Eneldo: beneficios y contraindicaciones

Daniela Andarcia·
16 Enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina al
28 Diciembre, 2020
La medicina ayurveda le atribuye al eneldo diferentes propiedades beneficiosas para la salud. ¿Quieres descubrirlas?

Conocido desde la antigüedad, el eneldo o Anethum graveolens es una planta de uso común en las distintas cocinas del mundo. Se reconoce con facilidad por tener una altura que oscila entre los 30 a 45 centímetros, un tallo delgado, hojas suaves y semillas de color marrón con forma ovalada y plana.

A pesar del sabor dulce de sus hojas, las semillas se caracterizan por tener un gusto amargo y ser utilizadas para aromatizar vinagres y platos. El abesón, otro de sus nombres populares, también se usa para preparar remedios herbales para aliviar diferentes problemas digestivos así como también los cólicos. 

Principales beneficios del eneldo

 Eneldo: beneficios y contraindicaciones
El eneldo es una especie muy utilizada en la gastronomía y, también, en la medicina alternativa.

El eneldo contiene vitaminas y minerales considerados esenciales para el organismo. Además, aporta pocas calorías. Por estas razones, la medicina alternativa lo incluye de forma habitual dentro de sus remedios naturales.

1. Propiedades antioxidantes

Las semillas y hojas de eneldo son fuente de diversos nutrientes que destacan por tener probadas propiedades antioxidantes. Entre ellos se pueden encontrar;

  • Terpenoides o isoprenoides: compuestos aromáticos de origen vegetal que combatirían algunas afecciones del cerebro, del hígado, del corazón y de los riñones.
  • Flavonoides: una serie de metabolitos secundarios que están vinculados con una reducción en el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y ciertos cánceres, así como mejorar la salud del cerebro.
  • Taninos: compuestos fenólicos que, de acuerdo a la evidencia científica, cuentan con efectos antioxidantes y antimicrobianos.
  • Vitamina C: una conocida y demostrada fuente de antioxidantes.

Asimismo, se hace imperante recordar que un antioxidante es un compuesto químico encargado de proteger las células del daño producido por los radicales libres.

Según estudios publicados en Journal of Biomedical Science y Antioxidants, la ingesta de alimentos ricos en esta sustancia sería capaz de disminuir la inflamación crónica y minimizar el riesgo de desarrollo de enfermedades cardíacas, Alzheimer, artritis reumatoide y algunos tipos de cáncer.

Lee también: Los beneficios de la vitamina C

2. Mejoraría la salud del corazón

Una investigación publicada en Clinical Nutrition ESPEN, arrojó que los flavonoides presentes en el eneldo estarían relacionados con una mejora en la salud del corazón.

Además, un estudio en animales sugirió que el extracto de esta planta sería capaz de reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, factores que aumentarían la probabilidad de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, entre otros.

En cuanto a los estudios en humanos, una investigación en 91 personas con niveles altos de colesterol total y triglicéridos expuso que tomar 6 comprimidos de extracto de eneldo al día por 2 meses podría controlar los niveles de forma significativa. Sin embargo, no tendría ningún efecto en el colesterol bueno o HDL.

Por su parte, otro estudio en 150 personas con las mismas características encontró que no existieron cambios en los niveles de colesterol y triglicéridos después de ingerir tabletas de eneldo diariamente por 6 semanas.

Dados estos resultados, se estima que los extractos de eneldo podrían favorecer la salud del corazón. No obstante, aún se ameritan más estudios en humanos que certifiquen su efectividad en la regulación de sustancias como el colesterol y los triglicéridos.

3. Reduciría los niveles de azúcar en la sangre

Está demostrado que tener niveles altos de azúcar en la sangre puede desencadenar enfermedades crónicas que incluyen la resistencia a la insulina y la diabetes mellitus tipo 2, entre otros.

Por fortuna, existe evidencia científica de que el eneldo sería capaz de actuar como hipoglucemiante; es decir, un medicamento especial para disminuir los niveles de glucosa en sangre.

Según un estudio en animales con diabetes, tomar una dosis diaria de extracto de eneldo en ayunas podría afectar de forma positiva los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, se necesitan investigaciones concluyentes en humanos.

4. Tendría propiedades anticancerígenas

El aceite esencial de eneldo contiene monoterpenos. Estos componentes esenciales de las flores están vinculados con los terpenos y, según un estudio publicado en Archivum Immunologiae et Therapiae Experimentalis, contarían con propiedades antiinflamatorias, antivirales, antifúngicas y anticancerígenas.

El d-limoneno, en específico, es un monoterpeno que podría prevenir el cáncer de pulmón, mama y colon. No obstante, y a pesar de la alta concentración de esta sustancia en el eneldo, se requieren más investigaciones que certifiquen su efectividad en la prevención de esta enfermedad.

5. Reforzaría el sistema inmune

El eneldo contiene un 4 % de la ingesta diaria recomendada (IDR) de vitamina A, lo que no solo permitiría tener un sistema inmune saludable sino que, también, podría contribuir a mejorar la visión y el estado de la piel.

Asimismo, aporta un 8 % de la IDR de vitamina C, conocida por estimular el sistema inmunológico, la formación de tejido óseo y el metabolismo.

6. Aliviaría los dolores menstruales

De acuerdo a diferentes estudios publicados en Journal of Research in Medical Sciences y Cochrane Database of Systematic Reviews, el eneldo está compuesto por aceites esenciales que podrían calmar los dolores y calambres que aparecen durante el periodo. Sin embargo, se necesita más investigación.

Por otro lado, un estudio en animales demostró que el extracto de eneldo sería capaz de aumentar la duración del ciclo estral y la concentración de la progesterona. No obstante, aún se requiere más investigación en humanos.

Usos generales del eneldo

Eneldo
Diferentes estudios médicos han concluido que el eneldo tiene propiedades antioxidantes que serían beneficiosas para el organismo.

El uso más extendido del eneldo es en la cocina. Tal es su repercusión que, incluso, se considera un ingrediente esencial en las gastronomías europea y asiática.

En general, se suele agregar fresco a las comidas, ya sea en una ensalada, en el pan horneado, en salsas, en adobos y en aderezos. Sin embargo, también se puede utilizar seco para dar sabor a salsas, ensaladas de papa, pollo y atún.

Las semillas no se dejan a un lado. Son utilizadas enteras o trituradas para agregarse en panes, sopas u otros platos de verduras. Además, si has escuchado sobre los pepinos encurtidos al eneldo, es porque las semillas son agregadas a esta preparación.

En cuanto a sus usos medicinales, destaca que la Ayurveda o medicina tradicional de la India lo emplea como carminativo; en otras palabras, para disminuir la generación de gases en el tracto digestivo y, por ende, reducir flatulencias y cólicos.

Contraindicaciones

A pesar de que su consumo es seguro, existen casos en que la ingesta de eneldo podría desencadenar reacciones alérgicas. Los síntomas más comunes son los vómitos, la diarrea, la picazón en la boca, la hinchazón de la garganta y las protuberancias rojas en la lengua.

Por otra parte, no se recomienda el consumo de tabletas o extractos de eneldo durante el embarazo y la lactancia, ya que no existe suficiente investigación sobre sus posibles efectos.

Descubre: ¿Cómo diferenciar una alergia de un resfriado?

¿Qué recordar sobre el eneldo?

El eneldo o abesón es parte esencial de las cocinas de Europa y Asia, ya sea por el sabor dulce de sus hojas o el sabor amargo y aroma fuerte de sus semillas. Es común encontrarlo en ensaladas, panes y encurtidos.

Además, sus beneficios no se limitan a la cocina. Esta planta podría contribuir a mejorar la salud del corazón, reforzar el sistema inmune y aliviar los dolores causados por el periodo.

Ahora bien, aunque se considera que es de consumo seguro, debes tener cuidado con las posibles reacciones alérgicas y evitar tomar tabletas o extractos en el embarazo y la lactancia.

  • Jana, S. y Shekhawat, GS (2010). Anethum graveolens: una hierba y especia medicinal tradicional de la India. Revisiones de farmacognosia , 4 (8), 179–184. https://doi.org/10.4103/0973-7847.70915
  • Li, Z., Xue, Y., Li, M., Guo, Q., Sang, Y., Wang, C., & Luo, C. (2018). The Antioxidation of Different Fractions of Dill (Anethum graveolens) and Their Influences on Cytokines in Macrophages RAW264.7. Journal of oleo science, 67(12), 1535–1541. https://doi.org/10.5650/jos.ess18134
  • Spencer J. P. (2009). Flavonoids and brain health: multiple effects underpinned by common mechanisms. Genes & nutrition, 4(4), 243–250. https://doi.org/10.1007/s12263-009-0136-3
  • Smeriglio, A., Barreca, D., Bellocco, E., & Trombetta, D. (2017). Proanthocyanidins and hydrolysable tannins: occurrence, dietary intake and pharmacological effects. British journal of pharmacology, 174(11), 1244–1262. https://doi.org/10.1111/bph.13630
  • Chambial, S., Dwivedi, S., Shukla, K. K., John, P. J., & Sharma, P. (2013). Vitamin C in disease prevention and cure: an overview. Indian journal of clinical biochemistry : IJCB, 28(4), 314–328. https://doi.org/10.1007/s12291-013-0375-3
  • Pham-Huy, L. A., He, H., & Pham-Huy, C. (2008). Free radicals, antioxidants in disease and health. International journal of biomedical science : IJBS, 4(2), 89–96.
  • Huang D. (2018). Dietary Antioxidants and Health Promotion. Antioxidants (Basel, Switzerland), 7(1), 9. https://doi.org/10.3390/antiox7010009
  • Kim, Y., & Je, Y. (2017). Flavonoid intake and mortality from cardiovascular disease and all causes: A meta-analysis of prospective cohort studies. Clinical nutrition ESPEN, 20, 68–77. https://doi.org/10.1016/j.clnesp.2017.03.004
  • Goodarzi, M. T., Khodadadi, I., Tavilani, H., & Abbasi Oshaghi, E. (2016). The Role of Anethum graveolens L. (Dill) in the Management of Diabetes. Journal of tropical medicine, 2016, 1098916. https://doi.org/10.1155/2016/1098916
  • Mirhosseini, M., Baradaran, A., & Rafieian-Kopaei, M. (2014). Anethum graveolens and hyperlipidemia: A randomized clinical trial. Journal of research in medical sciences : the official journal of Isfahan University of Medical Sciences, 19(8), 758–761.
  • Kojuri, J., Vosoughi, A. R., & Akrami, M. (2007). Effects of anethum graveolens and garlic on lipid profile in hyperlipidemic patients. Lipids in health and disease, 6, 5. https://doi.org/10.1186/1476-511X-6-5
  • DeFina, L. F., Vega, G. L., Leonard, D., & Grundy, S. M. (2012). Fasting glucose, obesity, and metabolic syndrome as predictors of type 2 diabetes: the Cooper Center Longitudinal Study. Journal of investigative medicine : the official publication of the American Federation for Clinical Research, 60(8), 1164–1168. https://doi.org/10.2310/JIM.0b013e318275656a
  • Oshaghi, E. A., Khodadadi, I., Tavilani, H., & Goodarzi, M. T. (2016). Aqueous Extract of Anethum Graveolens L. has Potential Antioxidant and Antiglycation Effects. Iranian journal of medical sciences, 41(4), 328–333.
  • Paduch, R., Kandefer-Szerszeń, M., Trytek, M., & Fiedurek, J. (2007). Terpenes: substances useful in human healthcare. Archivum immunologiae et therapiae experimentalis, 55(5), 315–327. https://doi.org/10.1007/s00005-007-0039-1
  • Yu, X., Lin, H., Wang, Y., Lv, W., Zhang, S., Qian, Y., Deng, X., Feng, N., Yu, H., & Qian, B. (2018). d-limonene exhibits antitumor activity by inducing autophagy and apoptosis in lung cancer. OncoTargets and therapy, 11, 1833–1847. https://doi.org/10.2147/OTT.S155716
  • Miller, J. A., Lang, J. E., Ley, M., Nagle, R., Hsu, C. H., Thompson, P. A., Cordova, C., Waer, A., & Chow, H. H. (2013). Human breast tissue disposition and bioactivity of limonene in women with early-stage breast cancer. Cancer prevention research (Philadelphia, Pa.), 6(6), 577–584. https://doi.org/10.1158/1940-6207.CAPR-12-0452
  • Jia, S. S., Xi, G. P., Zhang, M., Chen, Y. B., Lei, B., Dong, X. S., & Yang, Y. M. (2013). Induction of apoptosis by D-limonene is mediated by inactivation of Akt in LS174T human colon cancer cells. Oncology reports, 29(1), 349–354. https://doi.org/10.3892/or.2012.2093
  • Huang, Z., Liu, Y., Qi, G., Brand, D., & Zheng, S. G. (2018). Role of Vitamin A in the Immune System. Journal of clinical medicine, 7(9), 258. https://doi.org/10.3390/jcm7090258
  • Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and Immune Function. Nutrients, 9(11), 1211. https://doi.org/10.3390/nu9111211
  • Heidarifar, R., Mehran, N., Heidari, A., Tehran, H. A., Koohbor, M., & Mansourabad, M. K. (2014). Effect of Dill (Anethum graveolens) on the severity of primary dysmenorrhea in compared with mefenamic acid: A randomized, double-blind trial. Journal of research in medical sciences : the official journal of Isfahan University of Medical Sciences, 19(4), 326–330.
  • Pattanittum, P., Kunyanone, N., Brown, J., Sangkomkamhang, U. S., Barnes, J., Seyfoddin, V., & Marjoribanks, J. (2016). Dietary supplements for dysmenorrhoea. The Cochrane database of systematic reviews, 3(3), CD002124. https://doi.org/10.1002/14651858.CD002124.pub2
  • Monsefi, M., Ghasemi, A., Alaee, S., & Aliabadi, E. (2015). Effects of Anethum graveolens L. (dill) on Oocyte and Fertility of Adult Female Rats. Journal of reproduction & infertility, 16(1), 10–17.