Cuidado y mantenimiento de una cinta de correr en casa

Disfrutar al máximo los beneficios de una caminadora requiere algunas tareas básicas de mantenimiento. Con ellas se consigue un funcionamiento más eficiente y una vida útil más extensa.
Cuidado y mantenimiento de una cinta de correr en casa

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 03 enero, 2022

Las caminadoras son aparatos ideales para practicar running sin salir del hogar. Es posible diseñar rutinas tanto para principiantes como para corredores avanzados. Sin embargo, para asegurar su funcionamiento correcto, es importante conocer los detalles del mantenimiento de una cinta de correr.

Limpiar con regularidad sus partes expuestas, aplicar lubricantes y reajustar la banda de rodamiento son tareas cotidianas que extienden la vida útil del dispositivo. Al tratarse de máquinas costosas, sobre las que se ejerce presión constante, se debe prestar atención a posibles desperfectos.

Con solo tomarse un momento para la revisión y el mantenimiento de una cinta de correr se puede mejorar la eficiencia de la máquina. Y además, ahorrar en gastos de repuestos o en la compra de una nueva.

¿Cómo realizar el mantenimiento de una cinta de correr?

Disfrutar las múltiples ventajas que ofrecen las caminadoras conlleva la responsabilidad de cuidarlas. Para eso se debe contar con unos pocos elementos, como un trapo o toalla húmeda, un cepillo, crema limpiadora para las partes plásticas y spray lubricante.

Antes de comenzar, tener en cuenta los siguientes consejos para el mantenimiento de la cinta de correr:

  • Hidratarse con cuidado mientras se utiliza. Evitar mojarla o humedecerla demasiado con agua.
  • No exponerla sol, sobre todo a las que cuentan con pantalla digital o tablero electrónico.
  • No utilizarlas demasiadas horas consecutivas para evitar el recalentamiento del motor.
  • Intentar que tome el menor contacto posible con pelos de mascotas, debido a que se insertan en sus partes internas.
  • No colocar jabón en la banda de rodadura o en la pantalla.
  • Siempre que se realice el mantenimiento de una cinta de correr, la misma debe estar apagada y desconectada.
  • Revisar la temperatura del motor. Mientras se utiliza es común que se caliente un poco, pero no debe pasar de los 50 grados centígrados. Se debe apoyar la mano sobre la tapa y mantenerla sin quemarse, de lo contrario, puede haber un desperfecto.
  • Disponer del manual del fabricante. Nunca tirar ese indicador, ya que contiene detalles específicos de cada modelo.


7 pasos para el mantenimiento de una cinta de correr

Vamos a ordenar en pasos el proceso de mantenimiento de la cinta de correr en casa. Organízate y empecemos.

Cinta de correr en la casa.
Las cintas de correr pueden tener un uso intensivo que amerite su mantenimiento periódico.

1. Limpieza general

El cuidado de la caminadora comienza por una higiene regular de sus componentes. Puede realizarse después de cada uso, para evitar la acumulación y el estacionamiento del sudor. Al tener contacto estrecho con la máquina, la transpiración provoca oxidación en sus partes metálicas. Además, favorece la generación de hongos.

Pasar un paño húmedo o toalla desinfectante sobre las partes expuestas del aparato. Quitar el polvo que se junta en sectores como los costados de la banda de rodadura o debajo de la máquina. Es recomendable evitar que se acumule mucho polvo o mugre, para que no se infiltre en las partes internas.

2. Lubricación

Se trata de la tarea más importante para el mantenimiento de una cinta de correr. Lubricarla evita el desgaste acelerado de la banda de rodamiento o cinturón y de la plataforma inferior. Sin embargo, antes de iniciar la tarea, hay que consultar el manual del fabricante, ya que algunos modelos incluyen una cera de lubricación automática.

Para esos casos, es probable que la lubricación deba realizarse de forma más esporádica o incluso no ser necesaria. En aparatos manuales, la tarea se lleva a cabo cada 3 meses o 40 horas de uso. Se aplican productos en spray, elaborados a base de silicona o parafina.

Colocar el lubricante en la plataforma, es decir, debajo de la banda de rodadura, levantándola por los costados y distribuyendo el producto en la parte inferior. Evitar que entre en contacto con el cinturón, para que no quede resbaladizo.

3. Limpieza del motor

Una higiene de las partes internas debe aplicarse, por lo menos, 3 veces al año. Esto implica retirar la tapa del motor, ubicada en la parte inferior delantera, y quitar el polvo con delicadeza. La máquina debe estar apagar y desconectada.

4. Alineación

Revisar que la banda de rodadura circule por el centro de la plataforma. Si se identifican desvíos, significa que está desalineada. Para acomodarla hay que ajustar los pernos que se encuentran en la parte trasera.

5. Tensión

Además de la alineación, hay que asegurarse que la banda de rodadura trabaje con la tensión correcta. En máquinas nuevas suelen venir ya ajustadas, pero con la frecuencia del uso es común que se estiren. Como método de comprobación, encenderla a ritmo lento y pisar con fuerza hacia adelante. Si se resbala quiere decir que precisa un ajuste.

Esta tarea es importante porque una banda muy apretada puede dañar el motor y los rodillos. Mientras que, si está muy floja, resbala y desgasta con mayor rapidez la plataforma.

6. Cambiar la correa

A pesar de llevar a cabo las tareas de mantenimiento de una cinta de correr, todas requieren un cambio de cinturón cada cierto tiempo. Para saber cuándo llegó ese momento, buscar signos de desgaste pasando la mano sobre la banda de rodadura. Siempre con la máquina apagada y desenchufada.

Si la superficie está muy áspera, hay que renovarla. Es conveniente realizar este chequeo cada 2 o 3 meses, dependiendo de la frecuencia de uso. Una correa muy desgastada puede afectar la durabilidad de la plataforma.

7. Sistema eléctrico

Por último, se debe cuidar el sistema eléctrico característico de las máquinas modernas. Las pantallas electrónicas funcionan mediante ordenadores, por lo que una conexión eléctrica de calidad favorece su mantenimiento.

Utilizar tomas eléctricas exclusivas, junto con un protector de sobretensión, ayuda a evitar sobrecargas y protege al aparato de apagones o cortes bruscos. Además, hay que revisar los cables de alimentación cada cierto tiempo.

¿Cuándo se debe consultar con un profesional?

Durante el mantenimiento de los sectores internos de la máquina, es posible no sentir la seguridad de realizar el trabajo uno mismo. En ese caso, consultar con el fabricante o con un técnico profesional es lo mejor. De lo contrario, se puede empeorar la situación y derivar en un mayor gasto de reparaciones.

Por otro lado, si una vez realizado todo el mantenimiento aún sigue funcionando con fallas, consultar con un técnico. Es posible que necesite una reparación más específica. En caso de sentir olor a quemado, apagarla de inmediato, desenchufarla y llamar al especialista.

Evitar enchufes compartidos para la cinta de correr.
Es preferible que el aparato disponga de un enchufe propio y único. Mejor si se le añade un protector de tensión.

Beneficios de tener una cinta de correr en casa

Darle cuidado y mantenimiento a la caminadora personal permite disfrutar de sus múltiples beneficios durante más tiempo. Estas máquinas requieren una inversión, pero se ahorran membresías de gimnasios mientras se ejercita dentro del hogar.

De esta manera, es posible aprovechar las ventajas del running sin perder tiempo en filas o con la presión de un límite de uso. Además, se puede entrenar en días lluviosos, cuando ir al gimnasio o salir a correr se vuelve más complicado. Los ordenadores de las máquinas tienen la opción de programar rutinas, activar temporizadores y regular las velocidades.



Últimos detalles para el mantenimiento de una cinta de correr

Más allá de las revisiones y los recambios indicados cada un período estimado de tiempo, es importante prestar atención al funcionamiento diario del aparato. Identificar fallas, ruidos extraños o una circulación más lenta permite hacerse cargo del problema con rapidez y evitar que otros componentes se deterioren.

Por otro lado, es recomendable colocar un tapete debajo de la máquina. De esta manera se protege el piso, se reducen los ruidos y se evita la acumulación de polvo en la parte inferior.

Te podría interesar...
¿Cómo empezar a correr en cinta?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo empezar a correr en cinta?

Descubre cómo empezar a correr en cinta, sus ventajas y desventajes y algunos consejos útiles para que te resulte más asequible.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.