¿Qué es una ecografía transvaginal y para qué se usa?

La ecografía transvaginal es una prueba muy segura, incluso para las mujeres que están en embarazo. Se lleva a cabo de forma rápida, y rara vez ocasiona molestias o dificultades.
¿Qué es una ecografía transvaginal y para qué se usa?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 01 julio, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 30 junio, 2021

Última actualización: 01 julio, 2021

La ecografía transvaginal es una prueba diagnóstica que se emplea para examinar los órganos reproductivos femeninos. Asimismo, permite hacer un seguimiento de la evolución del embarazo durante el primer trimestre.

También se conoce con el nombre de «ecografía endovaginal» o «ultrasonido transvaginal». En esta se utilizan ondas sonoras de alta frecuencia que crean imágenes de los órganos internos. Para ello, se inserta una sonda de ecografía dentro del canal vaginal, cuya longitud es de 2 o 3 pulgadas.

Suele ser el primer examen que ordena el ginecólogo cuando hay sospecha de alguna alteración en los órganos reproductores. De igual manera, forma parte de los exámenes femeninos de rutina. ¿Quieres saber más al respecto? ¡Sigue leyendo!

¿Cuándo se recomienda hacer una ecografía transvaginal?

En principio, la ecografía transvaginal se emplea como examen de rutina durante una revisión ginecológica. Permite verificar que todo está normal en los órganos reproductivos femeninos.

Por otro lado, se acude a esta prueba cuando hay anomalías como sangrado vaginal inexplicable o dolor pélvico. Mediante este examen es posible detectar patologías como las siguientes:

  • Infecciones.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Quistes o fibromas uterinos.
  • Cáncer uterino.
  • Cáncer de ovario. Al respecto, los datos más recientes indican que este examen se ha convertido en una de las herramientas más útiles para detectar este tipo de cáncer estadios tempranos.
  • Anomalías anatómicas.
¿Cuándo se recomienda hacer una ecografía transvaginal?
La ecografía transvaginal es un examen diagnóstico que puede ayudar a identificar posibles enfermedades en el aparato reproductor de la mujer.

Entre otras cosas, sirve para verificar que un dispositivo intrauterino esté colocado de forma correcta y para identificar el tejido más adecuado para extraer durante una biopsia endometrial. Durante el embarazo, ayuda a establecer aspectos como los siguientes:

  • Cambios en el cuello uterino que puedan desembocar en complicaciones como aborto espontáneo o parto prematuro.
  • Anomalías en la placenta.
  • Posible aborto espontáneo.
  • Embarazo ectópico o por fuera del útero.
  • Latidos del corazón del feto.
  • Confirmación precoz de un embarazo.


Preparación previa al examen

La ecografía transvaginal no requiere mayor preparación. Por lo general, solo se recomienda asistir al examen con ropa cómoda. Una vez en la sala de examen, la paciente debe quitarse la ropa de la cintura para abajo y ponerse una bata.

Según los motivos que hayan generado la necesidad del examen, se requerirá que la vejiga esté llena o vacía. Si la vejiga está llena, ayuda a que los intestinos se levanten, lo que permite obtener imágenes más claras.

En esos casos se solicita que la persona tome alrededor de 32 onzas de agua y que no desocupe la vejiga. Esto se hace una hora antes del examen. Otras veces se le pedirá a la paciente que vacíe la vejiga por completo antes de realizar la prueba.

Si una mujer tiene la menstruación, o presenta sangrados fuera del periodo, se le pedirá que se retire el tampón antes de llevar a cabo la ecografía transvaginal, en caso de que lo esté usando.

¿Cómo es el procedimiento en una ecografía transvaginal?

La paciente debe acostarse bocarriba en la mesa de examen, la cual puede tener estribos o no. Debe doblar las rodillas y separar las piernas. El médico insertará la varilla de ultrasonido, que va cubierta por un condón e impregnada de gel lubricante. Una mujer debe informar si es alérgica al látex.

Cuando el transductor esté dentro de la vagina, se emiten ondas sonoras que rebotan en los órganos internos. Debido a esto se producen imágenes que son visualizadas a través de un monitor.

Luego, se gira la varilla con lentitud mientras está todavía dentro del cuerpo para obtener imágenes más completas. En ciertas ocasiones, se inyecta una solución salina en el útero antes de la ecografía para expandir este órgano y lograr que las imágenes sean más detalladas.

La anterior es una ecografía transvaginal de solución salina o SIS. Ayuda a visualizar mejor la parte interna del útero, pero no se puede llevar a cabo si una mujer presenta infección o si está embarazada.

¿Es doloroso?

Al momento de insertar el transductor en la vagina es posible que algunas mujeres experimenten alguna molestia. Sin embargo, esta debe ser leve, y lo normal es que desaparezca en cuanto termine el examen. En caso de que se experimente dolor severo, es importante comunicarlo al médico o al técnico que realiza la prueba. Es seguro para una mujer embarazada.

Comprensión de resultados

Lo más habitual es que la ecografía transvaginal sea realizada por un técnico. Este debe enviar los resultados al radiólogo, quien, a su vez, los remitirá al médico que solicitó la prueba. Este hará un análisis de las imágenes.

El médico comunicará al paciente los hallazgos, si los hay, y establecerá los pasos que se deben seguir. En algunos casos, es posible que sea necesario llevar a cabo otros exámenes para confirmar un diagnóstico.

Comprensión de resultados
Los resultados de la ecografía transvaginal deben ser analizados por el médico o ginecólogo.


¿Qué hay que recordar?

La ecografía transvaginal es una prueba segura y eficaz. Se puede decir que no tiene riesgos asociados. El examen completo dura entre 30 y 60 minutos, y los resultados suelen estar listos en 24 horas o menos.

Si una mujer siente demasiada incomodidad con una ecografía transvaginal, es posible que el médico ordene una ecografía transabdominal en su lugar. Esta medida también se emplea con las niñas.

Te podría interesar...
Ultrasonido del embarazo: procedimiento y preparación
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ultrasonido del embarazo: procedimiento y preparación

El ultrasonido del embarazo permite al médico determinar la fecha probable de parto y si existen malformaciones en el feto. Descubre todo aquí.



  • Kamal R, Hamed S, Mansour S, Mounir Y, Abdel Sallam S. Ovarian cancer screening-ultrasound; impact on ovarian cancer mortality. Br J Radiol. 2018;91(1090):20170571. doi:10.1259/bjr.20170571
  • Díaz, S., & Pizarro, E. (2003). Dispositivos intrauterinos. Editorial Mediterráneo, 3, 1074-85.
  • Moradan S, Darzi SN, Ghorbani R. Diagnostic value of saline infusion sonohysterography for detecting endometrial focal lesion. Pan Afr Med J. 2019;33:211. Published 2019 Jul 16. doi:10.11604/pamj.2019.33.211.16563
  • Iglesias, A. L., & Pasqualini, R. A. (2014). Aplicaciones de la ecografía transvaginal 3D en medicina reproductiva. Reproducción, 29, 60-67.