Los beneficios de la vitamina C

La vitamina C puede favorecer la salud general de nuestro organismo, ya que nos puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades del corazón e incluso el asma.
Los beneficios de la vitamina C
Eliana Delgado Villanueva

Escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva el 10 marzo, 2021.

Última actualización: 10 marzo, 2021

Cuando hablamos de los beneficios de la vitamina C, casi siempre, lo primero que nos viene a la cabeza es la prevención de la gripe, el catarro y el resfriado común. Sin embargo, ¿es esto todo lo que la vitamina C puede ofrecer? Lo cierto es que no.

Al igual que el resto de vitaminas, esta es muy importante para la salud y el buen funcionamiento de todos los órganos, tejidos y sistemas del cuerpo. Adicionalmente está comprobado y expuesto en diversas investigaciones, que la vitamina C contribuye a la formación de colágeno, que a su vez contribuye con la salud de la piel, su buen aspecto, así como también el crecimiento y la reparación de los tejidos.

Veamos más a continuación.

Nuevos beneficios de la vitamina C

Alimentos con vitamina C.
Los cítricos son grandes fuentes de vitamina C, aunque también existen suplementos farmacológicos.

A través de estudios realizados por investigadores británicos de The Imperial College, se ha llegado a la conclusión de que la ingesta de vitamina C es mucho más importante de lo que se creía.

De este modo, se ha descubierto que los bajos niveles de vitamina C podrían empeorar el asma en pacientes con esta afección. Además, resulta primordial en el tratamiento o prevención de otras patologías pulmonares, como la enfermedad pulmonar obstructiva, tal y como afirman algunos estudios.

Por otra parte, el equipo de expertos de la Oregon State University indica que puede ser un complemento útil en el tratamiento de ciertos problemas cardiacos. En concreto:

“existe cierta evidencia que sugiere que la vitamina C podría ser un complemento útil a la práctica médica convencional para reducir la lesión miocárdica y la arritmia después de un procedimiento cardíaco o cirugía en pacientes con enfermedad cardiovascular”.

La vitamina C, una aliada contra los radicales libres

Según múltiples investigaciones, la vitamina C es un antioxidante que posee la gran capacidad de anular la acción de los radicales libres.

“El ácido ascórbico o vitamina C es un agente antioxidante necesario para la formación y mantenimiento adecuado del material intercelular; puede reducir la acción perjudicial de los radicales libres y coadyuva al mejoramiento de la absorción del hierro no hemínico”

José Miguel Bastías M., Yamira Cepero B.

De esta manera, las personas que están acostumbradas a consumir regularmente alimentos ricos en vitamina C suelen estar muy bien protegidas ante problemas de salud que puede causar la contaminación del medio ambiente. Igualmente, esta vitamina tiene capacidad cardioprotectora, lo que le suma aún más beneficios a la salud si decidimos incluirla en nuestra dieta.

Ahora bien, no olvides que no existen los productos milagrosos. Solo se trata de un complemento, por lo que has de consultar a tu médico antes de empezar a tomar suplementos vitamínicos y de cualquier otra índole. Recuerda que si bien estos pueden ser de ayuda en muchos casos, en otros pueden ser contraproducentes.

Alimentos que nos aportan vitamina C

Como ya sabemos, el consumo regular de esta importante vitamina favorece en gran medida la salud de todo el organismo.

Como se ha comentado con anterioridad, nos puede ser útil a la hora de prevenir ciertas enfermedades como el asma, ya que es causada por estar expuestos a la contaminación del ambiente, especialmente en las grandes ciudades en las que el tráfico es muy denso.

Presta atención a la siguiente lista de alimentos ricos que proporcionarán al organismo vitamina C. ¡No dudes en probarlos!

Frutas

Cítricos
Los cítricos son fuentes abundantes de vitaminas y minerales.

El kiwi, el limón, la mandarina y la naranja son las frutas más destacadas en lo que a contenido de vitamina C se refiere. Sin embargo, podemos ingerir otras como la sandía, el pomelo, la piña, las guayabas o las fresas. Todas ellas se encargarán de aportarnos una fuerte dosis de esta vitamina.

Verduras y hortalizas

Por otra parte, existen una serie de verduras y hortalizas que contienen grandes dosis de vitamina C. Entre estas destacan el tomate, la zanahoria, los rábanos, el chile, el orégano y el ajo.

“El consumo de frutas y verduras representa una recomendación saludable y el entendimiento de los diversos efectos biológicos de la vitamina C señalan la importancia de su consumo”, exponen las conclusiones de una investigación reciente.

5 alimentos para recargarte después de una sesión de HIIT

Ahora que ya has descubierto que esta vitamina no puede faltar de ninguna manera en nuestra dieta, y que los alimentos que la aportan -como las frutas y las verduras antes mencionadas- son una delicia, ¿a qué esperas para incluirlos en tu dieta? Puedes empezar por el desayuno, o las meriendas, según prefieras. Incluso puedes echarle un vistazo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Asociación 5 al día, u otras instituciones para inspirarte.

Si se comen en su presentación natural, además de hidratar, saciar el apetito y aportar todos sus beneficios, pero para variar, puedes aprovecharlas para preparar deliciosos batidos.

En cualquier caso, ¡incorpóralas a tu dieta habitual y disfruta de las propiedades y beneficios de la vitamina C! 

Te podría interesar...
8 síntomas que alertan de una deficiencia de vitamina C
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 síntomas que alertan de una deficiencia de vitamina C

La deficiencia de vitamina C puede ocasionar consecuencia negativas en la salud. Descubre 8 síntomas que te alertan acerca de este problema.