Endermología: ¿en qué consiste este tratamiento de belleza?

Eliminar la grasa y moldear la figura son los principales objetivos de la endermología. Se trata de una terapia estética no invasiva que promete resultados eficaces.
Endermología: ¿en qué consiste este tratamiento de belleza?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 01 noviembre, 2022

Las dietas y el ejercicio son remedios convenientes para eliminar la grasa corporal, pero cuando la misión se complica, conviene recurrir a modos distintos. Quizás consideres la cirugía como el camino corto, pero no es viable para cualquier persona. En cambio, la endermología amplía las alternativas.

Este tratamiento estético combate la celulitis, en especial si la cantidad de grasa supera lo que una crema o meses de gimnasio tardarían en resolver. No es drástico como una liposucción ni requiere inyecciones dolorosas.

Si bien la esencia de la terapia es la aparatología, le consideran un método natural que moldea figuras. Para que los resultados perduren es pertinente ajustar ciertos hábitos de vida. Veamos de qué va el procedimiento.

¿En qué consiste la endermología?

La endermología es un masaje corporal ejecutado con un aparato, cuya intensidad es graduada según la tolerancia del paciente. No causa dolor, sino relajación mientras el terapista trabaja las zonas con grasa localizada.

En principio, Louis Paul Guitay desarrolló la técnica para aliviar afecciones cervicales. Con el tiempo la endermología cruzó al campo de la belleza, empleándose contra la flacidez, la piel de naranja y la grasa resistente. Así lo detalla el sitio oficial de la marca Endermologie ®.

Suelen llamarle «masaje mecánico» o «lipomasaje», porque persigue el mismo fin que una liposucción. El procedimiento consiste en activar el drenaje linfático y hacer que la sangre circule mejor, deshaciendo la grasa acumulada y favoreciendo el aspecto de la piel.

La tecnología a cargo de los masajes mecánicos consta de un dispositivo con cabezal y un par de rodillos para friccionar la dermis. El aparato se programa con el fin de moverlo como una espiga, en sentido ondulado o simulando un 8. En el curso, las puntas destruyen las células grasas.

La terapia común es corporal, aunque el rostro también asimila la endermología para iluminar la piel.

Piernas con celulitis que requieren endermología.
La celulitis es la condición que más se favorecería con la aplicación de la endermología.

Ventajas de la endermología

Al tiempo que contornean el cuerpo, los «lipomasajes» ofrecen una serie de ventajas que exponemos a continuación:

  • No implican reposo.
  • No necesitan anestesia.
  • Exfolian y rejuvenecen la piel.
  • Restauran el tejido conjuntivo.
  • Ayudan a desaparecer las estrías.
  • Minimizan la retención de líquidos.
  • Estimulan la producción natural de elastina, colágeno y ácido hialurónico.


Preparación y desarrollo de un «lipomasaje»

La Guía práctica de actuación desde la farmacia comunitaria comenta que el mejor tratamiento contra la celulitis es el preventivo. No obstante, ubican a la endermología entre los principales métodos médico-estéticos para abordar la afección.

La cantidad de masajes mecánicos depende de cada paciente. Los esteticistas estipulan sesiones de 45 minutos. Es recomendable beber por lo menos 8 vasos de agua antes de la cita y, posterior a ella, los ejercicios de fuerza favorecen el tono muscular.

En general, la actividad física diaria contribuye con la prolongación de resultados tras la endermología, que se lleva a cabo en estos pasos:

  1. Despliegue de la malla, justo sobre la parte a masajear, buscando que el cabezal desplace mejor.
  2. Aspiración sobre la piel, amoldando los rodillos para que estimulen el sistema linfático y alcancen áreas como la espalda y el abdomen. De este modo, se promueve la circulación en todo el organismo.
  3. Presoterapia. Un complemento de otros 7 minutos de masaje manual.


¿Cuáles son los riesgos de la endermología?

Los «lipomasajes» suelen abarcar caderas, muslos, abdomen y cualquier parte del cuerpo que evidencie celulitis. Son candidatos a este tratamiento de belleza quienes retienen líquidos.

En el caso de las personas obesas, el procedimiento no es recomendado, porque está diseñado para reducir los tejidos de grasa en puntos focalizados. Los especialistas también sugieren evitar el masaje mecánico durante la menstruación, para reducir los malestares y el incremento del sangrado.

Sobre las contraindicaciones existe un choque de opiniones. Hay quienes prefieren pasar del tratamiento si sufren várices; y también están los que consideran favorable el «lipomasaje» en estas condiciones, alegando que colabora con el retorno venoso. En todo caso, lo adecuado es consultar al médico.

Otras restricciones de la técnica están determinadas por los siguientes diagnósticos:

Várices contraindican la endermología.
Respecto a las várices, no hay una opinión unánime. Cada caso deberá ser evaluado.

¿Cómo prolongar los efectos del «lipomasaje»?

El Instituto Superior de Estudios de España reseña que los masajes anticelulíticos son seguros y eficaces, siempre que el terapista desarrolle la técnica de la manera correcta y el paciente cumpla con todas las sesiones.

Para que los resultados del procedimiento perduren, media hora de ejercicio físico diario previenen la reaparición de grasa. Además, es aconsejable acompañar el proceso con la guía de un nutricionista que diseñe una dieta apegada a las necesidades de la persona.

Contra la celulitis, la Clínica Mayo invita a consumir menos alcohol, grasas saturadas y carbohidratos: En tanto, fomenta la alimentación rica en verduras, agua y alimentos integrales.

Te podría interesar...
¿Qué es y cuáles son los beneficios de la vacumterapia?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es y cuáles son los beneficios de la vacumterapia?

La vacumterapia destaca entre los tratamientos corporales menos invasivos, con buenos resultados y efectos secundarios mínimos.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.