14 enseñanzas que no esperábamos aprender en la película de Barbie

Aunque Barbie es una muñeca, puede enseñarnos muchas cosas sobre la vida. Sigue leyendo y conoce más sobre esta película, que está dando mucho de qué hablar en esta temporada.
14 enseñanzas que no esperábamos aprender en la película de Barbie

Última actualización: 29 septiembre, 2023

Aunque pueda creerse que solo es una historia sobre muñecas, en Barbie, la película, se exploran algunas temáticas sociales, como el empoderamiento de la mujer, la crítica hacia el patriarcado y la autosuperación. A continuación, profundizaremos un poco más en el tema, en relación con algunas enseñanzas de la película Barbie que no esperábamos aprender.

Barbie, la película

La película Barbie es la primera que se hace sobre la famosa muñeca con personajes interpretados por personas reales. En anteriores cintas hubo otras, pero todos eran de animación.

Este largometraje, estrenado en julio de 2023, se considera una comedia fantástica. Las empresas productoras son LuckyChap Entertainment, Heyday Films y Mattel Films, los mismos creadores de la Barbie. Y la dirección es de Greta Gerwig, coautora del guión, junto con Noah Baumbach.

Los roles principales de Barbie y Ken son encarnados por Margot Robbie (la Harley Quinn del escuadrón suicida) y Ryan Gosling, conocido entre otros éxitos por La La Land. El reparto incluye a artistas de la talla de Helen Mirren, Will Ferrell y la cantante Dua Lipa, quien además participa en la banda sonora.

En la actualidad, se exhibe en cines de todo el mundo. Se afirma que es un gran éxito de taquilla, recaudando más de mil millones de dólares, ya en su cuarta semana. Nada mal para una cinta que costó 145 millones.

¿De qué trata la película de Barbie?

El argumento de la película de Barbie puede resumirse diciendo que, el personaje principal, descubre un día que no es perfecta; tal es el conflicto del que parte la historia. Para resolver este problema, le aconsejan que vaya al mundo real, para buscar a la niña que juega con ella; lo que, en efecto, hace.

De este modo, como ocurre en tantas otras historias (del cine y de la literatura), el viaje se convierte en un motivo y a la vez una metáfora de la transformación del personaje, quien no es el mismo al final de dicha travesía.

Ahora bien, Barbie no viaja sola, ya que descubre que en la maleta de su vehículo se ha colado Ken. Aun en contra de su voluntad, acepta que la acompañe. Así, la pareja vive diversas aventuras (incluso son arrestados) y conocen una variedad de personajes, hasta llegar a Sasha, la niña a la que buscaba. Juntas regresan a Barbieland.

Sin embargo, Ken, quien se había separado de Barbie, ha regresado antes y ha causado una revolución, ya que antes las Barbies eran quienes ocupaban los puestos importantes. Entonces, se puede decir que Barbieland era una sociedad matriarcal, donde el varón ocupaba un papel secundario o subordinado.

De lo anterior se infiere que, más allá de sus bromas, bailes y canciones, la película Barbie constituye una crítica hacia ciertos aspectos de la sociedad actual. Aparte, del ya insinuado tema de la igualdad de géneros, se cuestiona la necesidad de ser perfecta; con respecto a la cual nos bombardea, en reiteradas oportunidades, la publicidad.

Por otra parte, desde el punto de vista del personaje principal, también hay una crisis existencial, cuando la idea que tenía de su mundo se tambalea. Pero, luego se reconcilia con su esencia, con lo que significa ser mujer, y se restablece el equilibrio, tanto en el interior de Barbie como en su entorno, que es Barbieland.



Enseñanzas de la película Barbie

Como toda historia, esta se puede leer en clave literal: una muñeca que abandona su mundo real, enfrenta un conflicto, etc. O se puede leer en clave de parábola, entendida como el género que, en forma de relato, esconde un aprendizaje. Veamos, entonces, cuáles son las enseñanzas de la película Barbie, que tal vez no esperábamos encontrar.

1. Las mujeres pueden ocupar cargos importantes

Tal vez parezca una verdad de Perogrullo. Y para muchos puede resultar bastante obvio dado que, día a día, encontramos mujeres ejerciendo roles importantes en la sociedad, que cada vez avanza hacia una mayor igualdad.

Sin embargo, también sabemos que hay sectores de la misma sociedad que se oponen, así como aún hay culturas y países en los que las mujeres no reciben las mismas oportunidades que los hombres, para estudiar o desempeñarse en diversos trabajos.

2. No tienes que ser perfecta

Al principio, Barbie entra en conflicto, porque tiene los pies planos y celulitis, esta última problemática que pueden sufrir muchas personas. Y si bien el personaje se siente menos por ello, luego descubre que dentro de sí hay muchas otras cosas valiosas, lo que le hace no solo sobreponerse a su situación personal, sino asumir un importante y necesario liderazgo para resolver la situación en su mundo.

Cierto es que, la publicidad constante, nos vende la idea de la perfección, y no solo a las mujeres. Tal vez tememos a las arrugas y a las canas, aun más, que a la muerte. Pero, tal como sucedió con Barbie, solo en medio de las circunstancias difíciles, es que descubrimos que lo esencial es invisible a los ojos, como diría “El Principito”.

3. Los conflictos pueden ser buenos

En el mismo orden de ideas, estas circunstancias difíciles que tuvieron que enfrentar los personajes, no solo se resolvieron, sino que les hicieron ver que su mundo no era perfecto; al contrario, era muy injusto.

Por ello, al final, la revolución de Ken terminó en un reordenamiento de la sociedad, donde se plantea que es preferible una mayor igualdad para ambos géneros. Esta constituye una de las principales enseñanzas de la película Barbie.

4. Al liberarte, liberas

En un discurso de Mandela, quien a su vez se inspiró en un poema de Marianne Williamson, decía que nuestro mayor miedo no es ser inadecuados, sino que tenemos una fuerza desmesurada. Al final dice una frase memorable: al liberarnos de nuestro propio miedo, nuestra presencia libera automáticamente a otros.

Así sucede con Barbie, quien enfrenta sus miedos, como hacen las personas fuertes, a nivel mental. Y al olvidarse de sus temores de no ser perfecta o de no encajar en su mundo, se convierte en una líder importante para los suyos, teniendo un impacto significativo.



5. El trabajo en equipo recompensa

Para empezar su revolución, Ken no estuvo solo. Para resolver el problema, Barbie tampoco lo estuvo. Contó con el apoyo de Sasha, la adolescente, y la madre de ésta, entre otros personajes.

6. Incluir es mejor que excluir

En el mismo orden de ideas, entre los personajes que ayudaron a Barbie se encontraban Weird Barbie, Allan y otros muñecos, a quienes nadie tomaba en cuenta. Fueron escuchadas también las necesidades de los Ken. Así que otra de las enseñanzas de la película Barbie, y que nunca debemos olvidar, es que incluir es mejor que excluir.

7. Saber escuchar

A pesar de que enfrentaba un difícil problema y estaba sumida en una gran depresión, y con el pensamiento de que ella siempre había sido perfecta, Barbie supo escuchar y valorar los consejos de Gloria, la madre de Sasha, gracias a esto encontró la fuerza dentro de sí.

Es otra de las enseñanzas de la película de Barbie, y algo que debemos recordar: sin importar lo mucho que creamos saber o el cargo importante que ocupemos, siempre podemos aprender algo nuevo.

8. Ser diferente no es un defecto

La Barbie Rara (o Weird Barbie), cuyas intervenciones generaban más bien hilaridad, al final es otro personaje cuyo aporte resulta clave en la resolución del conflicto. Esto nos recuerda que no debemos juzgar por las apariencias. Todo el mundo tiene algo valioso que aportar.

9. Salir de la zona de confort

Si había un sitio donde Barbie se encontraba cómoda, era sin duda Barbieland. No obstante, tuvo que salir de esta zona de confort y aventurarse hacia lo desconocido.

No había otra forma de encontrar la respuesta que necesitaba, ya que esta no iba a llegar a su paraíso. Y aceptó el desafío, asumiendo el riesgo necesario; aunque no todo fue color de rosa en el camino, y menos aún, al regreso.

10. Caer y levantarse

Lo sabemos cuando estamos bien. Pero, si algo malo pasa, nos abatimos y nos descomponemos, tal como le sucedió al personaje al encontrarse con el hecho de que Ken se había adueñado hasta de su casa. Sin embargo, se recompone y se da cuenta de que echarse a llorar no soluciona nada, como bien saben las personas de mentes fuertes.



11. Aceptar nuestros errores

Cuando Ken le mostraba sus mejores sentimientos, Barbie era poco receptiva o incluso poco amable. De hecho, al inicio se opuso a que la acompañara. Sin embargo, al final admite que no lo trató bien y que lo que sucedió fue un poco por su culpa. Esto nos enseña que, reconocer los errores, el perdón y la autoaceptación, son el camino hacia la mejora de la situación.

12. Somos humanos

Barbie es una muñeca, cierto; aunque en este caso encarnada por una persona real. Ahora bien, el punto es que su rol de mujer perfecta y talentosa era tan exigente, que comienza a sentirse agotada, tal como nos sucede a muchos. Estos son los primeros signos de que Barbie comienza a experimentar una crisis: despertar cansada, quemar su desayuno, entre otras.

No obstante, estas pequeñas imperfecciones en su accionar, le recuerdan de manera constante que, pese a todo lo que hayamos podido lograr, no somos perfectos. Somos humanos, podemos errar, pero también podemos mejorar.

13. Hay diferentes formas de ser mujer

En Barbie se exponen diferentes visiones de la feminidad, desde la que vive para cuidar su apariencia, hasta la que cuestiona todos los estándares de belleza que se atribuyen al patriarcado o al consumismo.

Estas diversas perspectivas no deben significar conflicto; pueden aportar cada una desde lo suyo, para una visión enriquecedora. Esto se observa al final de la película, cuando todas deciden apoyarse por una sola causa.

14. Los extremos pueden ser nocivos

En la última enseñanza de la película Barbie, al final, pone sobre el tapete un dilema que, desde hace cierto tiempo, viene enfrentando la sociedad, y que se ve, día a día, a través de las redes sociales: si bien un mundo dominado por el patriarcado conlleva errores, también lo sería caer en el extremo opuesto, donde predomine el matriarcado.

Una historia de muñecas para adultos

Además de temas como la desigualdad entre los géneros, más afín con un público adulto; debido a la presencia de lenguaje con doble sentido, cargado de cierta connotación sexual, la producción se ha catalogado como PG-13 para las audiencias de Estados Unidos.

Así que quienes esperaban ver una de esas películas románticas o una historia rosa, en todo el sentido de la palabra, tal vez se han llevado una decepción, para bien o para mal. A pesar de que, ese color predomina en el vestuario y el decorado, la intención va un poco más allá de ser un entretenimiento o una película sobre muñecas.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.