Cuidados cosméticos para hacer frente al frío

Patricia Sofia Jimenez Blanco·
03 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
03 Diciembre, 2020
La época de invierno hace que la piel sufra consecuencias como resequedad y enrojecimiento. Por eso, es primordial que conozcas algunos consejos para hacer frente al frío. ¡Descúbrelos!

Los cuidados cosméticos para hacer frente al frío son primordiales, ya que la temporada de invierno supone temperaturas muy bajas que afectan la luminosidad e hidratación de la piel. Por ello, es común que las personas comiencen a apreciar que diferentes zonas de su cuerpo, sobre todo las más expuestas, tienden a enrojecerse, resecarse e incluso agrietarse.

En este sentido, es primordial contar con los productos necesarios para el correcto cuidado de las áreas afectadas. Además, es conveniente saber cómo realizar una rutina diaria para mitigar los efectos cutáneos que causa el frío. ¿Quieres saber más al respecto? ¡Sigue leyendo!

Cuidados cosméticos para aplicar en temporadas de frío

Según la doctora Elia Roo, perteneciente a la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), “el frío del invierno genera una vasoconstricción para minimizar la pérdida de calor al exterior”. Esto quiere decir que el cuerpo genera una reacción en específico con el objetivo de poder regular su temperatura.

Como consecuencia, la circulación sanguínea se reduce y recibe menor cantidad de oxígeno, lo que hace que se desarrollen problemas como enrojecimiento, resequedad, etcétera. Por lo tanto, se hace necesario poner en práctica algunas medidas para mitigar dichos problemas en la piel.

Es fundamental hidratar la piel

Uno de los principales cuidados cosméticos cuando hace frío es la hidratación. La resequedad que se produce debido a las bajas temperaturas hace lucir la piel opaca y deshidratada. Para atacar esto, la mejor solución es emplear productos hidratantes varias veces al día.

De acuerdo a la doctora Lorea Bagazgoitia, autora del libro «Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel», es primordial aplicar crema hidratante para humectar el cutis y el cuerpo. En el caso de los labios, se tiene que utilizar un bálsamo labial para evitar la irritación de los mismos.

Recomendaciones para el buen cuidado de las cicatrices en verano
La aplicación de productos hidratantes es una de las principales medidas a la hora de cuidar la piel en invierno.

Usar prendas especiales para hacer frente al frío

Las bajas temperaturas que están presentes en invierno pueden desencadenar trastornos como el de Raynaud, una enfermedad que ocasiona un estrechamiento de los vasos sanguíneos. En consecuencia, la persona puede sentir que tiene los dedos de los pies y de las manos dormidos y fríos.

De allí la importancia de utilizar prendas diseñadas para el frío. Sumado a esto, se recomienda colocar otra capa de protección encima, con complementos como los siguientes:

  • Abrigos.
  • Gorros.
  • Guantes.
  • Calcetines gruesos.
  • Orejeras.

Limitar el uso de sistemas de calefacción

La piel resiente todos los cambios bruscos de temperatura. Por eso, la calefacción muchas veces empeora la sensación de sequedad. Esto ocurre sobre todo cuando se usan sistemas de calefacción de aire.

Así pues, si buscas proteger tu cuerpo y evitar quemaduras o resequedad, es necesario controlar la presencia y la calidad de aire al que te expones en tus espacios privados.

Lee este artículo: Consejos rápidos para humidificar el hogar en invierno

Limpiar la piel de forma suave y cuidadosa

Al momento de limpiar las zonas del cuerpo con tendencia a resecarse más, como en el caso de las manos, lo ideal es evitar el uso excesivo del jabón. La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) expone lo siguiente:

«Deben aplicarse productos que no agredan la función de barrera de nuestra piel y que al mismo tiempo aporten hidratación».

Aparte de eso, hay que usar cremas con efecto de barrera junto con guantes, para así evitar que el frío penetre.

Aplicarse protección solar para hacer frente al frío

Muchos consideran que el sol afecta la piel solo durante los días de mayor calor, sin embargo, esto no es así. A pesar de que la intensidad del sol es más fuerte en verano, durante el invierno también hay riesgo de sufrir sus efectos.

Utilizar fotoprotección es igual de importante en ambos casos, según la AEDV. A su vez, resaltan que la aplicación de las cremas fotoprotectoras debe ser con una frecuencia de cada 2 a 3 horas.

Con respecto a la composición de dicho producto, lo ideal es que posean índices de protección alta 50 SPF, resistentes al agua y sudor. Asimismo, es primordial usar barras labiales fotoprotectoras y gafas de sol para reducir la incidencia de la radiación ultravioleta.

Zonas más sensibles al frío

Las zonas más alejadas al corazón tienden a enfriarse mucho más rápido debido a que les llega menos sangre. Esto hace que cuando el cuerpo se somete a bajas temperaturas, sufran las consecuencias primero que las demás.

Tomando esto en cuenta, las zonas más sensibles al frío son las siguientes:

  • Rostro.
  • Labios.
  • Manos.
  • Orejas.
  • Pies.

Es necesario poner como prioridad el cuidado profundo de cada una de estas áreas en épocas de invierno, ya que son las sufren en mayor medida. De esta manera, si se les proporcionan los productos adecuados, no sufrirán las consecuencias que el frío puede generar.

Cuidados cosméticos contra el frío: ¿qué productos elegir?

Luego de saber cuáles son las partes del cuerpo que requieren mayor atención ante las bajas temperaturas, el próximo paso es seleccionar los productos apropiados para un cuidado efectivo. Cada uno de ellos son indicados para hombres y mujeres, y están diseñados para tratar partes en específico.

Crema para el rostro

La aplicación de cremas hidratantes para el rostro es indispensable para el correcto cuidado de la piel. Dentro de las principales medidas para hacer frente al frío, este paso toma incluso mayor relevancia. Durante estos días, la piel del rostro se reseca en gran medida, pierde elasticidad y es propensa a desarrollar arrugas o pequeñas roturas.

  • Hay que utilizar una crema potente que aporte hidratación tanto en el día como en la noche. Para elegir la mejor opción, lo idóneo es asesorarse con un dermatólogo.
  • También hay cremas naturales con ingredientes como jalea, propóleo y miel que sirven para reparar a profundidad, especialmente las pieles secas.
  • Puedes adquirir una crema revitalizante a base de isoflavonas y coenzima Q10, ingredientes que ayudan a la regeneración y nutrición.

Te puede interesar: Rutina de invierno para pieles grasas

Crema de manos

Se sabe que las manos son una de las zonas del cuerpo que más resultan afectadas con el frío, y representa uno de los principales delatores de la edad. No resulta nada extraño que se descamen, resequen o desarrollen pequeñas heridas.

Si quieres evitar todo esto, y hacer frente al frío en esta zona, la solución es aplicarse productos creados de manera específica para el cuidado de las manos. Siempre guarda en tu bolso una crema hidratante para manos, y aplícala varias veces al día.

Mujer con crema para las manos.
En invierno, la aplicación frecuente de crema hidratante para las manos ayuda a mantener su piel elástica y protegida.

Crema multiusos

Si aprecias en tu piel zonas irritadas o pequeñas cicatrices provenientes del frío, las cremas multiusos son una gran idea. Están formuladas para aplicarse en cualquier área del cuerpo. Además, algunas contienen ácido hialurónico, que contribuye a hidratar y prevenir el envejecimiento.

Bálsamo labial

El bálsamo labial es infaltable en una rutina de cuidados cosméticos contra el frío. Es necesario recordar que, junto con las manos, los labios son una de las zonas más afectadas por el invierno. Es normal que durante las bajas temperaturas se resequen y se quiebren, por lo que viene muy bien tener a la mano un producto para su cuidado.

Otros cuidados para tener en cuenta cuando hace frío

Mantener la piel en buenas condiciones cuando hay temperaturas bajas depende de muchos factores. Por eso, además de los cuidados cosméticos citados, hay otras medidas que se pueden tener en cuenta. A continuación, las detallamos.

  • Ducharse con agua templada.
  • Utilizar en la limpieza diaria un jabón neutro, libre de químicos irritantes.
  • Aplicar cremas hidratantes en todas las zonas del cuerpo.
  • Usar un humidificador si el ambiente de las habitaciones principales es demasiado seco.
  • Complementar la hidratación con el consumo de agua y bebidas saludables.

Si aplicas todos estos consejos, podrás mantener tu piel saludable a pesar de la exposición a las bajas temperaturas. Recuerda que la prevención es ideal en estas situaciones. Con esto, previenes la aparición de problemas cutáneos que pueden ser muy molestos y antiestéticos.

  • S. Valdovinos,G. Landry. (2014). Raynaud Syndrome. Techniques in Vascular and Interventional Radiology.
  • Bargazgoitia, Loreta. “Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel”. (2018).
  • Roo, Elia. Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Disponible en: https://aedv.es/.