¿Cuál es la diferencia entre mindfulness y meditación?

La diferencia entre mindfulness y meditación está en los objetivos que permiten alcanzar. En este artículo te mostramos las particularidades de ambas disciplinas.
¿Cuál es la diferencia entre mindfulness y meditación?
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo.

Última actualización: 06 noviembre, 2021

La diferencia entre mindfulness y meditación genera confusión porque suele pensarse que son lo mismo. Sin embargo, se trata de dos prácticas diferentes.

Ambas aportan grandes beneficios a la salud mental. En este artículo vamos a ver las diferencias entre los conceptos.

¿Qué es el mindfulness?

Para entender la diferencia entre mindfulness y meditación debemos revisar ambos términos. El mindfulness se trata de la atención plena en el momento presente.

En otras palabras, es reconocer que algo está ocurriendo en nuestras vidas. Si bien es cierto que se trata de un tipo de meditación, cuenta con estudios científicos específicos que la analizan.

Las emociones, los pensamientos e incluso la respiración son cosas que hacemos de forma automática. La premisa del mindfulness es hacer conscientes los aspectos de nuestra vida que son importantes y pasan desapercibidos.

En este mismo orden de ideas, la consciencia plena nos ayuda a enfocarnos mejor en la realidad de las cosas. Por ejemplo, si tenemos una mala relación de pareja y nos cuesta aceptarlo, hacer mindfulness nos deja ver las cosas como realmente están pasando.

Se trata de un estilo de vida, que permite un cambio positivo en la manera de interpretar el entorno. No es necesario estar en un lugar específico para practicar la atención plena. En cualquier momento podemos hacer consciencia de nuestra realidad y de lo que hacemos en ella.

Mindfulness en el hogar.
No siempre se necesita un espacio y un tiempo puntual para practicar mindfulness. Es una buena práctica incorporar la atención plena en lo cotidiano.


¿Qué es la meditación?

Actualmente, existen múltiples formas de meditación. Cada una de ellas con sus propias características.

Ahora bien, ¿qué es exactamente? En todo caso, se trata de una disciplina diseñada para liberar la mente. Esto es que no se busca hacer consciencia de nada en particular.

Para poder alcanzar un estado de relajación y ser capaces de despejar la mente es necesario aprender a sentir el cuerpo. Algunas personas incorporan música de fondo o esencias aromáticas para complementar.

Lo ideal es que quienes quieran aprender a meditar puedan dedicarle tiempo a esta disciplina. Para conseguir buenos resultados es recomendable formar un hábito. Por ejemplo, practicar yoga una o dos veces por semana.

En resumidas cuentas, podemos concluir que la meditación se basa en la consciencia de la nada. El objetivo es que las personas consigan claridad mental. La meditación brinda autoconocimiento.



Diferencias entre mindfulness y meditación

Como ya hemos comprobado, ambos conceptos tienen aspectos en común y es natural que exista confusión. A pesar de esto, también existen desventajas que debemos aprender a reconocer.

1. Distintos objetivos

La principal diferencia entre mindfulness y meditación es que la primera busca potenciar el enfoque, mientras que la segunda procura la relajación plena. Cuando hacemos mindfulness queremos ser conscientes de nuestra realidad, en cambio, la meditación nos permite desprendernos por un momento de ella.

2. Distintos beneficios

La meditación beneficia principalmente los aspectos que tienen que ver con la toma de decisiones y el reconocimiento de emociones. Por otra parte, el mindfulness tiene que ver más con mejorar el rendimiento y con la resolución de conflictos.

3. Dónde y cuándo se practican

Para meditar es necesario programar el momento y escoger un lugar adecuado para no ser interrumpidos. Como contrapartida, el mindfulness puede practicarse en cualquier parte. Por ejemplo, en el ambiente laboral resulta de provecho implementar la atención plena para mejorar el rendimiento.

4. Orígenes

La meditación fue ideada en la India hace mucho tiempo y a lo largo de su historia ha sido adoptada por algunas religiones para complementar la experiencia de fe. El mindfulness proviene del budismo; sus orígenes datan de 2500 años antes de Cristo. La atención plena forma parte de la meditación, pero el mindfulness le dio un nuevo enfoque.

Meditación mediante yoga.
La meditación debe practicarse de forma continuada para adquirir una práctica.

Beneficios de la meditación y el mindfulness

A pesar de las diferencias que hemos expuesto, cualquiera de estas dos prácticas aportan grandes beneficios. La elección entre una de las dos dependerá de las necesidades de cada persona.

El mindfulness es una buena alternativa cuando necesitamos gestionar mejor nuestro tiempo en actividades concretas. Por ejemplo, para sacar mejor provecho de una rutina de entrenamiento en el gimnasio podemos incorporar la atención plena.

Algunos de los beneficios comunes de la meditación y el mindfulness son los siguientes:

  • Mejoran la concentración: despejar la mente y enfocarse en un aspecto específico ayuda a fortalecer el proceso de concentración.
  • Favorecen el buen estado de ánimo: conocerse a uno mismo es un proceso complejo, pero cuando lo conseguimos podemos tener mayor control sobre la emocionalidad. Poner atención plena a nuestras emociones ayuda a que podamos reconocer cómo nos sentimos.
  • Favorecen la autoestima: la relación que tenemos con nosotros mismos es importante para tener buena autoestima. Cuando podemos hacer consciencia de nuestras virtudes y defectos evitamos juzgarnos de forma severa.

¿Cómo iniciar en alguna de estas prácticas?

Si estamos buscando iniciarnos en la meditación o el mindfulness no es necesario acudir a ninguna clase o tener un equipo especial. Lo más importante es la disposición. En la medida que estemos motivados podremos tener una mejor experiencia.

Una buena recomendación es iniciar de a poco. Con unos minutos al día que dediquemos a alguna de estas actividades comenzaremos a forjar el hábito. La idea es que en el mediano plazo podamos ver los resultados en nuestra vida cotidiana.

Te podría interesar...
¿Qué es la meditación Vipassana y qué beneficios aporta?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es la meditación Vipassana y qué beneficios aporta?

La meditación Vipassana ayuda a ver las cosas como realmente están ocurriendo, evitando los sesgos que pueden existir en la vida cotidiana.



  • Eberth, J., & Sedlmeier, P. (2012). The effects of mindfulness meditation: a meta-analysis. Mindfulness3(3), 174-189.
  • Tang, Y. Y., Hölzel, B. K., & Posner, M. I. (2015). The neuroscience of mindfulness meditation. Nature Reviews Neuroscience16(4), 213-225.
  • Astin, J. A. (1997). Stress reduction through mindfulness meditation. Psychotherapy and psychosomatics66(2), 97-106.
  • Thompson, B. L., & Waltz, J. (2007). Everyday mindfulness and mindfulness meditation: Overlapping constructs or not?. Personality and Individual differences43(7), 1875-1885.