Cuál es la diferencia entre infeccioso y contagioso

¿Alguna vez te has preguntado si es lo mismo infeccioso que contagioso? Si es así, y aún no conoces la respuesta, puedes leer este artículo.
Cuál es la diferencia entre infeccioso y contagioso
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 29 noviembre, 2022

Aunque en el lenguaje cotidiano en ocasiones se usa de manera indistinta uno u otro término, hay algunas diferencias entre infeccioso y contagioso. No obstante, ambos términos tienen, también, sus semejanzas porque son provocados por patógenos.

Se considera, de hecho, que las enfermedades contagiosas son infecciosas, pero no todas las infecciosas son contagiosas. La mayor diferencia entre ellas tiene que ver con la transmisión a partir del contacto entre personas. A continuación, veremos esto con mayor detalle.

Enfermedades infecciosas

De acuerdo con una variedad de factores, tales como los órganos que afectan, el momento en que aparecen u otros criterios, hay diversos tipos de enfermedades: autoinmunes, neurológicas, endocrinas, de la piel, de la sangre, del embarazo, degenerativas, neoplasmas, entre otras.

De manera particular, se habla de enfermedades infecciosas para referirse a aquellas que son causadas por un patógeno que ingresa al organismo, desencadenando una serie de reacciones. Este proceso es lo que se conoce como infección.

Tipos de infecciones

Las enfermedades tienen diferentes causas y pueden o no ser contagiosas.

A su vez, las infecciones pueden ser de varias clases, dependiendo de los microorganismos patógenos o gérmenes que las producen; en tal sentido, se distinguen:

  • Infecciones bacterianas: causadas, como su nombre lo da a entender, por bacterias; algunos ejemplos de este tipo de enfermedades pueden ser la faringitis estreptocócica (estreptococo β- hemolítico del grupo A); la gastroenteritis (Campylobacter jejuni, E coli, Salmonela, Shigella o Estafilococo, entre otras), la neumonía (Haemophilus influenzae de tipo b (Hib) y Streptococcus pneumoniae); o la otitis (Haemophilus influenzae (no tipificable) y Streptococcus pneumoniae).
  • Enfermedades virales: ocasionadas por virus tales como VIH, VPH, herpes, gripe, mononucleosis, conjuntivitis.
  • Micosis: causadas por hongos; es lo que ocurre con la Tinea pedis (pie de atleta), candidiasis, aspergilosis.
  • Enfermedades parasitarias: toxoplasmosis, mal de Chagas, leishmaniasis, malaria, oxiuros y otras.

Forma de transmisión

Ahora bien, los patógenos pueden ingresar al cuerpo de diversas formas; entre estas cabe distinguir:

  • A través de la picadura de un insecto u otro animal, llamado «agente» (es el caso del dengue).
  • Consumo de agua o alimentos contaminados, como sucede en la gastroenteritis.
  • Una herida abierta puede ser una puerta para infecciones bacterianas de la piel.
  • Contacto con una persona enferma; este es el caso que veremos a continuación.


Enfermedades contagiosas

Como ha podido verse, las enfermedades contagiosas son una clase dentro de las infecciosas. De hecho, podría decirse que esto constituye una primera diferencia entre ellas, aunque parcial.

Asimismo, en el apartado anterior también se mencionó que en las enfermedades contagiosas la transmisión se da directamente entre individuos, por contacto de uno enfermo con uno sano.

El parecido entre los vocablos contacto y contagio, en este contexto, habla por sí solo. Sin embargo, aún cabe hacer una distinción adicional con respecto a la transmisión de dichas patologías.

Se dice que hay contagio directo cuando las personas entran en contacto; esto puede ocurrir a través de las secreciones (tos o estornudos); si hay intercambio de fluidos (saliva u otros); al tocar heridas abiertas; etc.

Por su parte, el contagio indirecto se da cuando alguien usa un objeto de la persona enferma; por ejemplo, el pie de atleta puede transmitirse por compartir el calzado u otras prendas. Algunos ejemplos de enfermedades contagiosas, además de las mencionadas, son las gripes y los resfriados, el VPH, el herpes y la hepatitis A, entre otras.



Semejanzas y diferencias entre infeccioso y contagioso

A continuación, profundizaremos en las semejanzas y las diferencias entre infeccioso y contagioso, en relación con diversos aspectos, tales como el tratamiento, los síntomas y otros.

1. Agentes causales

Los mismos tipos de agentes que ya vimos pueden producir diversas patologías infecciosas o contagiosas, indistintamente. En este sentido, no hay mayores diferencias entre ambas.

Dicho de otro modo, puede haber contagios de bacterias, hongos, virus o parásitos, que se transmiten de una persona a otra. Sin embargo, la intoxicación alimentaria solamente puede ser infecciosa.

Es el caso de enfermedades como el cólera, producida por la bacteria Vibrio cholerae, cuya principal vía de transmisión es el consumo de agua o la ingesta de alimentos contaminados, siendo poco común el contagio directo de un individuo a otro.

2. Síntomas

Los signos de las enfermedades infecciosas y contagiosas también pueden ser similares. Dentro de las mismas, hay algunos síntomas inespecíficos o generales, y otros más particulares.

Por ejemplo, en las que son causadas por virus o bacterias se manifiestan fiebres y malestar general. Esto se observa por igual en la gastroenteritis viral como en la amigdalitis, siendo contagiosa esta última mencionada, pero no así la primera.

3. Tratamiento

Tal como sucede con respecto a síntomas, no suele haber muchas diferencias entre infeccioso o contagioso en lo que a tratamientos se refiere. En algunos casos, se aplican antibióticos, antivirales o antimicóticos, si son de origen bacteriano, viral o causadas por hongos, respectivamente. Asimismo, se administran otros medicamentos, como analgésicos.

4. Prevención

Las vacunas para la alergia son variadas
Vacunarse es una de las mejores formas de prevención de enfermedades.

En el tema de prevención es donde vamos a observar mayores diferencias entre infeccioso y contagioso. Si bien algunas medidas de cuidado, como el lavarse las manos, pueden ser comunes a ambas, hay unas que son particulares.

Por ejemplo, el lavar los alimentos, cocinarlos bien antes de comerlos, evitar ingerir comida en la calle, consumir solo agua destilada, entre otras, son medidas para evitar algunas infecciones del aparato digestivo. Por otro lado, dado que la transmisión en el caso de las enfermedades contagiosas es de individuo a individuo, las medidas incluyen:

  • En el caso de personas enfermas, cubrirse con un pañuelo al toser o estornudar.
  • Por su parte, las personas sanas deben evitar o disminuir el contacto directo con enfermos.
  • Usar guantes y tapabocas (barbijo) si vamos a estar con personas enfermas.
  • No compartir utensilios ni prendas de vestir o calzado.
  • Desinfectar utensilios, así como espacios de uso común y elementos expuestos a fluidos y secreciones (fómites): mesas, sillas, puertas.
  • Usar preservativos para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.
  • Por último, hay vacunas para enfermedades infecciosas y contagiosas, como la varicela.

5. Salud pública

Por último, en el tema de salud pública también hay diferencias entre enfermedades infecciosas y contagiosas en cuanto a las estrategias de afrontamiento e, incluso, una eventual declaración de emergencia sanitaria, dado que las contagiosas a menudo pueden propagarse más rápidamente.

La higiene primero

Conocer las diferencias entre infeccioso y contagioso puede ser una herramienta valiosa para saber cómo actuar, con miras a prevenir la transmisión de tales enfermedades. En este orden de ideas, son diversas las acciones que podemos emprender.

Pero todas tienen un denominador común: la higiene. Higiene con respecto a nuestro aseo cotidiano, con respecto a los alimentos que ingerimos, los objetos que tocamos, al cuidado de nuestros hijos… En todo momento debemos estar atentos a los potenciales causantes.

En el caso de estas patologías, los agentes que las producen están fuera de nuestro cuerpo. Pero aun cuando pueden encontrar vías de ingreso, también tenemos muchas maneras de cerrarles las puertas a las infecciones.

Te podría interesar...
¿Cómo podemos evitar los contagios víricos?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo podemos evitar los contagios víricos?

Es importante tener muy claro cómo podemos evitar los contagios víricos, así prevenimos tanto contagiar como caer enfermos.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.