¿Cómo hacer un difusor de aromas casero?

Las salas arropadas por fragancias naturales brindan sensación de paz y serenidad. Te enseñamos a fabricar un rociador de perfumes para aromaterapia.
¿Cómo hacer un difusor de aromas casero?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 07 septiembre, 2022

¡Qué agradable es estar en una estancia con buen olor! Este es uno de los objetivos del difusor de aromas casero, una manualidad que traspasa lo decorativo para acoplarse como herramienta útil en la salud física y mental.

Es cierto que las tiendas ofrecen cientos de modelos de difusores; algunos con funciones que permiten graduar el nivel de rocío o combinar con luces. Pero ensamblar el dispositivo con elementos que seguro tienes en casa es económico, efectivo y ecológico. Continúa la lectura para descubrir una manera de crear el aparato y las bondades que trae consigo.

¿Qué es un difusor de aromas casero?

Los difusores de fragancia son sistemas ideados para esparcir aromas en espacios cerrados. Trabajan con varitas que, contrario a los inciensos o las lámparas, no requieren encenderse. Destacan por la naturalidad, dejando de lado la utilización de químicos y de otros contaminantes.

La creación de estos artefactos es sencilla. Con pocos materiales, los armas sin asistencia. Una botella, aceites y palillos es lo que requieres para ponerlos a funcionar.

Esta especie de ambientador funciona cuando las varillas absorben las esencias y las expulsan al aire. Una vez evaporadas, las sustancias desprenden perfume y refrescan.

Difusor de aromas comercial.
Las versiones comerciales de los difusores tienen algunas funciones extra, de acuerdo a la marca del producto.

Beneficios de contar con un difusor de aromas casero

Disponer de un propagador de aromas tiene ventajas ligadas al bienestar físico y emocional. Así lo señala una publicación de la cadena internacional de salas de relajación AIRE Ancient Baths.

El artículo precisa que, gracias a los compuestos activos de los aceites esenciales, las personas pueden alcanzar la relajación con mayor facilidad. Aluden a que la aromaterapia es una técnica de belleza y de cuidado, entendida también como medicina complementaria.

Otra reseña de Ámbito Farmacéutico explica que al frotar las plantas aromáticas, las gotas de aceite esencial se liberan en la atmósfera y llegan a la nariz. Allí se activan los receptores olfativos y envían estímulos sensoriales al cerebro.

Como soporte, la Revista de Enfermería de la UFPE en Línea reveló un estudio en el que la presión arterial presentó una reducción efectiva en sesiones de masajes con aceites esenciales y aromaterapia. En ese mismo orden, bajó la ansiedad y el estrés en el grupo analizado.

Los difusores de olor ayudan a la tranquilidad, a la buena salud física, a purificar el aire y a levantar el ánimo.



Método para hacer un difusor de aromas casero

La eficacia de un difusor de aromas está en la selección apropiada de las fragancias y de los implementos para la elaboración. Escoger bálsamos artificiales es arriesgarse a inhalar sustancias tóxicas que puedan contener.

En cambio, al fabricar tu propio difusor, sabrás que el dispositivo es seguro. A continuación, detallamos cómo hacerlo.

Materiales necesarios

  • Alcohol.
  • Aceite de base.
  • Aceites esenciales.
  • Varillas de madera, de ratán, de bambú o ramitas de árboles.
  • Un recipiente de vidrio de boca estrecha y con altura de 12 a 25 centímetros.

1. Combina los aceites con el alcohol

Lo primero es preparar la esencia. Para ello, ocupa en un bol 60 mililitros de aceite neutro e igual cantidad de agua. Añade unas gotas de alcohol de limpieza, incluso es permitido el vodka. Estos líquidos ayudan a que los palillos absorban el aceite con facilidad.

Es posible sustituir el alcohol por perfume para el cuerpo, pero como con el vodka, tiene que ser de calidad suprema, ya que menos fuerte significa que posee mayor cantidad de agua y la mezcla no será homogénea.

Completa con 30 gotas del aceite esencial de tu preferencia y revuelve. Si pretendes un difusor exclusivo de fragancias naturales, descarta el aceite mineral o los perfumes que lo contengan, por ser un derivado del petróleo.

2. Vacía en el contenedor

Con los líquidos unidos, lo que prosigue es llevarlos a un contenedor. Para este propósito quedan perfectas las botellas o los floreros de vidrio o de cerámica de cuello angosto. Si la boca del frasco es amplia, el aceite estará más expuesto al aire, acelerando la evaporación.

En caso de los recipientes transparentes, incorpora algunas piedras decorativas en el fondo. Aparte de adornar, las rocas estabilizan las varillas.

3. Introduce las varitas

Aloja de 8 a 10 varitas dentro del recipiente, posicionándolas en abanico. Cerciórate de que los palillos no estén inclinados hacia un mismo lado, pues el aroma tomaría solo una dirección. Para mayor eficacia, usa palos secos, sin nudos y sin cáscara.



4. Voltea los bastoncillos

Tras una hora reposando dentro del difusor, las ramas se tornan olorosas. Es conveniente darles vuelta para empapar ambos extremos. A un día de armar el dispositivo casero de fragancias, los palillos estarán bien impregnados del líquido y la casa perfumada.

Rota las varas una vez por semana para que no se sequen. Luego de un mes de uso, si aún queda sustancia, increméntala con unas gotas de aceites y de alcohol. Otra opción es preparar una nueva mezcla.

Aceites esenciales para difusor de aromaterapia casero.
Las fragancias que escojas tendrán que ser de acuerdo a lo que pretendas lograr. Cada una sirve para un propósito diferente.

El secreto de los aceites para un difusor de aromas casero

Una fragancia específica no hará que el difusor funcione mejor. El secreto es verificar cuáles son los aceites que contribuyen, relajando la mente y favoreciendo la salud física.

Por ejemplo, al eucalipto, la menta y la lavanda se asocian con la reducción de tensiones; mientras que la naranja y el jazmín se recomiendan para combatir la ansiedad y estimular las defensas. El limón colabora con la respiración y proporciona buena energía al ambiente.

Te podría interesar...
Brumizadores para el hogar: qué son y cómo funcionan
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Brumizadores para el hogar: qué son y cómo funcionan

En la tarea de aromatizar el ambiente, los brumizadores para el hogar son cada vez más elegidos, gracias a sus propiedades purificadoras.