Cómo diferenciar entre el síndrome del túnel carpiano y la artritis

En ocasiones, el síndrome del túnel carpiano se confunde con la artritis y viceversa. No obstante, ambas condiciones tienen diferencias en sus causas y manifestaciones clínicas. Te contamos más en este espacio.
Cómo diferenciar entre el síndrome del túnel carpiano y la artritis
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 05 abril, 2021.

Última actualización: 05 abril, 2021

El síndrome del túnel carpiano y la artritis son dos enfermedades que pueden ser confundidas. El primero se caracteriza por la compresión del nervio mediano a nivel de la muñeca, mientras que en la segunda existe una inflamación localizada en las articulaciones, con fuerte dolor e hinchazón.

Aún así, existen algunas semejanzas entre ambas condiciones, en especial en lo referido al tratamiento. ¿Te interesa saber más al respecto? A continuación, te contamos más sobre sus síntomas, causas y posibles tratamientos.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano hace referencia a un conjunto de signos y síntomas que aparecen como consecuencia de la compresión del nervio mediano en su trayecto a través de la muñeca. Desde un punto de vista anatómico, este atraviesa un conducto cuyas paredes están formadas por huesos y ligamentos, denominado «túnel carpiano».

Bajo la influencia de ciertas condiciones que mencionaremos más adelante, el espacio libre dentro del túnel puede disminuir y afectar al nervio mediano. Esto desencadena un conjunto de impulsos nerviosos que, debido a que este nervio tiene una función sensitiva, se traduce en sensaciones anormales como hormigueo y debilidad.

Como suele presentarse en personas con tendencia a realizar trabajos manuales, se considera una enfermedad ocupacional. Un trabajo de investigación publicado en la Revista Española de Salud Pública determinó la incidencia del síndrome del túnel carpiano en 4,2 casos por cada 100 000 trabajadores. 

Mano con síndrome del túnel carpiano.
El síndrome del túnel carpiano se cataloga como una enfermedad ocupacional, ya que es frecuente entre personas que hacen trabajos manuales.

¿Qué es la artritis?

Como su nombre indica, la artritis es un proceso inflamatorio de las articulaciones. Este se subdivide en decenas de tipos de artritis, cada uno con sus propios factores de riesgo y tratamientos.

Una de las más frecuentes es la artritis reumatoide. Se trata de una enfermedad crónica inflamatoria, de carácter autoinmunitario, lo que quiere decir que el cuerpo identifica al tejido articular como «extraño», y lo destruye poco a poco. Las células y proteínas del sistema inmunitario forman parte vital de este proceso.

Esta enfermedad es más frecuente en las mujeres, y la edad promedio de diagnóstico es alrededor de los 40 años. Se han llevado a cabo múltiples estudios epidemiológicos en España, destacando el estudio EPISER de la Sociedad Española de Reumatología, que determinó en 0,5 % la prevalencia de la enfermedad.

Síntomas del túnel carpiano y de la artritis

Las manifestaciones clínicas de ambas enfermedades pueden diferenciarse de forma clara, en especial con base en la presencia de dolor e hinchazón en las articulaciones. Te lo contamos a continuación.

Síndrome del túnel carpiano

Como el nervio mediano es sensitivo, los síntomas derivados de su compresión se corresponden con sensaciones anormales. Sin embargo, el dolor no es frecuente como parte del cuadro clínico.

Los pacientes suelen quejarse de un hormigueo o entumecimiento que aparece de forma progresiva. La zona afectada abarca desde la muñeca hasta algunos dedos de la mano, en particular desde el anular hasta el pulgar.

Estos síntomas, junto con la debilidad característica, pueden provocar grandes dificultades para realizar actividades cotidianas, inclusive fuera del ámbito laboral. Esto incluye conducir un coche, cocinar, lavar y escribir.

Artritis

Los síntomas dependen mucho del tipo de artritis que se esté considerando, aunque por lo general son manifestaciones clásicas de inflamación. Esto abarca lo siguiente:

  • Dolor.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.
  • Aumento de la temperatura local.

Algunos tipos de artritis se relacionan con rigidez articular, en especial en las primeras horas de la mañana. Una semejanza con el síndrome del túnel carpiano es la dificultad para realizar actividades cotidianas, aunque en esta ocasión suele relacionarse con el intenso dolor.

En los casos de artritis reumatoide, los pacientes que no reciben tratamiento suelen sufrir deformaciones articulares complejas que limitan de forma considerable la calidad de vida. La desviación de los dedos de las manos es la más característica.

Causas del túnel carpiano y de la artritis

La artritis suele ser una consecuencia de factores genéticos y ambientales. Aquellos pacientes con antecedentes familiares de artritis reumatoide, por ejemplo, son más propensos a sufrir la enfermedad. Lo mismo sucede en los pacientes con hábito tabáquico acentuado y que hayan sufrido algunas infecciones en la infancia.

El síndrome del túnel carpiano tiene muchos factores de riesgo asociados, muchos de ellos exacerbados por algunos entornos laborales. Ser del sexo femenino, padecer de enfermedades crónicas como la diabetes mellitus y la obesidad, escribir de forma constante y ciertos factores anatómicos son los más importantes.

Artritis

¿Sabías que la artritis puede ser una causa del síndrome del túnel carpiano? Como te comentamos antes, unas de las complicaciones de esta enfermedad son las deformidades articulares y óseas producto de las reacciones inflamatorias.

Cuando esto sucede en la cercanía del túnel carpiano, aumenta la probabilidad de que este se estreche y comprima el nervio mediano. Como consecuencia, aparecerán síntomas correspondientes a ambas enfermedades.

¿Cuáles son sus tratamientos?

El objetivo del tratamiento médico en ambos casos es reducir los síntomas y la inflamación asociada. Sin embargo, la causa subyacente suele persistir. Para el caso del síndrome del túnel carpiano, existen intervenciones quirúrgicas que pueden resolver de forma definitiva el cuadro clínico. Te lo contamos a continuación.

Síndrome del túnel carpiano

En un primer momento, el médico puede sugerir medidas básicas para disminuir los síntomas en casos leves. Esto incluye la aplicación de compresas frías y el reposo.

Sin embargo, cuando estas no son efectivas, es necesario inmovilizar las articulaciones involucradas e iniciar tratamiento farmacológico. Este último consiste en la administración de antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y corticoesteroides.

Por último, existen opciones quirúrgicas destinadas a la descompresión del nervio. Esto suele ser realizado por un cirujano de mano, y puede hacerse por vía endoscópica o abierta.

Artritis

Algunos de los fármacos utilizados en el síndrome del túnel carpiano también pueden servir para los casos de artritis. Es el caso de los AINES (como el ibuprofeno) y los corticoesteroides. Los pacientes con artritis reumatoide podrían verse beneficiados del uso de los «fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME)».

Estos últimos también se utilizan en otras enfermedades, en especial la espondilitis anquilosante y el lupus eritematoso sistémico. El metotrexato es un ejemplo bastante representativo.

Medicamentos analgésicos
Los AINEs se emplean tanto en el tratamiento del síndrome del túnel carpiano como en el de la artritis.

¿Cuándo ir donde el médico?

En caso de presentar cualquiera de los síntomas antes mencionados de forma persistente, es recomendable acudir al médico lo antes posible. El diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno son pilares fundamentales para lograr la adecuada resolución del cuadro clínico. Esto, por supuesto, disminuye la incidencia de complicaciones permanentes.

Dos enfermedades similares, pero que no deben ser confundidas

Como pudiste observar, ambas patologías se diferencian en aspectos muy claros. A pesar de que los fármacos utilizados son similares, es importante evitar la automedicación, una práctica que puede resultar peligrosa a la larga.

Si tienes síntomas compatibles, te recomendamos acudir con un médico de familia o internista de confianza, quienes luego podrían referir a otro especialista.

It might interest you...
Qué pasa si no tratas el síndrome del túnel carpiano
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Qué pasa si no tratas el síndrome del túnel carpiano

¿Quieres saber qué pasaría si no tratas el síndrome del túnel carpiano? Hoy te lo contamos para que las consecuencias no te cojan desprevenido.



  • Gómez A. Nuevos criterios de clasificación de artritis reumatoide. Rheumatol Clin. 2011;6(S3):S33-S37.
  • López L. Síndrome del túnel del carpo. Orthotips 2014;10(1):34-45.
  • Lozano J. Artritis reumatoide (I). Etiopatogenia, sintomatología, diagnóstico y pronóstico. OFFARM 2001;20(8):94-101.
  • Portillo R, et al. Síndrome del túnel del carpo. Correlación clínica y neurofisiológica. An Fac Med Lima 2004;65(4):247-254.
  • Martín R, et al. Dolor articular agudo. Med Integral 2002;40(6):237-43.
  • Morales A. Artritis Reumatoide. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica 2013;LXX(607):523-528.