Erupción de baba en los bebés: ¿cómo manejarla?

El babeo en bebés es normal, pero puede acarrear ciertos problemas a nivel epidérmico, alrededor de la boca. Por fortuna, el tratamiento suele ser muy sencillo.
Erupción de baba en los bebés: ¿cómo manejarla?
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 14 Diciembre, 2020.

Última actualización: 14 Diciembre, 2020

La erupción de baba en los bebés —más conocida en el ámbito médico como dermatitis peribucal, dermatitis perioral o eccema perioral— es una irritación de la piel alrededor de la boca que se puede extender desde la nariz hasta el cuello del infante.

Los bebés babean mucho y, por desgracia, como veremos en líneas posteriores, esto puede provocar irritación en la epidermis oral del recién nacido. Si tu bebé presenta un área enrojecida alrededor de la boca y quieres poner solución a su cuadro clínico, continúa leyendo.

Causas del babeo en los bebés

Tal y como indican estudios científicos, la saliva es una secreción compleja producida en las glándulas salivales mayores en un 93 % y en las menores en un 7 %. Este líquido es estéril cuando sale de las glándulas, pero rápidamente entra en contacto con microorganismos, restos de células de la mucosa oral y trazas alimentarias.

En general, un ser humano produce de media entre 500 y 700 mililitros de saliva al día. Los infantes también la sintetizan y en sus primeras etapas de crecimiento babean y permiten que salga de la boca porque no saben deglutirla. Mientras nosotros tragamos cada cuatro minutos, ellos lo hacen unas cuatro veces por hora.

Aun así, la organización Healthy Children nos muestra que el babeo en bebés tiene diversas funciones fisiológicas claras, entre las que encontramos las siguientes:

  • Ayuda a ablandar y humedecer los alimentos.
  • Mantiene húmeda la boca del bebé.
  • Facilita la acción de tragar en los infantes.
  • Permite la limpieza y expulsión de residuos alimentarios de la boca.
  • Protege los dientes del bebé.

De todas formas, existen algunas señales de alarma que pueden denotar un problema de salud asociado. Cuando el bebé presenta fiebre, úlceras en la boca, dificultad respiratoria o piel azulada con babeo excesivo, es hora de acudir al médico de forma inmediata.

Lengua con aftas en bebé.
Si junto al babeo normal de un bebé hay aftas o alteraciones bucales evidentes, es mejor consultar con un profesional de la salud.

Erupción de baba en los bebés: ¿cómo tratarla?

Por importante que sea la saliva en las funciones fisiológicas del bebé, a veces un exceso de ella puede causar problemas. Tal y como indican estudios, los líquidos como el agua y la saliva son secantes para la piel. Esto hace que la epidermis sea más susceptible a agentes irritantes externos.

Esto se traduce en la aparición de lesiones eritematosas peribucales, las que pueden causar llanto y malestar. En general, los siguientes actos preventivos son eficientes para evitar el problema:

  • Secar al bebé y limpiar la zona oral cuando sea necesario. Esto se debe hacer por contacto y no por fricción, sino solo empeorará el dolor del niño.
  • Mantener una buena hidratación y estado nutricional en el bebé.
  • Evitar usar prendas y toallas hechas de lana, ya que suelen ser irritantes.
  • Eludir los cambios bruscos de temperatura en el lugar donde se viva.
  • Mantener las zonas aledañas libres de polvo.
  • No dar al niño alimentos ácidos —como naranjas— que, al entrar en contacto con las lesiones, fomenten el cuadro irritante.

Además, múltiples portales especializados en la salud de los bebés recomiendan cremas reparadoras e hidratantes únicas para los más pequeños. Estos ungüentos poseen propiedades regeneradoras y combaten la inflamación e irritación de la piel.

¿Hasta qué etapa del desarrollo del bebé es normal el babeo?

En primer lugar, es necesario destacar que la erupción de baba en bebés no está directamente relacionada con la salida de dientes. Esta puede aparecer en cualquier momento del desarrollo, pues es una respuesta directa a la salivación.

Por otro lado, es normal que los bebés babeen de forma abundante de los 12 a los 18 meses de edad. Tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados unidos, el babeo es esperable en niños recién nacidos y en aquellos que están empezando a caminar.

Por desgracia, si el evento de producción salival excesiva continúa a lo largo de los años o aparece en adultos estaremos ante un cuadro clínico denominado sialorrea o ptialismo. Algunas de sus causas son las siguientes:

  • Una enfermedad del tracto intestinal superior.
  • Estimulación parasimpática excesiva.
  • Efecto secundario de ciertos medicamentos o quimioterapia.
  • Enfermedades infecciosas, como la gonorrea.

Como hemos dicho en líneas previas, el babeo en bebés es normal, pero si este viene acompañado de otros signos alarmantes —imposibilidad para respirar, inflamación de la epiglotis o úlceras bucales— es hora de acudir al médico con urgencia.

Sialorrea en un adulto.
En los adultos es patológico el babeo y se denomina sialorrea.

Un problema tratable

Como habrás podido leer a lo largo de estas líneas, el babeo de los infantes es un evento normal que, además, tiene múltiples funciones biológicas. Como consecuencia directa de ello puede aparecer una erupción de baba alrededor de la boca, pero esta se trata fácilmente con ungüentos y cambios en algunos hábitos.

Te podría interesar...
Muerte súbita infantil
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Muerte súbita infantil

La muerte súbita infantil es una de las mayores preocupaciones de los padres cuando nace su bebé. Te explicamos todo lo que debes saber.