Espondiloartropatías: síntomas y diagnóstico

Las espondiloartropatías hacen referencia a problemas que tienen que ver con la artritis. Hoy descubriremos qué implica este diagnóstico, su sintomatología y la forma en la que se trata.
Espondiloartropatías: síntomas y diagnóstico
Alejandro Duarte

Revisado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 26 abril, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 08 mayo, 2019

Última actualización: 26 abril, 2021

A grandes rasgos, las espondiloartropatías hacen referencia a aquellas enfermedades que están relacionadas con la artritis inflamatoria. Sin embargo, se pueden identificar diferentes patologías que pertenecen al grupo de las espondiloartropatías.

Todas ellas tienen una sintomatología bastante común. Por ello, se pueden agrupar dentro de este concepto de espondiloartropatías que veremos a continuación de una forma mucho más extensa.

¿Qué son las espondiloartropatías?

las espondiloartropatías hacen referencia a aquellas enfermedades que están relacionadas con la artritis inflamatoria.
las espondiloartropatías hacen referencia a aquellas enfermedades que están relacionadas con la artritis inflamatoria.

Como bien expone el artículo Patogenia de las espondiloartropatías seronegativas, las espondiloartropatías constituyen un grupo de artritis inflamatoria. En el caso de que su diagnóstico sea seronegativo, esto quiere decir que no afecta a las articulaciones periféricas y axiales, enteritis y extraarticulares.

Sin embargo, ¿cuáles son las diferentes enfermedades que se incluyen dentro del grupo de las espondiloartropatías? Esto es algo que recoge el artículo Espondiloartropatías. Utilidad de los criterios de clasificación.

  • Espondilitis anquilosante (EA): enfermedad reumática crónica.
  • Artritis psoriásica (Apso): inflamación crónica de las articulaciones periféricas, columna y entesis, asociada a la presencia de la psoriasis.
  • Espondiloartritis juvenil: igual que la anterior, pero se da en pacientes jóvenes.
  • Artritis reactiva (Are): inflamación articular que surge debido a una infección.
  • Artritis enteropáticas: asociada a la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa inflamatoria.

Dentro del grupo de las espondiloartropatías se encontrarían, también, las indiferenciadas. Sin embargo, estas hacen referencia a un grupo de pacientes que presentan características que hacen sospechar de esta enfermedad pero los criterios de diagnóstico no permiten encajarlos en ninguno de los grupos anteriores.

Sintomatología

Ahora que ya sabemos las enfermedades que se encuadran dentro del grupo de las espondiloartropatías, vamos a ver cuál es la sintomatología que la caracteriza. A pesar de que, como hemos podido ver, existen diferentes enfermedades asociadas, todas ellas suelen manifestar los síntomas que, a continuación, veremos:

  • Dolor lumbar: suele ser la principal señal de alerta de que algo no está yendo bien.
  • Dolor e hinchazón: se presenta en brazos y piernas, no es un síntoma demasiado común.
  • Fusión espinal: es una consecuencia de la espondilitis anquilosante que cursa con dolor lumbar.
Paciente con dolor de espalda en la zona lumbar.
De manera común, las diferentes enfermedades asociadas a las espondiloartropatías manifiestan dolor lumbar.

Estos son algunos síntomas pero, como hemos visto anteriormente, también puede presentarse la psoriasis o la enfermedad de Crohn que puede estar asociada a las espondiloartropatías. Acudir al médico ante cualquier incomodidad o molestia es importante para que nos pueda realizar las pruebas oportunas y lograr un diagnóstico acertado.

Diagnóstico

En el momento en el que acudimos al médico debido a alguno de los síntomas expuesto, este nos realizará una serie de pruebas. La primera será revisar nuestro historial médico para, posteriormente, proceder a hacernos un examen físico. En el caso de que esto no sea suficiente, existen otras opciones:

  • Radiografía: ayudará a ver qué cambios se han producido en las articulaciones. Sin embargo, si son muy recientes, tal vez, no sean del todo perceptibles.
  • Resonancia magnética: permite detectar las señales tempranas de las espondiloartropatías que no aparecerán en la radiografía.

Normalmente, antes de realizar estas pruebas, el médico solicita un análisis de sangre. La razón está en que si en él se detecta el gen HLA-B27 es muy posible que todo indique que se trate de espondiloartropatías. No obstante, se necesitará hacer una radiografía o resonancia magnética para confirmarlo.

¿Cómo se tratan las espondiloartropatías?

Antiinflamatorios para el esguince de tobillo.
El uso de antiinflamatorios no responde a la necesidad de curar el ligamento, sino como adyuvantes para calmar el dolor.

Ahora que ya conocemos un poco más qué son las espondiloartropatías, seguro que estamos pensando en las diferentes formas que existen en la actualidad para tratarlas.

En el caso de que haya una fusión espinal, la opción evidente parece ser la cirugía. Sin embargo, en los demás casos, si la situación no es grave, se suelen optar por los siguientes métodos:

  • Ejercicios que promuevan la elongación y movilidad de las articulaciones.
  • Fármacos que ayuden a reducir el dolor y bajar la inflamación.
  • En los casos graves suele recurrirse a la cirugía de reemplazo total o parcial.

Un diagnóstico temprano de las espondiloartropatías permitirá aplicar una serie de medidas que eviten tener que someternos a una cirugía. Por ello, desde aquí deseamos concienciarte de la importancia de acudir siempre al médico en lugar de hacer suposiciones y recurrir a la automedicación.

Muchas veces, justificamos el dolor debido a una mala postura, y esto impide que recibamos un tratamiento precoz. Por ello, evita darle largas al malestar y consulta con tu médico. Un diagnóstico y tratamiento precoz te evitarán mayores inconvenientes.

El reumatólogo es el especialista de las enfermedades del aparato locomotor que mejor puede atenderte cuando el problema está relacionado con las espondiloartropatías.

Te podría interesar...
Artritis reumatoide, cómo controlar sus síntomas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Artritis reumatoide, cómo controlar sus síntomas

Artritis reumatoide, cómo controlar sus síntomas. La artritis es imposible de curar, pero podremos limitar el impacto de la enfermedad siguiendo al...



  • Ávila, D. G. F., Beltrán, A., Patiño, J. L., Sanmiguel, E. R., Karam, C. M., Moreno, P. S., ... & Oñate, R. V. (2009). Diagnóstico de artritis psoriática. Revista Colombiana de Reumatología, 16(4), 342-351.
  • García Carballo, M. Mª., Miraflores Carpio, J. L., & García Parejo, Y.. (2001). Artritis reactiva: A propósito de un caso. Medifam, 11(8), 92-94. Recuperado en 18 de abril de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1131-57682001000800011&lng=es&tlng=es.
  • González Cortiñas, Modesto, Faurés Vergara, Lourdes, Rodríguez Viera, Ricardo, & Gómez Arbesú, Jesús. (1997). HLA B27 y las espondilartropatías seronegativas. Revista Cubana de Medicina, 36(1), 24-28. Recuperado en 18 de abril de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75231997000100005&lng=es&tlng=es.
  • Kokuina, Elena, Chico, Araceli, Estévez, Miguel, Calzadilla, Flora, & Gutiérrez, Ángela. (2007). Espondilitis anquilosante primaria: patrones clínicos en pacientes cubanos. Revista Cubana de Medicina, 46(1) Recuperado en 18 de abril de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75232007000100006&lng=es&tlng=es.
  • Sampaio-Barros, PD, Carvalho, MAP, Azevedo, VF, Campos, WR, Carneiro, SCS, Giorgi, RDN, Gonçalves, CR, Hilário, MOE, Keiserman, MW, Leite, NH, Pereira, IA, Vieira, WP, Vilela, EG, Xavier, RM, & Ximenes, AC. (2004). Espondiloartropatias: outras artropatias. Revista Brasileira de Reumatologia, 44(6), 470-475. https://dx.doi.org/10.1590/S0482-50042004000600013