien elaborarla en casa batiendo la pulpa de coco fresco con agua, para después colarla. No obstante, se debe consumir muy pronto ya que suele estropearse a partir del segundo día.

Aceite de coco

El coco es muy rico en grasas saludables, de las cuales se extrae el famoso aceite. El aceite de coco virgen extra no solamente es un alimento medicinal, sino que es la mejor opción para cocinar, junto con el aceite de oliva.

La razón está en que podemos someterlo a altas temperaturas sin que se vuelva tóxico, como la mayoría de los aceites.

Crêpes de mandioca y coco

Crepes de coco

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 1 taza (200 ml) de leche de coco (si no tenemos leche de coco podemos sustituirla por otra bebida vegetal).
  • 1 ½ taza (150 g) de almidón de mandioca.
  • Una cucharada (12 g) de azúcar o unas gotas de estevia líquida.
  • Una pizca de sal.
  • Un poco de extracto de vainilla, canela, cacao, jengibre, peladura de limón, etc. Al gusto.
  • Aceite de coco virgen extra.

Elaboración

  • Pondremos el huevo en la batidora. Batiremos bien.
  • Añadiremos la leche de coco, el azúcar o estevia y la sal.
  • Incorporaremos la vainilla o las especias (opcional).
  • Por último, iremos añadiendo el almidón de mandioca poco a poco. Si en lugar de usar la batidora lo hacemos a mano deberemos batir fuerte y rápido para que no haga grumos.
  • Pondremos unas gotas de aceite de coco en la sartén.
  • Cuando esté bien caliente, echaremos un poco de la masa líquida, lo justo para que cubra la base de la sartén.
  • Esperaremos unos segundos hasta que se cocine y le daremos la vuelta.
  • Si vamos a rellenar las crêpes de mandioca lo haremos en este momento.

Esperamos que te animes a probar estas deliciosas crêpes de mandioca y a que disfrutes de todo el sabor que pueden ofrecerte.

Te podría interesar...
Propiedades medicinales de la yuca o mandioca
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Propiedades medicinales de la yuca o mandioca

En este artículo te contamos cuáles son algunas de las propiedades medicinales de la yuca también conocida como mandioca. ¡Descúbrelas!



  • de la Rubia Ortí, José Enrique, Sánchez Álvarez, Carmen, Selvi Sabater, Pablo, Bueno Cayo, Alma María, Sancho Castillo, Sandra, Rochina, Mariano Julián, & Hu Yang, Iván. (2017). Influencia del aceite de coco en enfermos de alzhéimer a nivel cognitivo. Nutrición Hospitalaria34(2), 352-356. https://dx.doi.org/10.20960/nh.780
  • Milde, Laura B., González, Karina G., Valle Urbina, Carolina, & Rybak, Alexis. (2009). Pan de Fécula de Mandioca con Leche. Comportamiento Físico al Adicionar un Emulsionante: Cassava Starch Bread With Milk. Physical Behavior Upon Ading an Emulsifier. Revista de Ciencia y Tecnología, (11), 04-08. Recuperado en 18 de enero de 2019, de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-75872009000100001&lng=es&tlng=es.
  • Silva, Marcelo Henrique da, Jesus, Maria Cristina Pinto de, Merighi, Miriam Aparecida Barbosa, Oliveira, Deíse Moura de, Santos, Sueli Maria dos Reis, & Vicente, Eduardo José Danza. (2012). Manejo clínico de úlceras venosas na atenção primária à saúde. Acta Paulista de Enfermagem25(3), 329-333. https://dx.doi.org/10.1590/S0103-21002012000300002