Desintoxica tu hígado con esta bebida a base de perejil y menta

El perejil y la menta son dos ingredientes comunes que podemos aprovechar para elaborar bebidas naturales. De esta manera, evitamos el consumo de bebidas industriales, que están lejos de resultarnos beneficiosas.
Desintoxica tu hígado con esta bebida a base de perejil y menta
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 07 junio, 2022

La mezcla de perejil y menta puede ayudarnos a obtener una bebida muy refrescante, además de depurativa. Una vez que tenemos los ingredientes a la mano, resulta muy fácil de preparar en casa y podemos incluirla con regularidad en la dieta. 

A continuación te comentaremos con mayor detalle los beneficios que pueden brindar cada uno de sus ingredientes y también, cómo preparar la bebida.

Cuida tu hígado con perejil y menta

El perejil puede ser un ingrediente para laborar jugos saludables.

El hígado es el órgano de mayor tamaño del cuerpo y desempeña funciones muy variadas: ayuda a digerir los alimentos, sintetiza enzimas y proteínas, elimina toxinas o almacena energía. Dada su importancia vital, ¿alguna vez has pensado en la manera en que lo cuidas en el día a día?

Las decisiones que tomamos a diario tienen una gran influencia en su salud, de allí la importancia de cuidar los hábitos.

Comer mal y dedicarle poco tiempo a elegir bien los alimentos al momento de realizar una compra puede perjudicar la salud gastrointestinal y hepática y afectar nuestra calidad de vida. Por ello, es importante aprender a adoptar dietas saludables y sostenibles, como la mediterránea o el plato de Harvard.

El perejil, una hierba familiar

Según datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), el perejil contiene proteínas, fibra, calcio, hierro, potasio, vitamina A, folatos tiamina, flavonoides, miristicina y apiol. Por ello se dice que cocinar con perejil fresco puede ser beneficioso para la salud hepática. 

Estudios con animales muestran que el extracto de perejil podría prevenir el daño hepático, protegerlo del estrés oxidativo y mejorar sus funciones. No obstante todavía falta investigación al respecto.

Asimismo, los expertos aclaran que la ración que se usa en gastronomía no justifica el aporte de nutrientes a la ingesta de cualquier persona. Dicho en otras palabras: habría que consumir grandes cantidades de perejil fresco para poder obtener un beneficio significativo.

La menta, no solo para tus postres

Hojas de menta
El mentol podría disminuir la intensidad de los signos de la migraña.

Al igual que el perejil, esta es una hierba muy aromática que ayuda a dar un toque agradable a diversas preparaciones. Por otra parte, los expertos de la FEN indican que la menta es una hierba que contiene proteínas, calcio, hierro, mentol, riboflavina, folatos, vitaminas A, C y E.

La menta tiene propiedades digestivas. Por ello, además de utilizarse a menudo con fines culinarios, se utiliza como remedio natural para aliviar diversas molestias comunes.

El uso de plantas medicinales suele basarse en prácticas ancestrales y remedios tradicionales y suele haber pocos estudios científicos al respecto. En el caso de la menta y sus beneficios para el hígado también son escasos y experimentados en animales.

En cualquier caso, algunos datos muestran que el aceite esencial de menta tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios que podrían proteger el hígado del daño oxidativo.

Receta de la infusión de perejil y menta

Para preparar una rica y saludable infusión de perejil y menta es recomendable que consigas estos dos ingredientes bien frescos. Aparte, puedes exprimir un poco de zumo de limón para que tenga un toque cítrico y por ende, mayor aporte de antioxidantes.

Ingredientes

  • Perejil fresco (5 gramos).
  • Menta fresca (10 gramos).
  • 1 vaso de agua (250 mililitros).
  • 2 cucharadas de zumo limón (20 mililitros).

Preparación

  • Lavamos bien la menta y el perejil.
  • Picamos tanto el perejil como la menta. De este modo, conseguiremos que se infusionen mejor.
  • Ponemos a calentar el agua en la tetera. Una vez llegue a ebullición, añadimos las dos hierbas. Es muy fácil.
  • Permite que infusione durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose otros 10 minutos.
  • Por último, cuela todos los ingredientes y reserva la infusión.
  • Sírvela en tu vaso favorito y añade el zumo de limón.

Nota: no es necesario añadir siempre el zumo de limón. Esto solo se hace para hacerla más apetecible y refrescante.

¿Qué no va a hacer por ti esta bebida?

Aunque el consumo de esta infusión puede ser beneficioso dentro de un estilo de vida saludable, ten en cuenta que por sí solo, no va cuidar el hígado o a proteger la salud de todo el organismo. Por ello, no es conveniente apoyarse solo en ella. Lo ideal es incluirla dentro de un estilo de vida saludable.

Recuerda que no es aconsejable recurrir a los remedios naturales como sustituto de los medicamentos que te recete el profesional. Si bien pueden brindarte cierto alivio en momentos puntuales, nunca podrán sustituir la estrategia médica.

Por otra parte, ten en cuenta que cada organismo es distinto y lo que funciona bien para uno, puede que para otro no tanto. Por ende, hay que utilizar la fitoterapia y afines con precaución y siempre dentro de un estilo de vida saludable.

Además, algunas personas deben abstenerse de tomar infusiones con fines medicinales. Este es el caso de las mujeres embarazadas y lactantes y de los niños pequeños. Si padeces alguna enfermedad o estás tomando medicamentos de cualquier tipo, consulta con tu médico sobre la conveniencia de incluir esta infusión en tu rutina diaria.

Si te preocupa la salud de tu hígado o crees que podrías tener algún problema hepático es preferible consultar con el médico para evitar posibles complicaciones. Algunos de sus principales síntomas son:

  • Color amarillento en piel y los ojos (ictericia).
  • Dolor e hinchazón abdominal.
  • Náuseas o vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio.
  • Hinchazón en piernas y tobillos.
  • Orina oscura.

Qué más puedes hacer para cuidar tu hígado

Cuidar el hígado es necesario para protegerlo de posibles enfermedades y optimizar todas sus funciones. Y la mejor forma de hacerlo es adoptar hábitos de vida saludables, dejando de lado aquellas prácticas más nocivas.

Según los expertos de la Fundación Americana del Hígado, estos serían algunos de los pasos básicos a seguir:

  • Tener una dieta adecuada. En esta deben estar presentes frutas, verduras, legumbres y granos integrales que aportan dosis interesantes de fibra. También grasas saludables (frutos secos, aceites vegetales, pescado), lácteos (con cantidad de grasa moderada) y carne blanca.
  • En cambio es preciso evitar la carne roja, los alimentos procesados, la comida rápida, el marisco y el pescado poco hechos y los carbohidratos refinados. También son negativos el alcohol y los refrescos azucarados.
  • Mantener un peso corporal soluble y evitar las comidas con un gran aporte energético. 
  • Evitar los productos que son tóxicos para el hígado: tabaco, insecticidas, aditivos químicos y productos de limpieza. Cuando se haga uso de ellos es preferible hacerlo con la protección adecuada y en espacios ventilados.
  • Eludir el consumo de drogas y de medicamentos sin receta médica.
  • Hacer ejercicio de forma regular, ya que de esta forma el cuerpo puede usar triglicéridos como fuente de energía y reducir la posible acumulación de grasa en el hígado.
  • Mantener todas las medidas de higiene y seguridad necesarias para evitar posibles fuentes de infección de enfermedades como la hepatitis.

Si tienes dudas acerca de cómo adoptar y mantener unos buenos hábitos de vida, consulta con tu médico. El profesional sabrá indicarte qué es lo más adecuado, según tus características, necesidades y objetivos.

Añade perejil y menta para ayudar al hígado en sus funciones

Estos dos condimentos se pueden usar de forma regular para aportar sabor y aroma a todo tipo de platos. Además, incorporar una infusión de sus hojas puede contribuir con una mejor salud hepática y una óptima digestión.

Se pueden tomar solas o combinar con otras plantas medicinales con acciones positivas para el hígado. Algunas de ellas son el ajo, los cítricos, la alcaravea, el cardo o la cúrcuma.

No obstante, la mejor forma de cuidar el hígado a diario es mantener unos hábitos de vida saludables. Estas plantas son una ayuda más que deben tomarse con moderación y siempre bajo consejo profesional.

Te podría interesar...
Dieta para el hígado graso: fácil y segura
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Dieta para el hígado graso: fácil y segura

La dieta para el hígado graso es un plan de alimentación controlado en calorías que combate la acumulación de lípidos. ¿En qué consiste? ¡Descúbrel...



  • American Liver Foundation. 13 ways to a healthy liver. Junio 2021.
  • Bellassoued K, Hsouna A. B, et al. Protective effects of extract of Mentha piperita L. leaf essential oil against CCl4 induced hepatic oxidative damage and renal failure in rats. Lipids in Health and Disease. enero 2018. 17:9.
  • Fundación Española de la Nutrición. Menta.
  • Fundación Española de la Nutrición. Perejil.
  • Guan Y-S, He Q. Plants consumption and liver health. Evidence Based Complementary and Alternative Medicine. Junio 2015. 824185.
  • Mayo Clinic. Enfermedad hepática. Abril 2022.
  • Medline Plus. Biblioteca Nacional de Salud. Enfermedades del hígado. U. S. Department of Health and Human Services.
  • Rasouli H, Adibi H, et al. Peppermint and its functionality: a review. Archives of Clinical Microbiology. Agosto 2017. 8 (4): 1-16.
  • Soliman H. A, El-Desouky M. A, et al. Hepatoprotective effects of parsley, basil, and chicory aqueous extracts against dexamethasone-induced in experimental rats. Journal of Intercultural Ethnopharmacology. Enero-Febrero 2016. 5 (1): 65-71.